Madre Follada Por Novio De Su Hija

Esta madre que tiene un descomunal hambre de rabo,mira al novio de su hija con apetito carnal y la muy zorra se lo tira

Invitamos mi novia y yo a su madre,para que conociera el nuevo apartamento en el que nos íbamos a alojar,mi novia charlaba con su madre acerca de como era el apartamento y de lo que le parecía a ella.
La madre de mi novia vestía un sexy modelito de color naranja muy ceñido que le resaltaba las tetas y su lascivo y lujurioso,dejando un brazo desnudo y el hombro del otro también.
Mi novia me presentó a su madre y yo la dí un caballeroso beso en la mano y ella se quedó asombrada y atónita por mi galantería y cortesía y miró a su hija con embobamiento por ello. Mientras yo me acercaba a ella le hacía fotos disimuladamente con el móvil de su lascivo tanga,pues el atractivo de la madre de mi novia a la que acababa de conocer me estaba empezando a poner caliente y muy calentorro
Ellas se sentaron en un cómodo y adecuado tresillo ocre claro y continuaron charlando tranquilamente de sus cosas y de como era el apartamento,donde lo habíamos conseguido y esas menudencias que suelen hablar una madre y una hija. Mientras mi novia esperaba la vuelta de su madre,yo miraba y observaba las fotos provocativas y licenciosas que le había sacado a esa golfa y me retiré al ordenador para descargarlas allí ya que lo tenía en la habitación donde la cerda de mi puta novia y yo solíamos joder con libidinosa depravación y perversión lúbrica.
Me dispuse a descargar las fotos que le había sacado a la sexy madre de mi novia y preparar a hacerme una relajante paja y me saqué el rabo de semental que tengo de mi sexy y obsceno tanga de actor porno y del pantalón de deporte y disfrutar sexualmente con esa fantástica visión del tanga y el coño de la madre de mi novia. Yo me deleitaba viendo las lujuriosas fotos con vicio,lascivia,impudicia,liviandad y mucha obscenidad de esta buena señora cuando de repente y con mucho sigilo y sin poder verla y desde atrás.
Mientras contemplaba y examinaba el lúbrico chochazo de la zorra de la madre de mi novia ella se aproximaba mas y mas y yo permanecía y me mantenía sexualmente absorto y estupefacto ante las morbosas fotos del tanga de la guarra de la madre de mi novia.
La muy puta,morbosa y picarona acechaba desde atrás mi arrobamiento ante las sexuales fotos y subió a la cama para ir deslizándose y serpenteando hasta mi,que permanecía impávido ante las lujuriosas fotos de su coño y tanga.
Yo machacaba y magreaba sexualmente mi rabo y la muy zorra seguía y continuaba arrimándose y acercándose a mi con disimulo y discreción para no romper el momento.
Ya tenía bien fuerte y rígido el rabo cuando la zorrona de la madre de mi novia me cogió de los hombros y me volví

— ¿quién eres? — inquirí nervioso
— Soy yo,Débora — afirmó Débora
— No digas nada — añadió la muy puta

Al llegar se situó próxima a mi que ya tenía bien erecto y tieso el rabo.Entretanto me besaba viciosamente como una fulana depravada me acariciaba el rabo. Reemprendimos el beso y la muy guarra retornó a asir con su mano de zorra mi enhiesta pero dura verga de semental en celo,pues ya estaba bien levantada, erecta y tieso y preparada para lo que inmediatamente se me venía
Mientras yo le acariciaba el culo,la muy puta de Débora gañía y jadeaba como una zorra en celo y mientras le acariciaba y magreaba su lascivo y sensual culo de guarra depravada le subí un poco mas para acariciar y magrear su culo cuasi desnudo,pues la guarrona todavía llevaba puesto su sexy tanga de fulana libertina.
Nos besábamos con lengua procaz y muy rijosamente y ella fue bajando lentamente su lasciva bocaza de guarra para hacerme una soberbía mamada

— madre mía,Dane,¡que rabo gastas,cabrón! — clamó Débora ardientemente
— ¿Te gusta? — inquirí anonadado

La guarrona de Débora se inclinó mas para tragar mi ya tieso rabo cual ramera en celo y yo eché hacía atrás mi cabeza,pues me hizo poner la muy puta los ojos en blanco de placer.
Mientras la ramera libertina de Débora mamaba y se embriagaba con mi rabo de semental,alcancé con mi mano para seguir acariciando y manoseando su sexy culo de fulana libertina y licenciosa.

