Observando a mi mujer

100% REAL DEL SÁBADO 12 DE NOVIEMBRE 2016 Y SOLO PARA LECTORES PACIENTES. Se aceptan comentarios, consejos, recomendaciones y propuestas.

Mi esposa es una mujer de cierta forma recatada en cuanto al sexo, no es muy demostrativa de afecto en público, es muy golosa y apasionada en la cama, en lo íntimo, pero ni siquiera gusta de lucir su cuerpo con ropa muy atrevida, sexy, como escotes o faldas cortas ni transparencias.
Y la verdad yo a veces le he animado a usar algo así pero ella se ha negado y lo mucho que hacemos en público es tomarnos de la mano, abrazarnos y darnos besitos simples.

En esta fiesta, yo estaba bebiendo un poco y hablando con algunos miembros de la familia de mi esposa, comiendo y tenía un poco de cansancio, algunos de sus primos o tíos se acercaban a buscarla para bailar alguna pieza como normalmente pasa en las fiestas de su familia.

Todo era normal pero había varias mesas de invitados donde ya la mayoría estaban ebrios, tanto mujeres y hombres, yo veía a 2 de los hermanos de mi suegro realmente ebrios que estaban dando show de baile cuando apenas y podían mantenerse en pie.
Y sus amistades también, señores ya de 50 años para arriba que daban pena.

Todo transcurría con normalidad, cuando fui al baño y estuve como 10 minutos, escuché de pronto la voz de mi esposa acercándose a los baños venía hablando y riendo con alguno de sus tíos a quien no le reconocía la voz de borracho.
Mi mujer le decía en tono de burla, cuidado TIO que ya estás bien borracho no te vayas a caer y él le contestó: hijita no te preocupes, así borracho como me ves es cuando me pongo más cachondo y lo hago mejor que sobrio.
Mi mujer solo soltó una risa como de burla e incredulidad y le respondió a su tío, bueno ahora mismo salgo tío voy al baño.

Me sorprendió que el tío de mi esposa le hablara con esas palabras.
Entonces me quedé un poco más en el baño aunque ya había terminado, para esperar cuando escuchara a mi esposa salir y regresar juntos a la mesa y decirle que mejor nos fuéramos porque ya todos estaban poniéndose muy mal.
Y escuchaba desde fuera del baño de hombres, al tío silbando.

De pronto, pasaron unos minutos y no escuchaba movimiento, ni el silbido, solo la música al fondo.
Salí del baño y me empecé a lavar las manos, el baño de hombres y mujeres estaba dividido por un murete, que no llegaba por completo al techo y ya, podías escuchar perfectamente el chorro de las vecinas en el wc.
Mientras me lavaba las manos escuché la voz medio sigilosa de mi mujer diciendo sorprendida: “tío! Que estás haciendo aquí? El baño de hombres es la otra puerta!!
En eso, me subí al lavabo para asomarme hacia el baño de mujeres y ver quién era el tío que andaba siguiendo a mi esposa al baño, vi donde mi mujer estaba sentada en el wc con el vestido arriba de la cintura y su tanguita en los tobillos, y el tío en el cubiculo de al lado, parado sobre el wc observando a mi esposa haciendo pis.
Yo los veía por arriba de sus cabezas.
El cínico y desgraciado tío le dijo: solo quería asegurarme que todo estuviera bien con mi sobrinita adorada y mi mujer le hacía señas con el brazo de que se fuera y le decía, vete allá fuera, alguien puede entrar y verte aquí!

Entonces el tío le dijo: ok sobrinita chula me salgo pero con una condición! En eso veo que el tío se empieza a tocar su bulto y a bajarse el zipper, me imaginé lo peor, viendo cómo se sacaba su verga parada y se empieza a masturbar rápido y mi esposa que no podía ver ni se imaginaba yo creo que su tío, tenía la verga parada y se masturbaba viéndola le pregunta: que condición tío? -“Que me regales tu tanguita chula! Y te prometo que me salgo”.

Mi mujer se sacó la tanga rápido y estiró su brazo para que su tío la tomara y le dijo ten! Agarrala pero ya salte! El tío la tomó y se bajó del wc y pude observar cómo el asqueroso, la miró, la estiró con sus 2 manos y olió la parte del puente y la aspiró como si fuera oxígeno puro, después enrolló su verga con la tanga y así se la metió de nuevo al pantalón, abrió el cubiculo y le dijo, te espero afuera hija.
Mientras que mi mujer se limpiaba y bajaba su vestido.

