Me tiro a mi rubia madrastra

Esa mañana estaba la putona madura de mi madrastra Catalina haciéndose su acostumbrado masaje mamario. La muy guarra se sobaba con lujuriosa fruición y depravado regodeo sus gordos melones,arriba y abajo,abajo y arriba y de un lado a otro y se pellizcaba sus pezones con lasciva felicidad.

En ese momento llegué yo y la pillé de ese modo.
— supongo que no le dirás a tu padre que me has encontrado así — reveló Catalina un poco azorada.
— pues si quieres que me calle,ya sabes lo que debes hacer,Catalina — largué
— ¿te gustaría comprobar lo zorra que puedo ser contigo,cariño? — dijo Catalina

La muy puerca de Catalina,hizo que me desabrochara los pantalones,me desprendió el calzón y vio la erección tan brutal que yo tenía
— ¿a ver que hay aquí?,¡guau,que erección tan fantástica tiene mi niño! — reveló Catalina
La zorrona de mi madrastra,abrió su caliente bocaza y sacó su mojada lengua y emprendió a darme lametazos y lengüetazos que me pusieron rijoso,caliente y muy cachondo.

— ¡Chuik!,¡sluurrp!,¡ slap!,¡slurp!,¡Chlok!.¡Chuik!,¡slurp! — chupaba Catalina mi polla
— ¡pero que puta eres “Cata”,que bien me la comes,zorra! — manifesté enfervorizado
— ¡Chlok!.¡Chuik!,¡slurp!,¡ slap!,¡slurp!,¡Chlok! — mamaba Cata con deleite y pasión
— Eres toda una guarra profesional,”Cata”. Me estás dando mucho gusto — manifesté entre jadeos y ayes lujuriosos

La muy guarra me trabajaba el rabo con lasciva profesionalidad cual ramera de burdel y yo procedí a quitarme la camiseta pues me estaba poniendo acalorado y enardecido y subía progresivamente mi temperatura corporal y sexual.
Los ruidos que producía la guarra de mi madrastra me estaban volviendo loco y me encendían y entusiasmaban,pues me llevaban un paroxismo que me estimulaba.
Catalina jugaba y se recreaba con mi pollastrón dentro de su bocaza de guarrona en celo y cada lamida y lametazo que me daba al rabo me producía placer y satisfacción sexual,pues yo profería gañidos,gemidos,jadeos, y mil vagidos de lo muy bien que me trabajaba y comía el rabo con presteza,agilidad y lujuria. También me mordía las pelotas y eso me electrizaba y apasionaba y me advertía lo fulana y ramera que la golfa de mi puta madrastra estaba siendo conmigo.
Después de juguetear con mi enhiesta pero dura verga,la muy golfa de “Cata”,procedió a quitarse los pantalones vaqueros que le remarcaban su fenomenal culazo y luego su sexy braga negra y procedió a ponerse a cuatro patas sobre el negro butacón de cuero negro que había en el livíng donde
estaba teniendo este encuentro sexual.

— ¡vamos,Charlie,cariño,Enfílame,clavamela ya,cabrón — evidenció “Cata” toda calentorra
— ¡te voy a dar rabo mas y mejor que mi padre,cacho zorra — manifesté todo lujurioso
Mientras le daba rabo sin parar como a una fulana depravada,ambos gemíamos y jadeábamos presos de la acalorada lujuria que tenían nuestros cuerpos en celo.
— ¡Toma rabo,zorra!.¡traga puta!,¡agh! — jadeaba yo
— ¡que gusssstooo meee daaaasss!,¡así cariño,así! — gañía la putona de Cata
— ¡calla zorra,que me vuelves loco,guarra! — grité colericamente sexual al tiempo que le dí un sonoro y fuerte azote pues me volvía loco con los gemidos y los improperios sexuales que me lanzaba la zorrona de mi madrastra

— ¿te gusta como te jodo,puta? — pregunté todo lascivo
— ¡me estás poniendo muy perra,cariño. Eres un buen semental — testimonió “Cata” entre vagidos.
— ¡qué cara de puta se te pone cuando te jodo,cacho guarra! — grité de goce
— ¡me estás poniendo salvaje como a una puta perra! — jadeó “Cata” lasciva

Después de darla rabo en esta postura,me senté en el butacón y la guarrona de “Cata” sobre mi para clavarse y henderse mi verga

— ¡vamos,cabrón,jode a esta puta zorra! — jadeaba “Cata”
— ¡si,toma rabo,golfa! — bramaba yo muy salido
— ¡me vuelves loca,cabronazo! — se deleitaba “Cata”
— ¡eres una fulana muy depravada! — gozaba yo
—¡estás haciendo cabrón a tu padre! — aullaba de gustazo “Cata”
— ¡si,eres una puta muy guarra — resoplaba yo de goce lujurioso
— ¡cabrón,cabronazo!,¡como taladras mi coño,sigue así,hijo puta! — aullaba “Cata” de delirio erótico
— ¡toma polla,guarra!,¡me encanta follarte,golfa! — jadeaba yo entre sofocos
— ¡Vamos a cambiar de postura! — ordenó “Cata”
— ¡si,cambiemos! — asentí