— ¡slap!,¡slurp!,¡slap!,¡slub!,¡slap!,¡slurp!,¡slub!,¡blub!,¡slap! — succionaba Débora con firmeza mi rabo

Me situé mejor y ella sacó su bocaza de mi rabo para volverla a meter y propinarme una estupenda mamada.

— ¡Chlok!,¡Chuik!,¡Chuik!,¡slap!,¡slub!,¡Chlok!,¡Chuik!,¡blub!,¡slap! — mamaba Débora lasciva y depravadamente

Mientras la cochina Débora tragaba y deglutía mi enhiesto pero duro rabo yo seguía con mis ojos en blanco y muerto de placer bucal que esta puta puerca me daba con su golosona bocaza de fulana libidinosa

— ¡chock!, ¡sluurrp!,¡slap!,¡slap!,¡slurp!,¡slub!,¡Chlok! — chupaba Débora libidinosamente

La muy puerca disfrutaba como una guarra endemoniada con mi rabo en todos sus putos morros y chupaba y rechupeteaba y absorbía mi rabo con múltiples ruidos morbosos pues se notaba que la muy cochina gozaba y se deleitaba con mi soberbio pollastrón de macho semental en celo en su bocaza de fulana libidinosa

— ¡chock!, ¡sluurrp!,¡slap!,¡slap!,¡slurp!,¡slub!,¡Chlok! — continuaba Débora mamando lascivamente

A la vez que yo ponía boca de vicio por el placer que esta perra lasciva me daba con sus morros de ramera depravada,le agarraba del cabezón para que no se atragantara con mi cacho pollón por puto morbo y la muy cerda proseguía produciendo mil sonidos sexuales de tanto gozar y regocijarse con mi rabazo en
su lasciva bocaza de ramera disoluta

— ¡chock!, ¡sluurrp!,¡slap!,¡slap!,¡slurp!,¡slub!,¡Chlok! — proseguía Débora succionando lujuriosamente

Yo permanecía impertérrito e inalterable ante la persistente mamada que esta sucia puerca me estaba pegando con saña sexual y estaba corrido de gusto ante la sapiencia sexual de la guarra de la madre de mi novia

— ¡glug!,¡chuik!,¡glug!,¡slap!,¡slap!,¡slurp!,¡slub! — persistía Débora mamando libidinosamente mi rabo

Cuando la madre de mi novia,reconvertida en fulana depravada,frenó de mamar con furor y depravación erótica mi enhiesta pero dura verga,la había pringado bien con su saliva de guarra y eso me daba mas morbo si cabe.
Me deshice de los pantalones y mi sexy y procaz tanga y la ramera disoluta de la madre de mi novia me pegó dos morreos linguales con ahínco sexual y eso me excitó mucho mas y reanudó la mamada al tiempo que me iba deshaciendo de la camiseta para estar totalmente desnudo y terminar de dar mas rabo a esta buena señora tan golfa

— ¿y ese tanga ta sexy de semental? — clamó Débora lascivamente
— un regalo de la golfa de tu puta hija — afirmé
— me dan mucho morbo los machos que usan tangas como ese — afirmó la guarra Débora
— ¡cómeme mas el rabo zorra! — exigí depravadamente
— ¡glug!,¡chuik!,¡glug!,¡slap!,¡slap!,¡slurp!,¡slub! — perseveraba Débora succionando lujuriosamente mi rabo

La muy puerca me apretaba de los cojones y mantenía bien dentro de su bocaza de guarrón depravado mi verga para darse mas gusto y para sentirse mas puta y mas zorra

— ¡glug!,¡chuik!,¡glug!,¡slap!,¡slap!,¡slurp!,¡slub! — permanecía Débora trabajando mi rabo con su puta bocaza

Mientras la muy cochina hacía esos depravados ruidos con su golosa bocaza de zorra depravada me miraba con vicio y depravación para ver que yo le decía a la muy puerca,seguía y seguía tragando y deglutiendo mi rabo como una vulgar zorra profesional con un desmedido apetito sexual y sicaliptico por mi rabo de semental en celo

— ¡glub!,¡glug!,chuik!,¡slurrp!,¡chuik!,¡blub! — prolongaba Débora la fantástica mamada que me estaba pegando

La muy puerca de Débora se extasiaba,embelesaba y fascinaba con mi rabo en su puta bocaza y proseguía prorrumpiendo lascivos sonidos con su lengua de zorra depravada dando continuos lametazos y mil lamidas a mi carnal martillo pilón.

