QUERIA VER A MI ESPOSA COGIENDO CON OTROS Y AL FIN

Aunque me ha costado muco trabajo y años de meter la idea a mi mujer de que disfrute cogiendo con otros hombres, al final la convenci y ya tenemos 4 de compartir con otros hombres las delicias de mi esposa y cada dia y cada encuentro, ella se ha liberado lo suficiente para ya no tener pena y ahora se deja llevar hasta disfrutar del sexo con otros hombres.

Luisa mi esposa era una hija de familia dedicada a estudiar y nos casamos porque salio embarazada, sus familia me odia hasta la fecha, pero alla siempre me demostro que me ama, pero cuando ya estabamos casados y le confese mi deseo de verla cogiendo con otros, se ofendio y hasta me amenazo con dejarme si volvia a insinuar siquiera que se acostara con otros y tuve que guardar mis intensiones por mucho tiempo hasta que le propuse comprar un consolador para incluirlo en nuestras relaciones, pues debo decirles que a Luisa le gusta mucho el sexo anal y le meti la idea de que sintiera una doble penetracion y fue asi que comenzo a aceptar la idea sin que se diera cuenta. Primero comenzamos a usar su consolador para meterselo en la panocha mientras yo me la cogia pro el culo, despues comenzamos a experimentar con el consolador en el culo mientras yo se la metia en la panocha y llegue a meter mi verga y el consolador al mismo tiempo en su panocha y unos meses despues ya aguantaba mi verga y el consolador en el culo y desde la primera vez que usamos su consolador, Luisa alcanzaba orgasmos increibles que la hacian gritar de placer y la dejaban temblando como si tuviera un ataque, pero aun asi me espere un poco para proponerle de nuevo el cambiar su verga de goma por una verdadera.

Fue durante una noche en al que estabamos cogiendo despues de regresar de una reunion y los dos tomamos algo de alcohol, mientras la tenia en cuatro y con mi verga y el dildo en su culo y justo antes de que se viniera cuando le dije muy sutilmente “¿te imaginas mi amor si fuera la verga de otro?… tendrias dos vergas adentro al mismo tiempo.” y cuando ella dijo “si mi amor, que rico seria” fue cuando pense que ya la tenia donde la queria y lentamente con el pasar del tiempo fui diciendo lo mismo cada noche durante las cogidas con el consolador hasta que le propuse de nuevo que me gustaria verla cogiendo con otro y por fin dijo que si.

Pero no fue tan sencillo, pues ya fuera de la cama ella seguia sin aceptarlo, no queria acostarse con nadie porque yo habia sido el unico hombre en su vida hasta ese entonces, pero con insistencia bastante sutil, sin presionarla, terminao aceptando, pero entonces el problema era, que no sabia si preferia un conocido o un extraño que no volviera a ver, pero termino prefiriendo un desconocido y contactamos a un chico por internet que fue el primero despues de mi en probar el caliente y sabroso cuerpo de Luisa y aunque honestamente no fue lo que pensamos, pues resulto que los tres eramos primerizos y falto mucha pasion en el encuentro, ademas de que el chico no podia mantener la ereccion pues a pesar de que Luisa hasta la fecha se mantiene con un cuerpo bien formado, el dijo que le daba pena y termine por salirme de la habitacion para que pudiera y no fue algo que me gustara, pero al final, por fin la vi cogiendo con otro.

Pasaron meses para volver a intentar con alguien mas, pero las cosas fueron mucho mejor, aunque aun Luisa se sentia timida y los primeros encuentros fueron solo sexo vaginal en medio de un ambiente demasiado relajado, pero asi como los encuentros se hicieron mas frecuentes, tambien Luisa se fue soltando, comenzamos a repetir encuentros con dos chicos con los que mejor se habia sentido Luisa y ni siquiera me di cuenta del avance, hasta que Luisa y yo, ya platicabamos de nuestros encuentros con otros fuera de momentos cachondos, tambien comenzo a dejarse coger por el culo con nuestros “amigos” y tambien llegaron las dobles penetraciones y los orgasmos intensos de Luisa.

A cuatro años de nuestro primer encuentro con otro hombre, Luisa espera impaciente los fines de semana para coger con alguno de nuestros invitados, ella misma hace las citas con ellos y hasta ella misma busca en internet la ropa mas sexy que puede encontrar para llevar a los encuentros y definitivamente yo soy el mas feliz de esta situacion, me encanta ver a mi esposa disfrutando mientras otros se la cogen o cuando le hecemos la doble penetracion y creo que nuestro siguiente es que Luisa lo haga con dos “amigos” y yo al mismo tiempo, pues hasta ahora siempre han sido encuentros con solo alguno de ellos, nuca dos o mas, pero los deseos cada vez son mas intensos tanto de ella como mios.

Actualmente ya no buscamos contactos, pues ya tenemos 4 o 5 “amigos” frecuentes y la idea es juntar a dos o talvez mas de ellos, pues cada uno a disfrutado del culito, la panocha y la boca de mi esposa y ya saben como le gusta a ella hacerlo, pero queria compartir mi experiencia de como convenci a mi esposa por si a alguien le sirve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.