Primeras experiencias.

*Siendo este mi primer relato. Espero sea de su agrado.

Mi nombre es David Alejandro, tengo 23 años, de tez morena clara, delgado y de buen ver. Soy un chico sexualmente muy fogoso, que me gusta experimentar de todo.

El relato comienza un fin de semana, navegando en una página web, conocí a una chica muy hermosa llamada Alejandra de tez blanca, un cuerpo firme y delgado y muy linda mirada. Tras mucho platicar me confeso que era transgenero, en realidad era un chico, del cual sorprendentemente me sentí excitado al saberlo.

Tras muchos días de charlar, decidimos conocernos en persona y la cita fue en un café de la ciudad. Era realmente hermoso, llego vestido de chica, yo experimentaba una sensación de amor y excitación, a lo cual me confesó después de una amena charla que fuésemos pareja, a lo cual con un deleitante beso en la boca acepte encantado.

Como algunas parejas, seguimos por llamadas llenas de sexo y de calentura juvenil, compartimos fotos privadas donde conocí ese hermoso cuerpo de tono blanco y conocí su cuerpo desnudo, de ese buen culo firme y grande, en charlas muy calientes y fogosas donde también le mostré fotos de mi verga morena y muy erecta a causa de él. Pronto planeemos tener nuestro primer encuentro sexual del cual quería que fuese especial porque sería su primera vez y por temor hacer descubierto sugirió que sería en mi casa, una noche de fin de semana lo cite, llegó con un vestido negro muy arreglada para la ocasión y de conducta muy tímida por parte de él, proseguimos la velada hasta que llego el clímax de la noche, en mi habitación, se sentó a la orilla de la cama y excitados mutuamente pude darle un gran beso apasionado correspondido y por primera vez pude notar por sobre su vestido la excitación de verga que generalmente prefería ocultarme, a lo cual sin ningún prejuicio le mencione que me gustaba también por parte de él. Sin titubeos se abalanzo sobre mí desabrochándome el pantalón, buscando mi excitada verga por la calentura y pasión de la noche que se metió a la boca, haciéndome la mejor felación hasta la fecha, la mejor escena de la noche con esos carnosos labios pintados, me calentaba verla y tragándose toda mi verga, sentir el calor del interior de su boca tragándose todo mi miembro viril, como un hombre poseído volví a besarlo y le quite forzadamente su ropa, besando y apretando sus rosados pezones que asumí que le gusta por cómo se revolvía en la cama y sus suaves gemidos hacía que esmerara por darle placer.

Prosiguiendo, decidí llegar a más bajando un brazo y empecé a sobar con mi mano sobre su boxer (ropa interior) su verga también erecta, y él me correspondía haciéndome lo mismo. No resistí más y le bajé el bóxer rápidamente hicimos un rico 69 saboreando su rica verga, el calor de su cuerpo y sabor era fascinante, por mi parte también empecé a jugar con su ano mientras proseguía con la felación. Él se quejaba un poco, pero se dejaba y con ese cuerpo caliente seguía metiendo mis dedos dentro de su culo y saboreándolo después con mi boca, sus paredes anales siendo saboreadas por mi lengua hacia que no me detuviera e hizo que empezara a penetrarlo con un solo dedo, hasta que le pude meter tres. Era el momento para meterle mi viril verga a dentro suyo, descargando toda mi excitación y calentura mientras gemía ayudaba a que no me detuviera hasta quedar rendidos a la mañana siguiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.