Yo la miraba hechizado y fascinado pues me daba mas morbo todavía el saber y percibir que esta golfa tan sabiamente sexual era la madre de mi novia y que era realmente una zorra comehombres y disfrutaba enajenada deleitándose con mi rabo en sus belfos de ramera disoluta desbocada y enloquecida

— ¡que rica polla tienes,cabrón!,¡me vuelve loca comertela! — afirmó Débora lascivamente

La muy pécora y fulana de Débora seguía lamiendo y lengüeteando mi rabo con enajenación y embeleso sexual y disfrutaba como una puta cerda produciendo esos morbosos ruidos

— ¡glug!,¡chuik!,¡glug!,¡slap!,¡slap!,¡slurp!,¡slub! — lamía y relamía enajenadamente Débora la zorra mi rabo

Cesó la golfa de Débora de deleitarse y recrearse con mi rabo en su bocaza de golfón depravado para que la terminara de arrancar su vestido,desnudarla y pegarnos unos sonoros y ruidosos besos linguales que acrecentaban nuestra ya enardecida lujuria y cachondez sexual

— ¡venga,jódeme como a una zorra!,¡lo necesito puto canalla! — bramó Débora airadamente

Nos separamos brevemente para volvernos a juntar y que la marrana Débora me largara una sucia imprecación sexual y me urgiera a que la jodiera a lo bestia

— ¡sucio cabrón,jódeme!,¡he venido aquí para joder contigo,canalla! — demandó Débora lujuriosamente

La muy cochina se fue desprendiendo su tanga rosa y se tumbó lenta y libidinosamente sobre la cama.le alcé la patas y le empecé a besar sus sexys nalgas para comenzar a dar lametazos y mil lamidas a su insaciable y hambriento coñargón de procaz zorra en celo

— ¡hijo de puta,que bien me comes,canalla!,¡que bueno estás! — gimió Débora depravadamente

Débora gañía a cada lamida que le pegaba a su llameante e incandescente chochazo de fulana en celo y me excitaba y dabas mas morbo el careto de guarra que se le iba acrecentando

— ¡chock!,¡sluurrp!,¡slap!,¡slap!,¡slurp!,¡slub!,¡Chlok! — lamía yo el coño de Débora
— ¡cabrón!,¡cabrón mío,que gusto me das!,¡sigue así! — ordenada la fulana Débora entre varios jadeos

Mientras la devoraba el coño y le metía el pulgar de la mano derecha la muy puta gemía y miraba como le comía su llameante e incandescente coñargón de ramera disoluta en celo

— ¡canalla,bribón,me matas de gusto!,¡ya deseaba catarte,ladrón! — bramó de gusto la guarra Débora

Yo proseguía lamiendo y libando ese chorreante chochazo de la madre de mi novia que tan cachondo e incandescente me ponía pues notaba acrecentarse la dureza de mi sable carnal a cada lamida que le pegaba a esta señora tan cerda

— ¡chock!,¡sluurrp!,¡slap!,¡slap!,¡slurp!,¡slub!,¡Chlok! — libaba yo continuamente el mojado y empapado coño de la ramera Débora

La muy cerda permanecía bien abierta de patas como muchas de las putas que me había tirado antes y la muy golfa me insultaba sexualmente debido a la lasciva cachondez que tenía esta puta libertina

— ¡ladrón!,¡maleante!,¡bellaco,me estás matando de placer! — gañía Débora viciosamente

Yo proseguía y continuaba paladeando y catando el húmedo y encharcado chochazo de la puta madre de mi puta novia,pues me tenía turulato y enajenado y me ponía mucho mas cachondo darle placer con mi puta boca a esta depravada señora convertida en sucia fulana

— ¡ah!,¡oh!,¡ah!,¡Que bien me comes el coño,cariño!,¡me tienes extasiada! — largaba entre gemidos la puerca disoluta de Débora

Me deleitaba comerla el coño a esta depravada señora convertida en sucia fulana,pues hacía tiempo que no me comía un coño tan exquisito y dulce como el de Débora

— ¡chock!,¡sluurrp!,¡slap!,¡slap!,¡slurp!,¡slub!,¡Chlok! — proseguía yo libando el sustancioso coño de Débora
— ¡cariño,me estás poniendo a mil!,¡que manera de comer coño! — jadeaba la ramera de Débora

Yo continuaba con este deleite carnal y la muy pécora de Débora no hacía mas que gañir,jadear,gemir y aullar del placer que le daba al pasar mi mano por ese húmedo y empapado coñargón de fulana emputecida

— ¡cabrón!,¡eres mi consentido!,¡me encanta que me comas el coño! — bramaba de placer la golfa libertina de Débora

