izmir escort bursa escort izmir bayan escort istanbul escort antalya escort izmir escort bayan izmir escort bursa escort bursa escort kızlar istanbul escort bayan gaziantep escort istanbul escort istanbul escort kızlar

Una historia que me gusta

Anoche luego de haber ido a un bar cerca de nuestra casa, volvimos con mi novia al rededor de las cuatro de la mañana. Es verdad, estábamos con algunas copas de más encima.
Llegamos, ella se fue al baño para ponerse su pijama y yo por mi parte, procedí a cambiarme en la habitación. Buscando el short para dormir, no tuve mejor que idea que ponerme una sunga, apostado a una noche exitosa.
Ella vuelve del baño, nos acostamos finalmente y prendemos un rato la televisión. La abrazo por un costado con mi brazo izquierdo y con mi mano derecha comienzo a acariciarle la zona de la ingle por encima de su ropa. Ella no opone rechazo.
Buscamos alguna película erótica para mirar pero como sabrán cada vez es más difícil poder encontrar una.
Entonces, le meto mi mano derecha por debajo de su pijama y comienzo a acariciar su clítoris. Siento que de apoco se van humedeciendo mis dedos y se los meto en su conchita, ella gime.
Con su mano derecha no tiene mejor idea que llevarla hacía abajo y agarrarme fuerte y con decisión mi bulto, por encima de la ropa y me dice:
Ella: ¡Apa! Qué lindo se esta poniendo por acá.
Nos besamos con mucha pasión, mientras que nuestras lenguas se iban enredando entre sí al punto de no poder distinguir cuál lengua era de quién y mientras tantos nuestras manos iban jugando de manera intercambiada con nuestros sexos. Mi Novia, Angie es de un metro sesenta aproximadamente, morocha , tiene una cola redonda y tupida como una manzanita bien madura, ojos oscuros , una boca que realmente sabe lo que hace y un sexo actualmente ardiente. Al sacarme el short se da cuenta de la sunga azul que llevo puesta, adelante ajustaba y marcaba mi pene erecto, hinchado y venoso y la parte de atrás se perdía entre mis nalgas para luego cubrir adelante mis genitales. Noto que esto le gustó y posteriormente, me lo hizo saber diciendo que le encantaba como me quedaba, luego procedo a sacarle su pijama y también su cola less que era blanca con una estrella diminuta adelante y atrás, por supuesto se metía a fondo en la manzana que por cola lleva.
Ahora si, nos masturbamos mutuamente con mucha pasión . Ella con su mano izquierda sujeta mi pene y con su mano derecha acaricia mis testículos y cada tanto rodea mi ano acariciandolo por fuera. Esto último me hace excitar por sobre manera entonces le pido que me meta el dedo en el ano..
Ella se niega.
Rotundamente.
Le pido por favor que lo haga, que me gusta (además lo estaba provocando)
Se vuelve a negar.
Le vuelvo a insistir, en vano.
Entonces, sin darle tiempo a nada la sujeto fuertemente de sus dos piernas y la pongo de frente hacía mi, se las abro hacía sus dos costados y le colo tres dedos en su conchita jugosa. Ella no lo esperaba y gime. Le digo:
Yo: Ahora por negarte a hacerme eso te voy a coger como yo quiera y no vas a poder hacer nada.
Agarro mi pene con la mano derecha y se lo meto en su vagina , sin titubear.
Empiezo a penetrarla con mucha fuerza y sin respiro. Grita y gime como una perra en celo y me pide por favor que afloje un poco.
Ahora yo me niego.
Sigo.
La penetro intensamente y procedo a lamerle las tetas, los pezones estaban muy erectos y firmes. Le paso la lengua a un lado y al otro y luego me meto en la boca lo más que puedo de sus tetas.
La sigo cogiendo, como desde el principio. Ella me pide que pare.
Me niego, nuevamente.
Te la quiero chupar,me dice. No le hago caso.
Sigo penetrandola fuertemente hasta que por fin llega el momento de acabar … y sin dudarlo un segundo sigo cogiendola con la misma intensidad y sale toda la leche del interior de mi pene, que seguía introducido en ella. Noto como era mucha la cantidad que tenía acumulada y como se iba depositando gota a gota dentro de ella y le digo :
Yo: Esto te pasa por no hacerme lo que te pedí, puta.
Sigo cogiendola mientras ella me pide que pare, pero gime despavoridamente.
Luego de un largo rato, le acabo un poco más adentro y procedo a sacarle el pene de adentro.
Le miro la conchita , que estaba roja viva de tanto penetrarla y de repente veo como se va asomando hacía fuera toda la leche que yo le había depositado. Comienza a fluir un caudal de líquido blanco espeso de manera continua y se va desparramando hacía su ano y sus piernas.
Entonces, le digo:
Yo: Vos me lo negaste, pero yo a vos no miamor.
En su ano cubierto de leche caliente le meto un dedo sin siquiera prepararlo
Grita.
Se lo saco, me lo chupo con mi lengua.
Chupame la concha me dice.
No, digo.
Por favor , insiste.
Le digo que ya habíamos terminado y que era momento de dormir.
La beso con lengua y mucho fervor para dejarla aún más caliente, me doy media vuelta y le digo:
Hasta mañana, hermosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.