Sueños demasiados reales

Sueños demasiados reales…

Entras sin buscar nada, encuentras o te encuentra, y día a día más y mejor, va sucediendo sin darnos cuenta, el deseo y las ganas aumentan, te encanta y le encanta…. hasta evden eve nakliyat istanbul que te sientas, piensas y tomas decisiones. Todo tiene un comienzo y un final, teníamos que cortarlo algún día, fue real e intenso!

Tantos días juntos y sin ti, escribiéndonos y leyéndonos, conversaciones subidas de tono, oyendo secretos o hablando de la vida, sus fotos y las mías, sus comentarios más sinceros y releer nuestros relatos no ayudaba demasiado antes de dormir… aún estaba despierta en la cama…

Esa noche salgo del baño con mi camisón corto y bien acoplado a mi cuerpo y mi tanga negro, me siento en el borde de la cama y busco ese relato tan nuestro, con tantos nombres reales y sitios que nos han marcado, que me tumbo con la sensación de sentirme mojada pero cierro los ojos y dejo que mi subconsciente haga el resto… en medio de la noche.

ZZZZzzzzz….

Un cosquilleo en la espalda me indicó que estabas junto a mí, susurrándome con esa voz: “Bonita”, tu olor y esa forma de agarrarme el culo, eras TU, y más que el abrazo te delato. Mi sonrisa lo dice todo!

Al darme la vuelta, me topé con tu mirada, esos ojos me derriten. Avancé despacio y nuestras manos se entrelazaron rompiendo el espacio que nos separaba. No hubo palabras, nuestros cuerpos expresaron lo que sentíamos por dentro, ese fuego que desprendían al juntarse, Uuumm…

Mi boca se abrió a la tuya, nuestras lenguas exploraron cada rincón, jugueteando con mis labios a su antojo. Los mordía y luego los rozaba con suavidad como queriendo ser perdonado por esa caricia que lejos de dañarme, me producía placer, no pares gritaba mi interior!

Con sus besos fue haciendo camino a lo largo de mi cuello, mientras sus manos me despojaban de las barreras que cubrían mi piel. Lamió mis senos con una infinita ternura para atraparlos luego entre su boca mordiéndolos con deseo… y yo no quería clemencia, quería más. ¡Dios me encanta y son su debilidad!

Fui deshaciéndome de sus ropa. Poco a poco sin prisas, primero fue su chaqueta, que cayó por algún lugar de la habitación. Siguió su camisa, la que desabotoné torpemente hasta encontrarme con su pecho que besé una y otra vez, dejando con mis dientes las huellas de mi pasión. Mis manos se encargaron del resto y poder palpar el “Hinchazón”, excitación máxima ante tal maravilla.

Sentí sus manos deslizarse por mi vientre, descender y abrirme, el calor en mis piernas me ardía, subía y bajaba sin pausa, pero Joeee… como estaba en ese momento, hasta detenerse en la humedad que se abría paso entre mis muslos, para luego explorarme con una devastadora intimidad, logrando que mi cuerpo respondiera ante tales lametones y esos dedos, Uuuf…, mis piernas se retorcían de placer, mi mano clavada en su cabeza le apretaba y despeinaba. Le deleitaba con mis sonidos internos y mis pequeños gemidos de placer. Sigueeeee no pares jadee, sintiendo todo más intensamente, un latigazo de placer, seguido de un profundo gemido lo empapo.

Acto seguido después de saborearme, su cuerpo cubrió el mío, y me beso compartiendo el sabor de mi esencia, al mismo tiempo su polla me rozaba y jugaba al que entra y no entra, me volvía loca esa situación y el deseo de que entrase, pero no quería que terminará ese juego. Sentirla toda dentro que ganas de ti.

Los dos teníamos ese mismo anhelo por estar dentro del otro, por satisfacer esa necesidad casi a****l que teníamos a flor de piel. Abrí los ojos y vi la pasión que reflejaba su rostro. Sabía que era la causante de ese estado de locura y eso me hizo feliz, me encantas!

Su cuerpo cubrió el mío y juntos continuamos en la loca carrera hacia la cúspide. Parecía un sueño estar así, sintiendo su peso, su excitación, su aliento mezclándose con el mío. Quise gritar su nombre, pero me di cuenta de que no había un nombre que pronunciar, entonces desperté… acalorada y con ganas de él!

Me gire buscándolo, estaba sola en mi cama y pude leer lo último de nuestra conversación: “Me dices adiós en ese último abrazo de los nuestros que duele, pero también alivia y reconforta… a pesar de todo, soñando que algún día, tu y yo seamos sólo amigos. Gracias por todo de corazón. Nos perdonamos los dos.”

Antes de continuar, déjame ponerte al tanto de la situación: Este corazón ya no admite amores a la ligera, corazón ocupado por mi marido pero un cachito me lo robaste sin querer! Quizá no era amor, tal vez era esa pequeña necesidad de sentir algo diferente. Algo que marcara mi vida por un momento… y este sueño marco la diferencia!

ღ Sin fantasías que aburrida sería la vida ღ

✿ Morena83 ✿

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.