Strapon en el tren

Se hace de noche en un tren de largo recorrido, sentado en un compartimento de un vagón miro por la ventana, mientras en los asientos frente a mi dos adolescentes de unos 18 años hablan entre sí, vestidas con pantalones de montaña con muchos bolsillos, ajustados, con camisas a cuadros recogidas en forma de nudo a la altura de la cintura dejando ver sus ombligos. De repente una de ellas, esbelta y rubia, sube un pie y lo apoya en mi asiento entre mis dos piernas, giro la mirada, ella no me mira, sigue hablando con su amiga, yo no me muevo, su zapatilla de trekking está entre mis dos piernas.
Su amiga, morena y delgadita, se levanta, sale del compartimento, cierra la puerta y desaparece por el pasillo de vagón. De repente me fijo que la otra chica, la que ha dejado su pie entre mis piernas, me mira, yo aparto la mirada, miro hacia afuera. Noto como ella mueve su pie, primero de lado golpeado mis muslos, yo sigo mirando por la ventana. Noto como mueve más fuerte el pie, golpea más fuerte mis muslos, tengo que girar la mirada. La miro, ella está sonriendo, abre la boca y saca toda su lengua para mí, mueve la punta de arriba abajo, es preciosa, rubia con dos coletas a los lados que le dan un aire más juvenil, su lengua me provoca. Bajo la mirada, miro su cintura al aire, su precioso ombligo, levanto la mirada, ella se relame, mueve su pie lo aplasta contra mi paquete, lanzo un gemido, no me muevo del asiento. Vuelve a mover su pie, ahora la punta de su zapato intenta meterse debajo de mí, noto su zapato debajo de mis huevos, lanzo otro gemido.
De repente aparta su pie, lanzo un suspiro, ella ríe. Se levanta, se da la vuelta comienza a buscar algo en su equipaje dejado encima de ella. Miro su silueta, veo como los pantalones de montaña le están muy ajustados, le marcan su perfecto culo, casi se mente en su raja, esta espectacular. Veo su cintura al aire, la línea de su espalda…..De repente ella se gira y se sienta, en sus manos lleva una polla de plástico con un arnés colgando.
Ella me mira, me sonríe, se acerca la polla de plástico a su boca, besa la punta. Sus labios cubren la punta del objeto, ella me mira, abre sus piernas, con una mano se desabrocha los botones de la entrepierna de sus pantalones camperos. Miro como su boca comienza a cubrir el glande plástico, mi polla comienza a crecer.
La chica comienza a ensalivar el objeto, sus labios cubren el extremo de la polla de plástico, los retira, puedo ver la polla brillar por su saliva. La joven baja el dildo, se lo acerca a su pantalón abierto solo en la entrepierna, veo como la polla comienza a desaparecer entre sus pantalones, la joven se penetra, ella me mira, comienza a pestañear rápidamente mientras se folla, ¡me parece tan bonita!……
Comienza mover su cintura para acompañar su penetración, con la otra mano se agarra a su asiento, me sigue mirando, sigue pestañeando rápidamente como una cría, yo no me muevo, mi polla ya está dura dentro de mis pantalones
Se saca el dildo de su coño, sale de entre sus pantalones, un hilillo de fluidos cuelga entre su polla de plástico y su entrepierna, puedo oler su coño, de repente se abalanza hacia mí, yo me echo hacia atrás asustado, ella apoya una mano en una de mis piernas, con la otra mano acerca su dildo hacia mí, acerca la punta del dildo a mi boca, yo la rechazo, no digo nada, giro la cabeza, ella levanta la mano de mi muslo y me agarra mi cara por la mandíbula, me gira la cara, me aprieta los labios con la mano. Veo a la joven mirándome seria, me vuelve acerca su juguete a mi boca, aprieta más su mano, yo abro la boca.
La polla de plástico comienza a entrar en mi boca, la joven me la mete, veo como ella me mira, sonríe, me enseña sus dientes con gesto de rabia, comienza a sacar y meter su dildo, inclina su cabeza, me mira, sus labios plegados me hacen morritos, es preciosa, sigo mamando.
