MI PADRASTRO ME COVERTIO EN SU MUJERCITA

Tenía 14 años y ya sentía mucha curiosidad por el placer que me daba mi ano, recuerdo que en la ducha lo tocaba, también recuerdo que cada que podía me miraba el culo en el espejo y acariciaba mis nalgas, sentía mucho morbo ver los calzones y lencería en las revistas o catálogos de la época, con el paso del tiempo comencé a meterme el dedo y llegue al punto de meterme un bolígrafo delgado, posteriormente jugaba a puntearnos con mi primito monito, pero de punteadas no pasamos, (esa es otra historia). A los 15 años fue mi primera penetrada con mi amigo julio del colegio, (También es otra historia), pero este era gay y no me complacía del todo y llegue a pensar que así eran las cogidas, pero un día en mi casa, que por cierto muy humilde, en una invasión, pude ver por casualidad el pene de mi padrastro al entrar en la ducha, (mi Baño era rustico) esa imagen me perturbo la mente ya que los penes que había visto eran de chicos de mi edad, y era pequeños, y la verga de mi padrastro Peter era enorme, no dormí pensando en su tamaño.
Desde entonces empecé a observarlo a escondidas, prepare un agujero en el baño que era rustico, para verlo, así estuve varios meses, los viernes y sábados nos quedábamos solos, ya que mama tenía un trabajo ocasional de fin de semana, y uno de esos días mientras miraba la tele, el paso frente a mi desnudo con el pene súper erecto, luego se cambió y se acercó y me dijo, que película estás viendo?, asustado y sin palabras, me dijo, espero que no te asustes por verme calato, además ya sé que siempre me miras así que no te asustes.
Mientras yo tartamudeaba, me dijo, tranquilo, es normal, si te gustan los hombres, está bien, pero debes tener cuidado con tu mama, de mi parte, puedes estar tranquilo yo cuidare tu secreto, luego salió y me dejo súper traumado, luego a las semanas siguientes que nos quedamos solos, y lo volvió hacer, con el paso de un mes más entre en confianza y acepte su confianza y amistad, también le conté que ya había tenido experiencias sexuales le dije de mi amigo julio, también le comente que su pene era más pequeño que el mío inclusive, me dijo, “entonces aun no sabes lo que es un verdadero pene, “aun no eres una mujer completa” y se la saco y dijo, mira hasta donde es, y yo me sentí muy avergonzado, no tengas miedo, dijo, si tú y yo sabemos que te gusta así que tócala, y la verdad me moría por tocarla, pero no quería que piense mal, así que me tomo la mano y me la puso en su pene, sentí todo su grosor y se me agito la respiración, recuerdo que mis dedos no lograban cerrar el grosor de ese pene, luego le toque la cabeza del pene y comencé a menearlo, sentí una terrible calentura en mi ano el me pidió que se la chupe, pues nunca lo hice le respondí, insistió tanto que termine solo dándole unos besitos y luego le dije que me sentía incómodo, me supo entender, dejo de insistir y salí un rato, pero durante toda la semana no pensaba más que en su pene, así que decidí que para el siguiente fin de semana me dejaría llevar.
Llego el sábado y luego de una charla previa, ya le estaba meneando su vergota, y aun que no se la chupaba, la besaba por todo su contorno y le pasaba la lengua, estaba inclinada hacia él, y de pronto, estaba metiendo la mano debajo de mi short y pasando su dedo por mi ano y acariciando mis nalgas, yo naturalmente levante mi culo para que pueda acariciarlo más y me dijo, vamos a la cama, es mejor.