Yo proseguía ensimismado y enajenado lamiendo y libando como un poseído sexual este coño tan rico que me tenía atónito y estupefacto y resultaba ser el de la madre de mi puta novia a la que la estaba convirtiendo en una vulgar fulana

— ¡ufff!,¡aaah!,¡siii!,¡me matas con tus lametazos,bribón! — jadeaba Débora turulata de corrida

Me encantaba este hecho de lamer como un loco a una mujer y hacía tiempo que no se lo hacía ninguna y mi morbo se acrecentaba pues era el de la madre de mi novia que parecía haberse metido a puta libidinosa

— ¡¡¡Sigue lamiendo, joputa!!! — ordenaba Débora airadamente mientras seguía profiriendo gemidos,gañidos y mil jadeos y estaba muerta de placer la muy zorra
— ¡¡¡Como meneas el culo, zorra!!!,¡me encanta comerte el coño,puta!— respondí lujuriosamente

La putona de Débora estaba muerta de placer y respiraba con dificultad debido a la calentura sexual que tenía la muy cerda

Frené de devorar y degustar ese coño tan sabroso que me tenía chalado y turulato y me puse de pie para joder el coño de Débora pues hora ya era de taladrar ese coño de coima licenciosa

— Ahora te voy a taladrar y darte mas rabo para que jadees mas,sucia cerda — advertí procazmente

Me situé bien delante de ella y comencé a rozar mi rabo sobre su empapado coño y la muy cerda prosiguió con sus gañidos y jadeos que me estaban poniendo cachondo.La abrí bien de patas y la empecé a penetar

— ¡jódeme ahora mismo,canalla! — mandó Débora depravadamente
— ¡Si,puerca!,¡te voy a joder viva,zorra! — acaté lujuriosamente
— ¡¡¡Fóllame más fuerte, cabrón!!!,¡jódeme bien,capullo! — ordenó Débora lascivamente

Yo la empecé a taladrar y perforar el encharcado y empapado coñargon y la muy golfa profirió gemidos jadeos y mil aullidos de placer mientras me largaba sucias y chabacanas imprecaciones que me ponían mas bruto y verraco y hacía que la jodiera con mas ganas si cabe

— ¡Dame toda tu lefa,cabrón!,¡Revienta a tu putita,canalla! — bramó Débora de excitación

Yo proseguía dando rabo a esta buena señora trocada en sucia fulana de lupanar que me estaba poniendo bien verraco y mas cachondo y solo por el mero hecho de joder a la madre de mi novia aumentaba mi excitación sexual

— ¡Me pones muy puta cuando haces eso,cabrón! — bramó Débora lascivamente
— ¡Toma rabo,zorra!,¡toma polla,sucia cerda! — grité depravademente

La muy cochina de Débora recibía mis acometidas sexuales en todo su empapado y bullente chochazo de zorra ninfómana en celo y me insultaba procaz y chabacanamente pues le ardía el coño de una manera brutal

— ¡hijo de puta malnacido,que bien me estás jodiendo,sucio canalla! — gritó Débora libidinosamente

Acerqué mi torso para darla un lascivo y libidinoso morreo lingual a esta puta puerca de Débora y la muy cochina proseguía y permanecía gañendo y jadeando como una ramera libidinosa muy licenciosa

— ¡Dame mas rabo,canalla!,¡me gusta como me jodes,sucio bribón! — chilló Débora lascivamente

Abrí mas de patas a la cochina de la madre de mi novia para que viera como mi gordo rabo entraba y salía de su caliente y encendido coñargón de ramera disoluta y la muy marrana observaba con cara de fulana depravada y viciosa como jodía y copulaba impetuosamente,sin freno y sin parar su encharcado coñargón de fulana libertina en celo.

— ¡soy tu puta esclava,canalla!,¡jódeme como quieras,bribón! — amenazó Débora lujuriosamente

La cochina seguía gimiendo y gimiendo y lanzando mil ayes de perturbadora lascivia y me insultaba sexualmente y eso me excitaba y sacaba a la sucia y procaz fulana que llevaba dentro esta maldita pécora y malvada desvergonzada de Débora.Su careto de corrida que tenía la muy cerda me advertía lo bien que lo pasaba la muy puerca y el placer que estaba recibiendo en su empapado y caliente chochazo

— ¡Me vuelve loca tu puta jodienda,canalla! — jadeó Débora lascivamente
— ¡Quiero volverte loca de lujuria,sucia zorra! — grité lascivamente

Yo le tocaba una teta y Débora se ponía aún mas rijosa,cachonda y depravada y agarré su mano para darle mas fuerza a mi embestida y acometida sexual mientras mis gordos cojonazos chocaban violentamente contra el coño de esta ramera y me observaba con vicio digno de una ramera de lupanar