De repente saca la polla de mi boca, deja el dildo en el asiento a mi lado, la joven comienza a desabrocharme mis pantalones, me resisto, ella aparta violentamente mis manos, sigue desbrochando mis pantalones, los agarra por la cintura, comienza a bajármelos a la fuerza, yo todavía sentado me resisto, ella me abofetea, la miro con cara de asustado, me hace un gesto de amenaza con un dedo, me quedo quieto, mis pantalones se van bajado hasta la rodilla, no me resisto más. La joven mira mis boxers todavía en su sitio, mi polla dura debajo, ella ríe, los agarra y estira, mi bóxer comienza a bajar, mi polla sale al aire, se agita dura delante de la cara de la joven rubia, ella la mira, se muerde sus labios inferiores. Coge el dildo otra vez, lo acerca a mi polla, juega con ella, roza mi polla, va bajándola y lo roza contra mis huevos, baja más, busca mi ojete, me estremezco, ella ríe.
La joven comienza a penetrarme, yo me agarro con una mano al asiento, con la otra agarro al marco de la ventana, miro hacia afuera, no quiero ver cómo me folla. Noto el dildo entrar en mí, cierro los ojos, me encorvo, me coloco para que pueda entrar más fácil el dildo, mi mano en la ventana se mueve y se acerca a mis labios, lanzo un suspiro.
Noto como la joven me folla con su polla de plástico, mi respiración se agita mientras miro hacia afuera, noto como la rubia me mete más profundamente sus polla
-¡aggg hija de puta!-grito
Ella me abofetea
-¡ssssss! ¡calla cabrón!-me susurra mientras me saca la polla de mi culo, lanzo un gemido de gusto
La chica se pone en pie, comienza a atarse a su cintura el dildo, por encima de sus pantalones de montaña, yo la miro desde abajo, es una amazona…
La joven me hace un gesto, me indica que me levante y me ponga a cuatro patas en el suelo del reservado, yo con mi mano en mis labios todavía la hago un gesto de negación mientras la sonrío, ella me sonríe, insiste, hace un gesto inclinando la cabeza para indicarme que me coloque de una vez. Me levanto, me pongo delante de ella, con una mano agarro sus polla, noto que está lubricada de mi culo y de su saliva. Acerco mi boca a su boca, todavía sujeto su polla de plástico, la beso, ella me besa, noto su lengua receptiva, inclinamos la cabeza, nos besamos, la saboreo, me siento un hombre.
Ella se aparta, me vuelve a mostrar el suelo, yo cedo, me inclino, me pondo a cuatro patas, todavía vestido pero con mis pantalones y mis bóxer por la cintura, arqueo mi espalda, mi culo se ofrece ce a ella, yo miro hacia adelante, hacia la puerta del reservado donde hay un espejo, me veo a mi mismo a cuatro patas, veo a la preciosa joven que se coloca detrás de mí, se inclina, me folla…
Noto como el dildo me penetra otra vez, noto a la joven que apoya sus manos en mi cintura, me sube un poco mi camisa por detrás, noto sus manos en mi cuerpo
-¡qué gusto! –pienso
Su polla sale y vuelve a entras, mi cuerpo acompaña sus movimientos. La joven comienza a follarme más rápidamente, yo comienzo a gemir fuerte, miro por el espejo, veo que ella me mira, nos miramos mientras ella me folla, me folla con ganas, mi polla colgando se agita. De repente ella se para, saca la polla de plástico y me embiste, mi cuerpo se estremece.
-¡siiii!- grito con los ojos cerrados
Me muerdo el labio inferior, vuelvo abrir los ojos, vuelvo a ver los preciosos ojos verdes de la joven, noto sus manos acariciar mi cintura, noto su cuerpo agitarse detrás de mí, me embiste una y otra vez. Por el espejo me fijo en su camisa, sus pechos se mueven al son de las embestida, ella se da cuenta, se desabrocha un botón de la camisa para mi dejando ver su canalillo, veo como vibran sus tetas según me folla, es una ninfa, sonrío, ella me lanza un beso.
De repente la puerta del reservado se abre, aparece ante mí la amiga de mi folladora
-¿pero qué ostias?-dice la chica
Morena con el pelo muy corto, su figura se pone ante mí, viste igual que mi folladora
-¡cierra la puerta joder!-dice mi folladora mientras me jode vivo.
Su amiga no reacciona, finalmente cierra la puerta, cae al asiento con la boca abierta mientras sigue mirándonos, yo giro la cabeza para mirar a la ninfa morena mientras mi cuerpo sigue moviéndose por la follada de la rubia
-¡joder, estoy flipando!-dice la chica morena
-¿te gusta?- me dice mirándome
yo asiento con la cabeza
-¡pues claro que le gusta!-dice la rubia mientras de golpe me saca el dildo, mi cuerpo se estremece.