Cambiamos de postura y la muy cerda de mi puta madrastra se tumbó bien abierta de patas para recibir mas y mejor los acalorados y agitados embates en todo su coñargón de guarra madura en celo

— ¡ahh!,¡ay!,¡ahh!,¡ay!,¡me estás matando de gusto,cabrón!, ¡ahh!,¡ay!,¡ahh!,¡ay! — gimoteaba “Cata” al recibir mis pollazos en todo su espumoso e hirviente coñargón
— ¡goza,zorra!,¡goza,guarra!,¡siénteme!,¡gózame! — ordenada libidinosamente
— ¡sí,canalla,vuelveme loca!,¡lo necesitaba!,¡dame rabo,cabrón! — revelaba “Cata” entre vagidos sexuales
— ¡te voy a comer el coño,guarra! — advertí lascivamente
— ¡si,canalla,cómemelo! — ordenó “Cata” entre mil gemidos

Nos separamos brevemente y puse mi boca en el coño de Cata y la fulanona empezó a sofocarse,resoplar y dar gemidos y vagidos como una autentica fulana de burdel

— ¡que careto de zorra viciosa se te pone cuando te como el coño,puta! — observé depravadamente
— ¡si,me encanta que me taladres el coño con tu lengua!,¡que vicio tienes,bribón! — advirtió “Cata” todo corrida de gusto
— ¡te hierve el coño,guarra!,¡lo tienes muy mojado,puta! — proclamé lujurioso
— ¡nadie me lo come tan bien como tu,bribón!,¡ay!,¡ay!,¡ay!,¡no pares hijo puta!,¡me pone mas libidinosa como me lo comes,cabrón! — gimoteaba de placer la zorra de mi madrastra.

— ¡shuj !,¡shuj !,¡shuj,¡shuj !,¡shuj !,¡shuj,¡shuj !,¡shuj !,¡shuj — le comía el coño a la golfa de mi madrastra.
— ¡me estás matando de gusto,canalla!,¡ahhh!,¡aaaaaahhhhh!,¡ay! — jadeó “Cata” lascivamente
— ¡shuj !,¡shuj !,¡shuj,¡shuj !,¡shuj !,¡shuj,¡shuj !,¡shuj !,¡shuj — proseguía comiéndole el coño a la guarra de mi madrastra
— ¡me estás matando de gusto,cabronazo!,¡quéee guuuuusssstooo! — bramaba “Cata” toda corrida con los ojos en blanco,

Mientras le metía dos dedos y aumentaba su ardor y arrebato sexual y se acrecentaba su brutal temperatura sexual y comenzaba a largar una grosera retahila de insultos sexuales que me incitaban mas y mas
Después de taladrar su coñargón y lamer progresivamente su agitado y borboteante coñargón de fulana madura,retomé la brutal jodienda a la que estaba sometiendo a la fulana enloquecida de mi madrastra

— ¡hacía tiempo que nadie me jode así,cabrón! — vociferaba “Cata” lasciva
— ¿no te jode mi padre?,¡te joderé ahora yo,cacho guarra! — amenacé libidinoso
— ¡el cabrón de tu padre me tiene abandonada! — testimonió “Cata” lujuriosa
— ¡ahora te joderé siempre que me lo pidas,puta! — exteriorice concupiscente

Volvimos a cambar de postura y la fulana de Catalina,mi madrastra”,me ofreció golosa su lascivo y gordo culazo y no dude ni por un segundo agarrar de sus nalgas y comenzar a follarlo

— ¡que buenas estás,”Cata”!,¡me encanta petarte,zorra! — grité lascivamente
— ¡si,cariño,si!,¡pétame el ojete,bribón!,¡pétamelo bien petado,cabrón! — ordeno libidinosamente “Cata”
— ¡toma rabo,zorra!,¡toma polla,puerca! — gritaba apasionado
— ¡sigue cabrón,sigue!,¡que bien me jodes,cabrón! — observo “Cata” lascivamente
— ¡toma rabo,puta!,¡gózame,puerca! — aullaba libidinosamente
— ¡no pares cabrón!,¡,mátame a polvos,cariño! — resollaba “Cata” viciosa

Saqué mi enhiesto rabo del febril y agitado culo de mi madrastra y se tiró a tragar mi rabo como una loca posesa de lujuria

— ¡qué bien me la comes,zorra! — observaba yo todo corrido
— ¡Chuik!,¡sluurrp!,¡ slap!,¡slurp!,¡Chlok!.¡Chuik!,¡slurp! — mamaba la puta “Cata”
— ¡sigue,guarra,sigue!,¡no pares,zorra! — ordenaba yo con lujuria
— ¡Chuik!,¡sluurrp!,¡ slap!,¡slurp!,¡Chlok!.¡Chuik!,¡slurp! — seguía mamando “Cata”
— ¡queee guuuusssstooo meeee daaassssss,zorra! — observaba yo
— ¡Chuik!,¡sluurrp!,¡ slap!,¡slurp!,¡Chlok!.¡Chuik!,¡slurp! — proseguía “Cata”
— ¡queee meee cooooorrrrooooo! — grité todo vicioso

Tuve un espasmo de lujuria y a medias la zorra mamona de “Cata” tragó mi lefa de macho y a medias dejó caer al suelo,mientras me sonreía con avaricia sexual por la follada que la había metido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.