— ¡Jódeme mas,cacho cabrón!,¡destrozame el higo,sucio canalla! — gritó Débora depravadamente

Yo proseguía follando su chochazo y ella estaba muerta de placer por la boca de vicio que se le ponía a esta sucia cochina de Débora y gemía como una vulgar cerda en matanza

Paré un momento para evitar correrme dentro del hirviente cochazo de la madre mi novia y volví a rozar la puta punta de mi cipote en los libidinosos labios del coño de Débora para que se acrecentase su libido

— ¿como me encanta tu rabo,cabrón!,¡me pone muy perra!,¡que gustazo me está dando! — bramó Débora de felicidad

Volví a atornillar mi rabo de toro en su encharcado chocho de fulana libertina y la muy cerda prosiguió a gemir,bufar,jadear y gañir de placer como una chabacana y vulgar fulana emputecida

— ¡dame mas rabo,canalla!,¡jódeme,que para eso te pago,cabrón! — rugió Débora lascivamente

Agarré a Débora de las nalgas para darle polla mas fuerte e incansablemente y me excitaba ,apasionaba,entusiasmaba y estimulaba el careto de ramera libidinosa que se le ponía a cada segundo al recibir tanta cantidad de rabazos en su ya muy estimulado chochazo de ramera disoluta

— ¡eres mi semental,cabrón!,¡jode solo conmigo,hijo de puta malvado! — chilló Débora lascivamente

Proseguí dando rabazos a la fulana depravada de Débora y volví a sacar mi muy mojado rabo de su hirviente coñargón de ramera en celo para evitar correrme

— ¡jódeme,canalla!,¡destrozame puto! — conminó Débora lujuriosamente
— ¡que buena estás,¡cacho zorra!,¡como me pones de salido,¡so puerca! — testimonié obscenamente

La zorrona de Débora proseguía gimiendo,bufando,resollando y jadeando del placer que le daba con mi duro rabo y ponía la muy cerda,sus ojos en blanco de regusto sexual.
Le agarraba de la nalga y le sobaba una teta y la iba follando rápidamente y así nos daba mutuo placer y yo la hacía sollozar,bufar,resoplar,jadear y gemir como una sucia golfa depravada

— ¡aaahg!,¡agh!,¡agh!,¡ah!,¡sii!,¡humm! — bufaba Débora de gusto sexual
— ¡que caliente me pones,puta! — advertí sexualmente

Mientras la muy guarra de Débora alzaba una pata y la dejaba sobre mi hombro,yo asía con fuerza sus hombros para joderla mas y mas fuerte y follarla sin tino y sin misericordia pues advertía que la muy puta bufaba,resoplaba,jadeaba y gemía como una sucia cerda en celo

Después de darle mil tantarantánes en su empapado chochazo y notar como gemía como una zorra impúdica,opté por sacar momentáneamente mi duro rabo de su muy mojado coñargón de cochina emputecida y volví a comerla y libarla el coño porque eso era lo que me gustaba hacerle a esta puta zorra libertina de Débora

— ¡Voy a comerte y chuparte hasta que grites de placer,¡so cerda! — grité lascivamente
— ¡Nadie me folló tan bien como tu,cacho cabrón! .— afirmó Débora lujuriosamente

Le estuve comiendo y lamiendo el chocho a esta gozosa fulana y ya estaba super empapado y mas caliente y de darle tantos rabazos se veía la profundidad de su lascivo chochazo de fulana desbocada,y mientras se lo hacía,la muy zorra mezclaba gemidos y vagidos con groseros insultos sexuales

—¡aaahg!,¡agh!,¡agh!,¡que bien me jodes,hijo de puta!,¡uuhmm!,¡agh!,¡agh! — resolló Débora lascivamente

La volví a penetrar su abisal coño de ramera libidinosa y volvió a resoplar,jadear y gemir como una ramera libidinosa mientras me insultaba chabacana y groseramente cosa que me encendía y excitaba sexualmente

— ¡cabrón!,¡bribón!,¡canalla!,¡qué bien me jodes! — bramó Débora libidinosamente
— ¡Me encanta joderte,puerca!,¡me pones muy burro,zorra! — grité lascivamente

Mientras daba rabo y jodía sin misericordia ni lástima el profundo coñargón de la ramera de la madre de mi novia,la muy cochina no paraba de mirarme con vicio desatado y se le ponía mas cara de guarra depravada y se le acrecentaba la zorrería y me insultaba con indecente chabacanería e inmunda ordinariez como si fuese una hortera y vulgar ramera profesional de burdel barato

