Una viciosa del sexo oral y del dogstyle: progenit

A lo largo de mi vida he visto a mi señora madre disfrutar del placer sexual en toda la extensión de la palabra, básicamente una máquina para hacer y recibir sexo y con un sex-appeal increíble, lo cual la hace deseable para prácticamente todo ser humano.
Aunque al principio en mi adolescencia por un poco tiempo la odie cuando comprobé su insaciable apetito sexual, después aprendí a vivir de esta manera y por el contrario de odiarla empecé a disfrutar lo que no tenía otra salida.
Ahora a sus 65 años puedo agradecerle a ella de haberme dado mis mejores experiencias sexuales, la he visto disfrutar y que la disfruten de 3 esposos, incluidos mi padre que fue el primero, así como más de 50 amantes desde alrededor de sus 30 años a la fecha.
Y estos amantes solo fueron los que yo fui testigo, seguramente entre los que no vi y los que fueron antes de mi existencia seguramente pasaran los 100 fácilmente.
Y entre estos amantes se incluyen una variedad envidia de cualquier página pornográfica, entre los que incluyen, amantes de ocasión, así como novios formales sin distingo de clases sociales, raza o tamaño, miembros familiares, vecinos, compadres, muy menores, con hasta 3 hombres al mismo tiempo y hasta una mascota… y claro no podría faltar yo.
Tal vez lo único que le faltó o al menos jamás lo vi o me enteré, fue con una mujer, pero le encantaba tanto la verga que no se me hace nada raro eso, y bueno le sigue encantando el arte de coger hasta la fecha.
Pero no dudo que lo haya hecho con mujeres, porque a veces se quedaba con amigas en sus casas y no dudo que hubiera orgías increíbles de todos contra todos, bueno, creo, imagino, porque muchas de sus amigas, la mayor parte más jóvenes que ella, son o eran bien putotas.
Pero si duda de las cosas que mi mami podría hacer hasta con los ojos cerrados y día y noche sin parar era chupar penes, le daba igual si se venían en su boca o en su cara, comerse el esperma o no, la cosa era mamar hasta morir y la otra cosa era, o es, que la fornicaran por detrás, independientemente si era por la vagina o el ano, no importaba si era hincada o parada, o recargada en cualquier parte o lugar, tampoco si terminaban dentro de su panocha o culo o en sus hermosas y enormes nalgas, la cosa era recibir por detrás como sea y donde sea.
E insisto no era para menos que le encantara hacerlo por detrás, pues sus nalgas y sus caderas eran más que espectaculares, golosas, sabrosas… groseras en pocas palabras, a mi cuando era adolescente y joven, odiaba ir con ella en la calle, porque siempre le llovían piropos, desde mamacita hasta te lo mamo todo, en fin, era bastante incomodo caminar con ella.
Hasta a ella le fascinaban sus nalgas, se pasaba sóbeselas y sóbeselas, hasta samba camina de tan tremendo par, incluso las pantys normales casi siempre las trae de tangas pues ese culote se las vive tragando básicamente, es decir casi siempre se la pasa ella sáquese y sáquese el perro.
Y en las playas o albercas cuando se pone tanga, pues parece que solo trae un hilo de cinturón porque el resto desaparece por completo.
De igual forma mamar y coger como perra lo hacía vestida o desvestida, trabajando, cocinando, lavando, comiendo, descansando, lugares públicos o privados, camas, autos o el suelo, la cosas era tener un miembro en su boca y otro entrándole por detrás y bueno muchas veces hacía esto al mismo tiempo.
Lo que más la cache teniendo fue coger de perrito, más que mamando, tanto en su propio cuarto como en cualquier parte de la casa, de repente en el pasillo o en la lavandería era casi normal verla como la tenía empinada contra el fregadero con la ropa y sus pantys a medio muslo, novios, lavacoches, amigos míos o de mis hermanos o de ella, compadres, vendedores, etc etc etc, siempre dándole duro por detrás.
2 veces la vi coger con 2 hombres al mismo tiempo y una con 3 hace no mucho tiempo, serán 6 o 7 años, en un rancho que le heredó mi padre hace muchísimos años.
Para no hacerla muy larga, ese día básicamente después de una fiesta de amigos en que ella se coló con uno de sus novios, después que vio que se fue su pareja a dormir bien p**o y creyó que yo igual, ella se quedó pisteando con un amigo y 2 colados amigos de él.
Pues simplemente se la llevaron atrás de la finca y los 3 se la cogieron mientras ella estaba recargada contra una noria abandonada, se la estuvieron rolando con una hora, nada más se oían murmurar “ya wey sigo yo” y así, fue además de excitante, muy cómico.
Cuando estaban acabando también fue muy cómico, porque el primer wey que estaba por venirse el que seguía le dice “he pendejo échaselos afuera porque sigo yo” y bueno todos acabaron al parecer en las nalgas y espalda.