Yo estaba sorprendido, me parecía algo tan humillante.., tenía coraje y quería machacar a golpes a ese ebrio asqueroso que aparte era su tío.
Me bajé del lavabo y me quedé ahí congelado, pensando en lo que había visto, analizándolo una y otra vez, no explicaba el comportamiento de ese señor.
Escuché cuando mi mujer se lavaba las manos y cuando salió y le dijo ya tío vámonos! Me asomé fuera del baño y vi como mi esposa iba tomada del brazo de ese viejo que caminaba chulesco y que aparte llevaba la tanga de mi mujer entre su verga.

Salí del baño y fui a la mesa, me serví otra copa y me puse a observar a mi mujer que estaba parada entre las mesas de borrachos, platicando con el tío y con otros señores que yo no conocía, algunas personas se cruzaban y me tapaban la visibilidad y no podía ver bien.
Yo sentía celos y rabia y veía a mi mujer tan normal.
Me levanté y caminé hacia una esquina medió oscura donde estaba el equipo de sonido y ahí no me podía ver casi nadie, entonces vi como el tío se alejó de donde estaba mi mujer y se acercó a un señor que estaba sentado en otra mesa y lo levantó alejándolo de la mesa un poco hacia dónde yo estaba y dándole la espalda al resto de la fiesta, se dijeron algo al oído y en eso el tío se bajo el cierre y sacó la tanga de mi mujer soltando una carcajada junto al otro señor que sorprendido leí en sus labios como le preguntaba al tío de quién era y el tío se dio media vuelta para señalar a mi mujer y se volvieron a reír, el otro señor tomó la tanga en su puño y la olió aspirando profundamente.
Y se empezaron a reír y le dio al tío unas palmadas en la espalda como felicitándole, el tío le hizo una señal con las manos y alcance a leer en sus labios que le decía al otro señor, “si quieres quédatela de recuerdo” y se volvieron a reír y el señor la guardó en su bolsillo del pantalón.
Ambos viejos se abrazaron y caminaron hasta donde mi mujer seguía hablando con otros 2 viejos que se acercaban mucho al oído de mi mujer porque el volumen de la música casi no permitía escuchar nada más.

El tío se acercó a interrumpir la conversación de mi esposa con los otros señores y le presentó al otro señor, el nuevo propietario de la tanga de mi mujer, el señor abrazó a mi mujer muy efusivo y cariñoso como si conocieran de siempre y así mientras la abrazaba le decía cosas al oído, mientras metía su mano en su bolsillo donde estaba la tanga, el tío se acercaba al otro oído de mi mujer a decirle algo y se alejaba con algún pasito de baile sin equilibrio.
Al fin el señor dejo de abrazar a mi mujer y ahora los 4 señores hablaban con mi esposa y se reían a carcajadas todos, yo no tenía idea de que hablaban.

Mi mujer seguía hablando con los 2 señores y el tío y el señor de la tanga por la espalda de mi mujer se decían cosas al oído y se reían, y vi entonces como el tío le hace señas al señor de la tanga para que viera lo que estaba a punto de hacer con su mano y entonces el tío se acerca a decirle algo a mi mujer al oído y la toma por atrás de la cintura, el señor de la tenga observaba igual que yo la mano del tío en la espalda, de pronto lo bajo hacia el culo de mi mujer! Así como 10 segundos y mi mujer se movió un poco y le subió el brazo para poner de nuevo la mano en la cintura, yo estaba furioso viendo eso, pero orgulloso de mi mujer que sabía que ni a mí me dejaba tocarle el culo en público.
El señor de la tanga reía burlándose a espaldas de mi mujer y viendo al tío haciéndole señas con el pulgar arriba.
Parecía adolescentes calenturientos tratando de ligar en un antro.

El tío se alejaba, de mi esposa y hablaba con el señor de la tanga y este le daba palmadas en la espalda, creían que por la parcial oscuridad del lugar y el movimiento de la fiesta, nadie observaba su travesura calenturienta.
Pero yo no estaba perdiendo ni un detalle.

Ambos viejos asquerosos siguieron murmurando al oído y soltaban carcajadas y abrazados se volvieron a acercar a mi esposa, se puso uno a cada lado de mi mujer entonces el tío volvió a acercarse a decirle algo al oído a mi mujer mientras la “abrazaba” poniendo directamente la mano en el culo de mi mujer de nuevo.
Yo esperé que mi mujer volviera a quitarlo y empezaron a pasar los segundos y mi mujer no lo quitaba, el señor de la tanga se asomaba a ver la mano de su amigo en el culo de mi mujer y se reía, entonces el tío quita la mano del culo de mi mujer solamente para alcanzar el brazo del señor de la tanga, hasta llevarle su mano en la otra nalga y entonces el tío volvió a poner la mano en la otra nalga.

