izmir escort bursa escort izmir bayan escort istanbul escort antalya escort izmir escort bayan izmir escort bursa escort bursa escort kızlar istanbul escort bayan gaziantep escort istanbul escort istanbul escort kızlar

Un concierto de metal.

Esta historia es real y quise compartirla aquí, ya que no puedo hacerlo con mis amigos/amigas, por simple miedo.

Cada vez que leo un relato de sexo, siento que las personas ponen tanto énfasis en querer excitar, que olvidan que a veces lo más
calentón son las cosas cotidianas.
Me gustaría empezar describiéndome como un bombón sensual, delgada, rubia y etc. Pero la verdad estaría mintiendo.
Soy una mujer robusta. Tengo algo de senos y mucho trasero. Y no es exactamente un trasero hermoso como el de las kardashians.
Es el culo promedio de una persona que no se ejercita a diario.
Soy blanca, alta y tengo el pelo oscuro.

El día de el concierto tenía dos entradas y una amiga acababa de cancelarme pues le cambiaron el turno en el trabajo, así que casi de improviso tuve que llamar a otra amiga para que me acompañara. Fue tanto el retraso de aquella amiga que llegamos al recinto cuando ya todos habían entrado, por lo tanto quedamos muy lejos del escenario. Todo estaba bien, hasta que salió la banda Alemana al escenario. Las personas en un acto eufórico comenzaron a apretarse y a saltar. De modo que mi amiga quedó adelante mío. Se apagaron las luces y todo se volvió oscuro, el escenario era todo lo que estaba iluminado y apenas si se podía ver quien era quien.
Estábamos coreando las canciones a todo pulmón cuando sentí que la persona que estaba atrás mío comenzó a apretarse mucho a mi. Yo pensé que era por el reducido espacio en el que nos encontrábamos y de forma comprensiva traté de hacerme un poco más adelante.
En cada movimiento la persona que estaba atrás de mí, comenzaba a apegarse más y más… Hasta que en un momento comencé a sentir su respiración en mi oído.
Me sentí inquieta pues yo no soy esa clase de persona.. Me era imposible echarme más hacia adelante pues estaba mi amiga. Así que simplemente me aguanté.
Cuando ya estábamos en la mitad del show comencé a sentir una mano sobre mi vientre. Automáticamente dejé de cantar y me puse pálida. Me hubiese gustado quitar la mano, pero estaba tan shockeada, que simplemente no hice nada.
Y supongo que como no hice nada, la persona que estaba atrás de mí pensó que le estaba dando permiso para que siguiera.
Y así lo hizo.
Ese día andaba con una falda y una camisa. (Nada sexi)
El desconocido puso sus manos al rededor de mi cintura de modo que quedamos abrazados. Acto seguido levantó mi camisa y puso su mano en mi barriga. Se sentía cálida…
De pronto ya no le bastó y con sus manos subió hacia mis senos. Comenzó a acariciarlos lentamente.
Yo debería haber gritado, pero la verdad en ese momento comenzó a excitarme la situación..y simplemente no hice nada..
Llegó un momento en el que yo comencé a cantar para que nadie se diera cuenta de lo que pasaba, y si alguien nos descubría yo simplemente negaría todo.
Algo duro se posó sobre mi trasero. Sabía que era su pene erecto, no podía resistirlo más, pero no podía moverme, así que casi como un reflejo, incliné mi trasero hacía aquella cosa dura y comencé a hacer un movimiento mecánico de arriba hacia abajo.
El, casi de inmediato, sacó su mano de mis senos y bajó hasta mi braga. No llevaba una braga sensual, era algo grande (Estilo Bridget Jones, jaja) y metió su mano por debajo.
Llegó hasta mi vulva y comenzó a meter sus dedos adentro.
Diablos, me sentía tan húmeda… Tenía ganas de tirarme en el suelo y dejar que ese extraño me cogiera ahí enfrente de todos.
Pero no podía dejar que eso pasara.
Así que bajé mi brazo como pude y al instante el la guió hasta su pene. No podía masturbarlo pues el espacio lo impedía, así que sólo pude tocarle la cabeza un poco. Su mano subió un poco mi falda y bajó la parte de atrás de mi ropa interior.
y Ahí en medio de un concierto lleno de gente, simplemente me cogió. No podía sentirlo todo adentro, pero la situación me tenía tan mojada que lo disfruté mucho. No fue un movimiento rápido, si no calmado y mecánico. Yo hubiese querido gemir pero me resigné a guardar silencio con cara de placer.Ya estaba por terminar el concierto cuando sacó su pene. Me sentí un poco triste pues no podría terminar lo que empecé. De pronto sentí un líquido tibio que recorría entre mi espalda baja hasta mis glúteos.
y supe que al menos el había terminado. Se prendieron las luces y el subió mi braga y bajó mi falda.
No quería darme vuelta pues temía mucho saber quien era. Cuando las personas comenzaron a abandonar el recinto tomé la mano de mi amiga y la llevé al baño sin voltear a verlo, (si es que aún estaba ahí)
Ya se me había quitado la calentura y entré sólo a ver si estaba manchada con semen.
Me limpié y salí del baño.
Ese recuerdo me ha acompañado en eternas masturbaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.