Y en la mañana fue muy chistoso igual, ya que mi ama andaba haciendo el desayuno toda cruda y traía solo una faldita encima con el top del bikini y se le veía en la espalda baja restos de los mecos duros, ni el novio de ella se dio cuenta.
Y bueno chupando igual lo hacía en cualquier parte, a veces les pagaba a chavitos lavacoches con unas mamadas y de repente los morros venían seguido para ver si lo volvía a hacer o se la podían coger, pero no siempre lo conseguían o generalmente a los chavos solo eran mamadas y luego los mandaba a la chingada.
Pero una ocasión me llamó mucho la atención que un chavito de aspecto indígena que le estaba ayudando a recoger un escombro que estaba en la banqueta se lo llevó a la lavandería y se la comenzó a mamar como pocas veces la vi, si bien desde la pequeña ventana del baño de mi cuarto alcanzaba a ver que el muchachito se le notaba un pene grandecito para su edad que aparentaba, pues para ella todavía parecía más un manjar.
Tal vez andaba más caliente que de costumbre pero la verga del morro la devoraba como si se la fuera a acabar, chupadotas tremendas, lengüeteadas hasta de huevos le dio y al final se ve que el batillo se viene en su boca.
Entonces se levanta y se voltea hacia el fregadero o talladero de ropa y se agacha y escupe los mecos ahí y entonces así como estaba se bajó el short y calzones y le voltea hacia atrás y se ve que le dice al chavo mientras se abre las nalgas con una mano “cógeme” y el wey no lo pensó y se le fue encima y se la estuvo chingado mientras ella se enjuagaba la boca con agua al mismo tiempo.
El chavo no creía que se estaba cogiendo semejantes nalgas, porque todo el tiempo que le estaba dando no quito la mirada de las nalgas, como hipnotizado estaba. Total estuvieron con una hora entre las mamadas y la cogida y lo raro que el chavo ese no lo volví a ver más ni por el rumbo.
Coger era siempre seguro con batos de 30 pa arriba, nunca tuvo novios muy chavos, lo más joven que anduvo formalmente fue con uno 15 años menos que ella, hace como 15 años.
Como a los 45 recuerdo que la espíe cogiendo con un señor de más o menos la edad que tiene ella ahora, o tal vez entre 65 o 70, por cierto jefe de su en ese entonces esposo.
La experiencia más bizarra fue con el blacky, nuestro perro, varias veces cache en el pasillo del patio a nuestra mascota queriéndosela coger mientras barría.
Pero jamás imaginé que algo tuviera con él, hasta que un día fue muy evidente, al asomarme por la ventana mientras barría, el Blacky estaba en chinga trépesele y trépesele y haciendo como que se la chingaba, le metía el hocico entre las piernas por detrás o por delante y ella no oponía mucha resistencia.
De repente se hizo más arrinconada hacia la lavandería y volteo hacia la puerta de la cocina como para ver si nadie veía y entonces se dejó que el perro le lamiera el burro, estaba bien desesperado el can, luego se iba por detrás y se le quería trepar y luego le comenzó a lamer el ojete, claro todo esto fue con ropa puesta.
Y al final mi madre se hincó en el suelo y dejó que el Blacky se diera más gusto, pero como quiera seguía desesperado pues ella jamás se bajó el short, solo fue por encimita y ahí acabó todo.
Después recordé que todas las mascotas que hemos tenido siempre entran a la casa y acompañan a mi mamá al baño, entonces esperé el momento para espiarla en un acto sexual completamente zoofórico.
Un día ella se encerró en el cuarto y entró con ella el Blacky, entonces fui a espiar por la ventana de su cuarto y entonces vi que entró al baño y el perro la siguió, orinó y después se encueró para bañarse y terminó, pero no pasó nada, el perro solo estuvo acostado en el suelo esperando afuera de la ducha.
Salió al cuarto en toalla, prendió la tele y se acostó en la cama y casi enseguida el Blacky se trepó en la cama, ella lo estuvo acariciando como a cualquier perro y después de unos 15 minutos ella se levantó un poco la toalla hasta la altura de su vagina desnuda y comenzó a acariciarse.
De repente simplemente se quitó totalmente la toalla y con una mano se acariciaba ella y con la otra le sobaba el lomo al Blacky y el no dejaba de mirar lo que hacía, enseguida se levantó el perro y se fue enseguida a meter su hocico entre sus pierna.
Nuestra mascota le estaba lame y lame su panocha con su enorme lengua, de repente abría más sus piernas y levantaba su pelvis para que le lamiera el culo y al final terminó volteándose ella boca abajo para que le pasara su lengua más fácil por el ojete.
Después ella se puso totalmente dog style y el perro no paraba de lamerla y ella quería que el Blacky se le trepara pero él nunca quiso hacerlo y al final no logré ver el acto sexual.