Vi como ambas manos empezaban a apretar las nalgas de mi mujer descaradamente y ella ni se inmutaba.
Entonces el tío y el señor de la tanga agarran con sus respectivas manos libres las espaldas de los otros 2 señores y los acercan hacia mi esposa, uniendo sus cabezas como si fuera una reunión de equipo de soccer y veo como los 2 viejos empiezan a subir el vestido de mi mujer, yo ya alcanzaba a ver el nacimiento de las nalgas de mi mujer y entonces el tío mete la mano hasta el coñete de mi esposa, y vi que ella simplemente levantó un poco más el culo poniéndose de puntillas y el señor de la tanga metió su dedo en el culo de mi esposa y ambos viejos empezaron a mover sus manos en claro ejemplo de que le estaban deseando sus 2 huecos a mi mujer.
En eso mi mujer se mueve bruscamente separándose y bajándose el vestido y el tío la agarra del brazo y la lleva casi en volandas hacia al baño, los otros 3 iba atrás de ellos.
Vi como los 5 se fueron, dejando atrás los baños, era el jardín, no había nada, estaba solo y oscuro, yo caminaba del lado opuesto siguiéndolos hasta que ya no los vi, entonces me empecé a acercar poco a poco, por detrás de los baños, había un árbol como a 2 metros de donde ellos estaban, me acomodé ahí para poder observarlos.

Mi mujer era la puta de 4 viejos ebrios.
El tío acostado en el pasto metiendosela a mi esposa , el señor de la tanga intentaba penetrarla por el culo al mismo tiempo, mientras se la mamaba a los otros 2 viejos, alternando sus vergas entre la boca y la mano.
Nunca había visto a mi mujer gozando tanto, parecía una actriz porno, estaba desquiciada,escupía en las vergas que mamaba , los otros 2 viejos que se la cogian la nalgueaban, le apretaban las nalgas con desesperacion, el tío le chupaba las tetas como un bebe hambriento.
El señor de la tanga fue el primero en acabar dentro del culo de mi mujer, en eso sacó la tanga de su bolsillo y la empezó a meter en el culo, hasta que desapareció.
Su tío se levantó y se empezó a masturbar para venirse en su boca, vi como mi esposa se tragó toda la leche de su tío y el señor se guardó la verga en el pantalón le dio un beso en la boca rápido y se regresó a la fiesta.
Mi esposa aún de rodillas en el suelo, seguía masturbando y mamando a los 2 señores que faltaban por venirse mientras que el viejo de la tanga le comía las tetas a mi mujer.
Uno de los señores tomó a mi esposa de la cabeza y le llenó la boca de leche, mi esposa se lo tragó y ese señor igual se acomodó la verga dentro del pantalón y regresó a la fiesta.
El último señor en llenar de leche a mi mujer, se tomó su tiempo, literalmente le estaba follando su boquita, el la tenía bien agarrada de la nuca y la movía a su ritmo, un ritmo muy rápido, y luego lento, muy lento, mirándola en plena oscuridad y luego se la metía hasta la garganta y ahí la apretaba hasta que mi mujer empezaba a tener arcadas de asfixia y se la sacaba y así unos 10 minutos hasta que igual le llenó la boca de leche, que también se tragó.

En esos momentos yo sentía asco, tristeza, coraje, decepción, mucha rabia, porque mi mujer era una vil puta y conmigo siempre quiso aparentar ser muy recatada y tímida.
Casi nunca me dejaba hacérselo por el culo por ejemplo, pero lo peor de todo es que yo tenía una fuerte ereccion, tenía la verga dura como una piedra de ver cómo esos viejos asquerosos transformaron a mi mujer, la hicieron su puta, la llenaban de leche y la dejaban ahí y se iban.
Al final solo se quedó mi mujer con el señor de la tanga, este la puso en 4 y metía y sacaba la tanga bañada en leche del culo de mi mujer, al parecer eso volvía loca a mi esposa, de pronto ella se puso en pie y tiro al señor al suelo y se echó encima dándole una mamada exquisita, sentí celos porque a mí jamás me la ha mamado con esa intensidad, esa voracidad y morbo, se la volvió a poner firme al anciano ese y ella sola se ensartó la verga en su dilatado chochete y lo cabalgó como una verdadera loca, se acercaba a besarlo y solamente jugaban con sus lenguas, se veía tan guarra a mi mujer… que yo sentía que me venía de verla.