— ¡canalla!,¡miserable!,¡bandido!,¡me follas como un actor porno,cabrón! — largaba Débora procazmente

Yo proseguía martilleando y machacando su profundo coñargón de ramera facilona y cada vez estábamos mas y mas electrizados por la estupenda y fenomenal jodienda que la estaba pegando a esta vulgar ramera facilona que tan caliente y rijoso me estaba poniendo
La volví a subir la patas hacía arriba para darla mejores empellones y verla mas ampliamente su lascivo culazo que había sido mi lasciva perdición y verlo mientras la jodía con profusión y lujuria su coño de loba libidinosa me daba morbo y me empujaba a taladrar mas y mas a aquella puerca licenciosa tan golfa

— ¡jódeme!,¡jódeme mas,canalla!,¡no pares! — berreó Débora lascivamente
— ¡toma rabo,zorra!,¡pero que puta eres,cariño!,¡que morno me das,cerda! — bramé lujuriosamente
— ¡eres un jodido cabrón!,¡estás poniendo a mi hija los cuernos conmigo,canalla! — afirmó Débora depravadamente
— ¡si,zorra,si!,¡tu eres mas zorra que ella,puta!,¡me da mas gusto joderte,guarra! — grité libidinosamente

La golfa de Débora seguía bufando,gimiendo y resollando como una arrabalera pelandusca y me pedía que no parara de taladrar aquel coño tan bullente y empapado con sus flujos vaginales mezclados con saliva,lujuria,morbo y mucho vicio desatado

— ¡cabrón!,¡que bueno estás!,¡no me la saques,canalla!,¡me matas de placer,bribón! — vocifero Débora muerta de placer
— ¡suripanta!,¡furcia!,¡meretriz!,¡loba!,¡pelandusca!,¡guarra!,¡eres mas puta que tu puta hija! — solté lascivamente

Agarraba bien las patas de Débora y taladraba y martilleaba su hirviente chochazo de loba libidinosa en celo y la muy furcia proseguía jadeando y gimiendo al tiempo que yo también y aumentaba mi morbo mas y se acrecentaba y aumentaba,pues la fulana arrabalera a la que que en este momento estaba jodiendo cual actor porno,iba a ser la ramera facilona de mi futura suegra que me estaba demostrando sus lascivas artes sexuales

— ¡canalla,me estás matando de placer!,¡no pares hijo de puta!,¡me cago en ti,me vuelves loca! — exclamaba Débora lascivamente entre mil vagidos sexuales
— me estás matando de placer,¡zorra!,¡qué gusssstooo meee daaass! — proferí lascivamente

Machacaba y daba mil empellones al bullente coñargón de mi futura suegra y la muy zorra me miraba con morbo y vicio desatado y proseguía aullando,ululando,berreando, y chillando estentóreamente del placer que le daba al estacar su coño con mi brutal martillo pilón

— ¡estas muerto de vicio,cabrón!,¡que cara de corrido tienes! — observó Débora depravadamente
— ¡eres una guarra libidinosa,me matas de gozo,zorra! — advertí lujuriosamente
— ¡Dámelo !,Dámelo,sucio canalla!,¡vamos! — gritó Débora lascivamente

Mientras la ramera de mi futura suegra me pedía enardecidamente que le diera mas rabo y la destrozara el coño y la pringara bien de mucosa,pastosa y pringosa lefa,opté por sacar mi todavía endurecido rabo de semental en celo y la muy furcia de mi futura suegra se relajó unos segundos para echarse sobre mi y yo me agarré el nabo mientras la muy cerda me besaba con lengua

— Dane,cariño,como me has dado tanto placer con tu rabo de semental,ahora deseo que sepas lo puerca y guarra que soy — rogó Débora lascivamente

La putona de mi futura suegra comenzó a comerme otra vez desesperadamente el rabo y situó su hirviente y empapado coñargón frente a mi cara y comenzamos a hacer un formidable sesenta y nueve que me encantaba.Después de estar así un par de minutos,la ramera de Débora retiró su torso y situó su empapado coñargón de arrabalera fulana sobre mi duro rabo para clavárselo en todo su chochazo de pervertida ramera disoluta en celo

— ¡Dane,cariño,me voy a clavar tu puto rabo!,¡hazme ser una guarra! — ordenó lascivamente Débora

Ambos seguíamos gimiendo y gimiendo y lanzando mil ayes de perturbadora lascivia y nos insultábamos sexualmente y eso nos excitaba pues la puerca de Débora cabalgaba mi rabo y eso me ponía mas cachondo