Hasta la fecha no se si alguna vez habrá consumado el acto zoofilico con el Blacky o cualquier otro perro.
En fin, así dure más de 30 años disfrutando de doña Rosy y ver como la disfrutaban, litros de esperma pasando sobre ella y dentro de ella y repito que hasta la fecha los penes no parado de entrar en sus orificios.
Y aunque duré algún tiempo disfrutando en lo personal de su cuerpo mientras dormía profundamente y borracha, ahora disfruto por los defectos de la edad y el alcohol que ahora le afectan seriamente.
A sus 65 años el cuerpo sobre todo por dentro ya hizo estragos, porque por fuera sigue estando deliciosa y jugosa.
Aprovechando que su memoria y su vista ya están muy malas y ayudado inmensamente por el alcohol, tomando con ella descubrí que después de 6 cervezas no sabe casi ni como se llama y logré con solo irme a poner una máscara de luchador pensar que era otra persona por completo y tener sexo con ella por su propia voluntad.
Así que tengo prácticamente 4 años follando con ella, porque duré con un año sólo agasajándomela y posteriormente haciéndome sexo oral mientras descubría que realmente no tenía ni idea quien era con la máscara y también el miedo de hacerlo con ella conscientemente, bueno es un decir conscientemente, pero al menos despierta.
Con la máscara me contó todos sus bajos deseos, aunque prácticamente conocía la mayoría de su sexualidad, me hablaba sucio, incluso durante el primer año de prueba que tuve me pedía que me la cogiera, pero era tanto la excitación pero también el miedo que no podía hacerlo.
Claro, de igual manera terminaba cogiéndomela varias veces cuando terminaba dormida de tan borracha que estaba.
El primer paso fue dejármela que me la mamara, pues me decía que era uno de sus mayores gustos, fue increíble, pues aunque muchas veces dormida le metía la verga en la boca, la increíble sensación cuando tu madre te la succiona es de otro mundo y de paso ser una experta en hacerlo bueno es indescriptible.
Y cuando finalmente perdí el miedo fue un día que hicimos una carnita asada con unos amigos y amigas y mi novia estaba fuera de la ciudad, así que tenía varios días sin tener sexo normal y al ver a las amigas muy buenas y a mi madre en un solo lugar me tenía al borde de explotar.
Y cuando la última amiga que estaba en la reunión no aceptó mi propuesta de irnos a coger, pues me quede muy frustrado y cuando todos se fueron y sabiendo que mi madre ya estaba hasta las chanclas y aunque ya se había ido a su cuarto un poco antes de que se fuera mi último amigo.
Mi esperanza de descargar mi riata iba a hacer mientras estuviera dormida, me fui a asomar a su cuarto y no estaba en la cama y estaba prendido el foco del baño, al principio me dio coraje y pensé, bueno al menos a ver si logró unas mamadas y esperar que quede dormida un poco más tarde.
Así que fui a mi cuarto por mi máscara y entré súbitamente al baño y estaba en una blusita y calzones como limpiándose la cara con un algodón y digo como limpiándose porque se tambaleaba de un lado al otro mientras hacía eso frente al espejo, prácticamente no tenía idea lo que hacía.
Y le digo que tenía ganas de orinar y me voltea a ver y según ella me empieza como analizar con la mirada y me dice “espera cabroncito, yo voy primero” y se va a la taza del baño se baja las pantys y se sienta a miar.
Entonces al darme cuenta que no sabía quién era, me saque la verga y le dije que me la chupara mientras esperaba y solo me dijo “no me vayas a miar wey” y comenzó a darme unas chupadotas mientras hacía sus necesidades.
Terminó de miar y siguió mamándomela como un minuto y de repente para y me dice “deja me limpio pinche Santo”, aunque no traía una máscara del Santo, entonces como que me empuja un poco y se empina justamente apuntando hacia mí su traserote y comienza a limpiarse.
Entonces al ver cómo se limpiaba su hermoso burrote ya no aguanté y le digo que yo le ayudaba a limpiarla con mi verga y solo quitó su mano y comencé a restregársela por fuera y finalmente comencé a meterle lentamente la cabecita hasta que se metió casi por instinto toda y la pesque de las caderas y no paré de cogérmela hasta que acabé dentro de ella.
Le llene tanto la panocha de mecos que sentí la presión que hacían con mi verga y simplemente se la saque y salía como cascada mi lechita de su vagina… la mejor experiencia de toda mi vida y eso que ya había vivido muchas increíbles con ella, pero esta fue la graduación sexual.
Y de ahí hasta hoy me la sigo chingando por su “voluntad” al menos de 3 a 4 veces por mes y todas las veces se le hecho por detrás, jamás he podido de frente, además a ella le fascina y a mí no se diga, tener ese gran fundillote delicioso es la gloria y cuando me la chupa no la dejo que me mire.
Lo que quiero lograr en próximas cogidas es meter al Blacky en un trío a ver si logró que se la coja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.