Con miedo pero con mucho morbo, nos dirigimos a la cama, yo solo me puse boca abajo y el me saco mi short, sentí sus manos toscas y fuertes apretándome las nalgas y abriendo el culo, para luego sentir su lengua, que arranco un gemido que jamás pensé sentir ni hacer, muerde la almohada para que no hagas bulla me dijo, y yo le obedecía, luego tomo la otra almohada me levanto de la cintura y puso la almohada debajo para levantar mi culito, y continuo chupando mi culo, luego saco de la cómoda un frasquito de aceite Johnson y se unto la verga, luego me lubrico el ano, me levanto un poco más el culo, y me puso su pene en la entrada de mi ano, y empezó a jugar y jugar me daba pequeñas punteadas, y cuando me dolía él se retractaba, luego de varios minutos más de ese rico juego, me abrió las nalgas y me metió un empujón, que me dolió mucho, sentí como se abrió mi ano, y quise zafarme, y él me tomo con fuerza y dijo, “no te muevas”, le pedí que me la saque porque me dolía mucho, me dijo, “ya no hay marcha atrás”, “no es fácil ser mujer, solo relájate yo no me moveré, quiero que tú te muevas, despacito”, y yo la verdad no quería ni moverme, y el empezó a meterme más y más, yo empecé a suplicarle que se detenga, estaba sudando y con un ligero temblor en las piernas, pero el cada que pasaba el tiempo se movía mas y trataba de meterla más y más más, me abrió las piernas luego me dijo que me abriera el culo y cuando lo hice, me echo un poco más de aceite, se acercó a mi cuello, me beso, paso su lengua por mi cuello y me pedía nuevamente que me relaje, que no me ponga tensa, que intente pujar y no contraer, le obedecí y la verdad que estaba funcionando y el empezó a meterla y me seguía doliendo, así que pensé en darle de una vez por todas el culo para que eyacule y se acabe mi martirio, le pedí que la meta toda, y el feliz lo hizo, cuando ya tenía toda su vergota dentro de mi culito, el tomo mi mano y la guio hasta mi culo y me hizo palpar que toda estaba dentro y dijo “Vez, te la comiste toda, ahora recién eres una mujercita mi mujercita” yo podía tocar toda la circunferencia de mi ano estirada y el grosor de su pene, eso me dio mucho morbo, también toque sus testículos, luego me saco la mano y empezó a moverse en ese riquísimo movimiento de entrada y salida, aun me ardía, pero podía soportarlo, y el empezó a moverse con fuerza, luego el dolor bajo de intensidad, y empecé a sentir un ardor muy placentero y empecé a gozar, minutos después termino, eyaculo dentro de mi culito, cuando saco su pene, el ano me quedo latiendo, y al tocarlo sentí su semen, que esta mesclado con pequeños rasgos de sangre, ambos nos fuimos a la ducha, se ofreció a bañarme, pero me negué, y cuando o estaba haciendo y me lave el culo, sentí que mis dedos entraban con facilidad, me lo había dejado abierto, me asusté mucho pensando que así me iba a quedar, así que al salir se lo comente y me dijo que en una horas se me cerraba.
Llego la noche y aun no se cerraba del todo, me quedo doliendo el culo por días, pero fue un dolor agradable, me dijo para volverlo hacer la siguiente semana, pero la verdad, tuve miedo, y él me dijo que era paciente, sin embargo a la siguiente semana, lo volvimos hacer, y él se puso muy amoroso conmigo, me dijo que iba ser su mujercita cuando mi mama no estaba, y así lo fue, era su mujercita los sábados por casi 2 años, hasta que empecé mis estudios superiores y para ello me cambie de ciudad, mi madre nunca se enteró ni nada de eso, pero 3 años después se separaron, desde entonces le perdí el contacto, pero por cosas del destino, me lo encontré en un terminal cuando compraba mi pasaje para viajar a Trujillo, lo vi estaba un poco acabado por la edad, mi mente se llenó de muchos recuerdo y bueno me acerque, lo salude y le invite a tomar unas cervezas, hablamos por casi horas mientras tomábamos cervezas, hasta que salió la pregunta por su parte, “como esta mi mujercita” con muchas ganas, le dije, tomamos un taxi nos fuimos a un hotel, cancele mi viaje y pase toda la noche con él, quedo sorprendido de la forma en que ahora le chupaba el pene, me dio 3 cogidas, una al llegar, como a las 7 de la noche, salimos a comer y tomar unas cervezas más, regresamos a la 1 de la mad**gada yo bastante borrachita y me cogió otra vez, y una al amanecer a las 9 de la mañana, me dijo q estaba viviendo en Arequipa, y que había venido a Piura, por unos trámites, y se regresaba dentro de 2 días, así que arregle todo para pasar una noche más con él, me compre lencería y lo trate como una rey, pero al día siguiente ambos teníamos que viajar, y me dio gusto encontrarlo después de tanto y me sorprendió que seguía siendo un morboso en la cama y yo seguía siendo su mujercita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.