— ¡eres una jodida puerca,me matas de placer! — bramé de placer

Esta fulana de Débora tanto deleite me daba al estarla estacando y me estaba volviendo loco y poniendo muy lascivamente morboso.Débora muy presa de la lujuria,lascivia y escabrosidad se movía apasionada,fogosa,ardiente e impetuosamente de arriba a abajo

— ¡me estás poniendo muy cachondo,zorra!,¡que gustaaaazo! — gemía Débora cual zorra libertina en celo
— ¡zaca!,¡toma!,¡zaca!,¡zaca!,¡zaca!,¡zaca!,¡zaca!,¡zaca! — seguía yo barrenando el coño de Débora

Mi futura suegra cabalgaba arrebatada y enardecida mi duro rabo rabo y ambos intercambiábamos insultos y groserías sexuales muy procaces y escabrosos mezclados con gañidos,jadeos,gemidos y mil berridos porque estábamos presos de una brutal y concupiscente lujuria muy pervertida y degenerada

— ¡que buena estás,zorra!,¡cómo traga tu coño,hija puta! — chillé procazmente
— ¡eres una jodido guarro!,¡me pones perra con tu rabazo! — gimió Débora lascivamente
— ¡Me encanta follar tu coño!,¡eres una zorra suertuda! — aseguré libidinosamente

La fulana de Débora continuaba cabalgando mi rabo y exhalaba y emitía gañidos,alaridos,berridos y bufidos sexuales presa del brutal calentazo que tenía en su fascinante coñagón de ramera libertina

Ambos gemíamos con mucha y brutal lujuria,escándalo,orgía y lascivo vicio pues teníamos una cachondez y una impudicia ilimitada y libertina

— ¡zorra!,¡puta!,¡cochina!,¡me matas de placer! — chillé depravadamente
— ¡qué gusto me das!,¡siénteme!,¡gózame,cerdo! — jadeó Débora entre espasmos
— ¡eres una guarra depravada y escabrosa!,¡me gusta follarte el coño,! — bramé de vicio sexual
— ¡eres un jodido pervertido!,¡estoy disfrutando a modo,canalla! — jadeó Débora viciosamente

La puerca de Débora continuaba cabalgando mi enhiesta pero dura verga y ella estaba enardecida y activada sexualmente porque no paraba de gemir,gañir,bufar cual ramera libidinosa en celo y subía y bajaba el culo presa de la inmensa lujuria que tenía la muy zorra

Le agarraba de la cintura,pues la muy puta estaba desbocada,encabritada, y muy enloquecida al tener dentro de su hirviente y mojado coñargón toda mi estacante verga de macho semental en celo.La muy cerda,no paraba de exhalar ayes,gañidos y mil gemidos debido a su locura sexual

— ¡ay!,¡si!,¡si!,¡aaahg!,¡agh!,¡agh!,¡ah!,¡sii!,¡humm!,¡ay!,¡si!,¡si! — jadeaba Débora como una loca

Después de estar cabalgando mi rabo,frenó en seco para volver a tragar mi rabo cual zorra arrabalera.Lo mamó un par de segundos y se situó delante mía para que la penetrara lateralmente y volviera otra vez la jodienda

— ¡Ven aquí sucia cerda,te voy a dar mas rabo,puerca!,¡no escaparás! — grité lascivamente

Le volví a enchufar mi rabo al coño de esta zorra depravada y ella puso un poco de saliva en todo su chochazo y volvió el metisaca inicial

— ¡toma rabo,zorra!,¡goza mi polla,puta! — bufé libidinosamente
— ¡me vuelves loca con tus rabazos,puerco! — largó Débora entre gemidos
— ¡canalla,como traga tu coño! — vociferé depravadamente
— ¡eres un jodido cabrón!,¡sigue canalla!,¡no pares,cabrón! — chilló Débora procazmente

La ramera de mi futura suegra observaba fascinada y embelesada como mi polla salia de su hirviente coñragón de ramera libidinosa y yo observaba su cara de guarra que me ponía mas y mas salido y libidinoso

— ¡zorra!,¡puta!,¡cochina!,¡me matas de placer! — chillé depravadamente
— ¡cabrón!,¡tío bueno!,¡te deseo mas y mas,canalla! — jadeó Débora desenfrenadamente
— ¡chulo,bribón,cabrito,malnacido,canalla,depravado,miserable,golfo! — largó Débora de arrebato lujurioso
— ¡guarra,zorrón,guarrón,golfa,fulana,furcia,hetaira,meretriz,mujerzuela! — solté de enajenación sexual