El señor la levantó y la cogió por la boca luego la puso de pie y contra la pared y le abrió el culo, le saco la tanga del culo y se la metió a mi mujer en la boca y le reventó de nuevo el culo.

Ella alzaba más el culo y se abría las nalgas con las 2 manos.
El viejo la empujó más hacia la pared y le volvió a llenar el culo de leche.
Se hizo a un lado el señor, se metió la verga al pantalón y le saco la tanga de la boca a mi mujer y le dijo que se la pusiera bien y mi mujer volvió a vestirse la tanga, el señor se fue y la dejó ahí sola vistiéndose.

A lo lejos, los otros 3 viejos vieron que se acercaba el 4 y festejaban, se carcajeaban y brindaban.

Mi mujer ya vestida se metió al baño de señoras y yo enseguida fui a meterme al baño de hombres y me subí al lavabo sabiendo que podía ver lo que pasaba en el baño vecino y vi a mi mujer sentada en el wc de nuevo con las bragas lechosas en el tobillo, abierta de patas y masturbandose con mucha intensidad, a gran ritmo la muy guarra, seguía exitada la muy puta, se metía y sacaba los dedos lo más rápido que podía y con otra mano se sacaba las tetas y se las apretaba y pellizcaba.
Vi como mi mujer eyaculaba a chorros en el baño, nunca la había visto hacer eso.

Se puso la tanga de nuevo y salió a lavarse un poco las manos y la boca, se acomodó el cabello y lo mejor que pudo y yo baje del lavabo y salí del baño y nos encontramos afuera y me miró sorprendida y solo dijo Amor! Y yo de inmediato le dije, te estaba buscando, donde andabas!? -” estaba charlando con mi tío y bailando y me presentó a otros tíos que no conocía y estaba hablando con ellos en su mesa, nada más que ya están bien borrachos y ya no saben ni lo que dicen, pero son divertidos.
Yo por dentro pensaba:” eres la mayor puta que he visto, maldita zorra”!!! -“para que me buscabas amor?” Pues ya para irnos mi vida, tengo muchas ganas de hacértelo ahora mismo! Ella se reía y me dijo, “no amor ahorita creo que no, me siento muy cansada, tengo mucho sueño y me duele la cabeza, creo que por lo que bebí, mejor vámonos a dormir, mejor lo hacemos mañana vale? Y yo: si mi vida, como tú quieras.

Camino a casa le tomaba la pierna y subía mi mano para tocar su rajita, ella me quitaba la mano y me decía, ahora no, vas conduciendo, no te distraigas.
Y le dije y qué te decían tus tíos?
Y ella como si nada, se inventaba: pues que me querían mucho, y que lamentaban no haber pasado tiempo conmigo y con mi familia cuando yo era más chiquita pero que nos querían mucho a mis papas y a mi, y que lo que se nos ofreciera ellos siempre nos iban a apoyar porque para eso está la familia y cosas de esas, pues ya sabes, como son los borrachos, pero se me hacía mala onda cortar la conversación e irme, me iban a notar la mala onda y luego que querían bailar y bailábamos pero ellos ya ni podían y ya hasta que me pude zafar yendo al baño.
Y te cayeron bien tus nuevos tíos amor? Pues si son muy chistosos y cariñosos.
Y de que parte de tu familia son? Quién sabe amor, son hijos de algún primo de algún tío, no sé pero resulta que somos familia.
Y yo, pues qué bueno que te divertiste.

En eso le llega un mensaje al móvil y me dice: ah! es el hijo de mi tío con el que estaba ahora, dice que acaba de llegar a la fiesta y que le dijeron que yo estuve ahí y que me había ido y que tenía muchas ganas de verme, y me pasó su teléfono, que a ver cuando nos vemos y volvemos a quedar
Es que hace muchos años que no veo a este primo.
Entonces no es tan cercana tu familia, verdad amor? Pues no casi no, pero yo creo que ya me voy a acercar más a ellos.
(Llegamos a la casa) bueno mi amor ya súbete a dormir que te ves muy cansada,
Si, aparte los tacones me matan.
Se salió del carro y dejó una manchita de semen en el el asiento.
La muy puta se desnudó en el baño de la recámara y se metió así desnuda a la cama con los restos de todos sus “tíos”
No cabe duda que me casé con una puta, mentirosa, i****tuosa y sexy.

Comments

  1. By Julio

    Responder

  2. By Ricardo

    Responder

  3. By Ricardo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.