La joven rubia se inclina sobre mí por detrás y mi agarra por el cuello, agarra mi nuca y me obliga a levantarme, me incorporo, me pongo de pie delante de ella, de repente la joven me empuja , caigo al asiento justo al lado de su amiga. La joven rubia se acerca, me desabrocha mi camisa, mi pecho queda a la vista, me lo mira con deseo, me lo acaricia, aparta su mano, me agarra las piernas con sus dos manos, me las levanta, aguanta mi peso, mi ojete se ofrece otra vez, me folla otra vez.
-¡mmmmmm!¡su puta madre!-gimo mientras giro la cabeza y miro a la chica morena
Ella me mira también, todavía con la boca abierta de asombro, mi cuerpo se agita con las embestidas de su amiga, ella no se cansa aunque ahora sujeta mis piernas en alto.
Miro a la morena, tiene un bonito flequillo, veo como ella baja la mirada, mira mi polla bailar al son de las embestidas. La jovencita morena mira a su amiga, se encoge de hombros en signo de resignación, una de sus manos se acerca a mí, agarra mi polla, mi cuerpo se convulsiona
-¡aguanta!- me grita la rubia, no quiere que me corra todavía.
Noto la mano que agarra fuerte mi polla, noto mi culo penetrado. Miro a la morenita mientras me masturba, noto como su cara cambia, está radiante, parece medio ida, le doy gusto, noto que le gusta masturbarme, noto que aprieta más fuerte mi polla, aprieto mis labios, la morena muerde su labio inferior, la rubia ríe.
De repente la morena aparta su mano de mi polla y se lanza a mamármela, lanzo un gemido, una de mis manos se alza hacia la cabeza de la morena, acaricio su corto pelo, es tan sexy. De repente la rubia se inclina más a mí, libera una de mis piernas y me abofetea, no quiere que toque a nadie, quito mi mano de la morena, la rubia vuelve a coger mi pierna libre, sigue follándome.
Allí estoy yo sodomizado por una jovencita rubia, mamándomela una ninfa morena ¡estoy en el cielo!. Noto los labios recorrer mi polla, noto su saliva, noto que cada vez me la mama con más gusto, noto las embestidas de la rubia, mis manos acarician mi pecho, estoy medio ido, la rubia me mira, yo la miro, bajo la mirada hacia su escote, la vuelvo a mirar a los ojos, ella asiente.
-¡tonta!-dice a su amiga
Su amiga gira la cabeza hacia su amiga pero sigue mamándomela.
-desabróchame la camisa
Mientras ella sigue sujetándome las piernas para follarme, su amiga alarga una mano y sin dejar de mamármela comienza a desabrochar la camisa de su amiga, deshace el nudo en su obligo, ante mi salen a la luz dos precioso pechos, espectaculares, que se agitan libres al son de las embestidas de mi folladora.
Mis ojos fijos en los pechos de la joven rubia, mi culo follado, mi polla degustada por la ninfa morena, me acaricio el pecho con más gusto, noto que a mi folladora le gusta mis pectorales, mi cuerpo comienza a agitarse más y más, no puedo más.
La chica morena se da cuenta, aparta su boca, me mira, vuelve a masturbarme, me aprieta la polla, la rubia me folla más rápido, comienzo a correrme.
El semen comienza a salir, saltar a mi cuerpo, a mi pecho, unas gotas llegan a mis mejillas, noto la mano que me masturba cubierta de mi semen, mi polla lubrica en su mano. La rubia saca de golpe el dildo de mi culo, lanzo un gemido de gusto, baja mis piernas, se lanza a mi pecho, la morena libera mi polla y la sigue, las dos comienzan a lamer mi semen por todo mi cuerpo, me siento deseado, miro la escena medio ido, poco a poco van subiendo hasta llegar a mis mejillas, las besan. De repente la rubia se aparta, me mira, agarra mi cara y se laza a besarme, noto mi boca cubierta de mi semen que sale de la boca de la ninfa, su amiga hace lo mismo, no besamos los tres, jugamos con mi semen, hilillos cubren nuestros labios, mis manos se lanzan a abrazarlas, nadie se resiste, nos abrazamos, mis manos acaricias sus cabezas, noto mi pecho acariciado por la rubia, noto mi cabeza mecida por la morena. La joven rubia besa mi pecho
-¡qué hombre, joder!-suspira mi folladora
Su amiga ríe, yo también…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.