Después de joder con profusión su hirviente y empapado coñargón de ramera depravada,saqué mi rabo de el y la zorra de Débora lo masajeó y volví a penetrar su bullente coñargón que ya echaba humo de deleite carnal
La muy zorra de Débora prosiguió gimiendo y jadeando como si la estuviera matando pero tenía un placer inenarrable e inconmensurables y lanzaba ayes lujuriosos y mil gemidos.
Estábamos tumbados lateralmente y yo jodía con ganas ese agujero que me estaba volviendo loco y que tanto morbo me daba al saber que era mi futura suegra y se comportaba como una verdadera fulana arrabalera con vicio desmedido

— ¡cabrón!,¡hijo de puta!,¡jódeme!,¡fóllame cabrón! — bramo Débora entre gemidos

Paré de follar ese coño que me volvía loco para que esta sucia fulana de mi futura suegra cambiase de postura y ponerse a estilo perro y volverla a comer el coño que tanto me gustaba

— ¡que cerda eres,querida Débora!,¡te comeré el coño! — afirmé lascivamente
— ¡slap!,¡slap!,¡slap!,¡slap!,¡slap!,¡slap!,¡slap!,¡slap!,¡slap! — lamía su coño

La guarra de Débora se puso en estilo perro y la volví a penetrar con ganas y profusión mientras la muy cerda gemía,jadeaba y me pedía que no parara de follar su afiebrado coño de ramera libidinosa

— Soy tu esclava sexual esta noche,haz conmigo lo que desees — afirmó Débora obscenamente
— ¡zorra!,¡cochina,cerda ,puerca!,¡que gustazo me das! — clamé obscenamente
— ¡me estás poniendo mas burra,cabrón!,¡me estás poniendo a tope y estoy mareada de placer! — advirtió Débora entre vagidos y gemidos

Estaba follando inmisericordemente el coño de Débora y me estaba poniendo como una puta moto pues me estaba enloqueciendo,alienando,trastornando,embelesando,extasiando,encantando y fascinando por la forma en que yo jodía su coño y las mil procacidades que me soltaba
Estuve jodiendo con fuerza a esta ramera de Débora y ambos no parábamos de insultarnos procaz y muy chabacanamente con groserías e impudicias sexuales muy horteras y vulgares

— ¡fóllame cabrón!.¡jódeme mas,ya!,¡jódeme fuerte,perro! — bramó Débora lascivamente
— ¡eres una jodida zorra!,¡sigue puta!,¡no pares,zorra! — chillé procazmente

La muy zorra de Débora no paraba de moverse nerviosamente mientras la daba mil empellones a su culo y me encendía con la brutal jodienda que estábamos teniendo

— ¡que buena estás,so guarra!,¡es un placer follarte! — jadeé lascivamente
— ¡eres un macho depravado y vicioso!,¡tienes mucho vicio,so cabrón! — jadeó Débora procazmente

Finalmente,la estuve jodiendo sin parar y dándole los últimos embates sexuales y le saqué mi rabo de su chochazo y ella se tumbó tal cual estaba y volverle a enchufar mi pollastrón en todo su ardoroso coño y volvió a gemir y jadear como una vulgar perra libidinosa

— ¡si!,¡si!,¡si!,¡jódeme cabrón!,¡jódeme canalla!,¡no pares,cabrón! — bramó Débora depravadamente
— ¡toma rabo,zorra!,¡toma polla,puerca!,¡gózame,cerda! — grité lascivamente
— ¡métemela mas,cabrón!,¡métemela!,¡métemela!,¡si,¡si!,¡métemela! — bramó Débora libidinosamente
— ¡guarra,como traga tu coño! — vociferé depravadamente

La daba los últimos embates y ambos estábamos muertos de lujuria y la muy perra de Débora gemía y gañía como una loba en celo y me pedía que la diera mas rabo y que la llenara de lefa por su puto cuerpo de fulana licenciosa

Después de taladrar su coño y que ambos gimiéramos de placer la muy zorra se movió,vino a mi y le llené de densa,pastosa,cremosa y pringosa lefa su bocaza de ramera.La muy zorra de Débora tragó los últimos cuajarones de lefa y yo me marché a lavar.Ella se quedó y mi novia estaba en el salón preguntándose donde estaba yo y la fulana libertina y emputecida de su puta madre. Imagínense que la he puesto los cuernos con la ramera facilona de su puta madre.¡Pobrecilla!,dos guarras en la familia,pero su madre es mas puta y mas morbosa.¡Vaya follada que la he pegado a mi futura suegra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.