Las jugadoras

Una tarde de sábado, en un pequeño campo de hierba un grupo de amigas juega un partido de fútbol, todas con el mismo uniforme, se conocen. Para arbitrarla han puesto un anuncio, solo se ha presentado un joven de 19 años.
Tras varios minutos de juego el joven no puede más, no puede evitar ver que las mujeres están jugando sin sujetadores ni bragas, sus camisetas amarillas marcan sus pechos que se agitan con el juego, marcan sus coños en unos pantalones ajustados. Las mujeres usan ropa deliberadamente ajustada.
De repente el joven pita una falta.
Las mujeres se dirigen al chico, una de ellas con el único brazalete de capitana se acerca.
-¡pero qué dices!-le grita al joven
-¡mmm, ha sido falta!-dice el joven mientras no puede evitar mirar la perfectas, enormes y erguidas tetas de la capitana.
La camiseta amarilla se amolda a los enormes pechos de la mujer, ella lleva el pelo recogido en una coleta, sus pantalones cortos azul claro son imponentes, las medias amarillas subidas hasta las rodillas también, su cuerpo musculado excita al joven.
-¡es una amazona!-piensa el chico
La mujer se da cuenta de la mirada del joven.
-¡vaya!-dice la mujer
-¡nuestro arbitro parece distraído! -grita a sus amigas
-ya nos hemos dados cuenta-dice la jugadora nº 2
La mujeres comienza a reír, rodeando al chico, la capitana comienza a agitar sus pechos para el chico.
El joven ve el espectáculo, ve unos bonitos pechos agitarse ante él, la camiseta acompaña el movimiento, desea mamar esas tetazas.
-¡es preciosa!- piensa
La capitana se acerca
-¡vamos a ver que tienes por aquí!
La mujer se inclina, se abalanza sobre los pantalones del chico, los agarra y los baja un poco.
-¡no!-dice el chico que hace que se resiste, se agarra los pantalones.
De repente el resto de mujeres también se abalanza sobre el chico, comienza a manosearle.
-¡que te gustamos!-dice una
-¡pues claro estamos buenas!-dice otra
-¡el también!
-¡es un bollito!
-¡nos lo follamos!
-¡joder que sí!
-¡danos leche!
-¡mmmmm, que cuerpecito!
-¡que pecho joder!
Él se resiste pero nota como comienzan a quitarle la ropa, primero tiran de su camiseta, luego le bajan los pantalones, le tiran al suelo, le quitan los zapatos, le quitan todo.

Silencio en el pequeño campo de hierba, un grupo de mujeres forma un círculo alrededor de un joven desnudo que se levanta del suelo, se oye la fuerte respiración de las mujeres exhaustas después de manosear y desnudar al chico. El joven de pie cruza sus manos delante de su polla dura y de sus huevos colgando.
Le ha gustado, le ha gustado que se abalanzaran sobre él, le ha gustado que le quitasen la ropa a la fuerza, se ha sentido deseado. Mira a las mujeres que le miran sonriendo.
La musculosa capitana se coloca delante del chico, deja caer su cuerpo al césped, clava sus rodillas ante él.
-¡bueno!, a ver que tienes para nosotras
El joven mira a la mujer, preciosa con su uniforme de jugadora, excitada con los pezones duros que se la marcan en la camiseta que apenas puede contener sus enormes pechos, el joven retira sus manos.
Su joven y enorme polla se deja ver, las mujeres a su alrededor sonríen, la capitana se lanza a mamarla.
-¡mama, mama, mama!-comienza a gritar las mujeres que permanecen en pie, parece un ritual.
La polla entra en la boca de la capitana, el joven nota como ella saborea su rabo con obsesión, el chico posa sus manos en la cabeza de ella, la agarra, comienza a mover su cintura, se la mete mientras acaricia su pelo, mientras comienza a mirar a la otras mujeres.
-¡come, come, come, come! -gritan todas
El joven las mira una por una mientras sigue sujetando la cabeza de la capitana, mientras acaricia su pelo, mientras agarra su coleta, mientras sigue follándose su boca, mientras mira a la jugadora nº3, una preciosa morena, parece la más joven piensa él, con el pelo suelto, sujeta entre sus pechos el balón mientras le mira con sus carnosos labios abiertos en gesto de asombro.
-¡me desea la ninfa!-piensa
El joven baja la mirada, mira la preciosa coleta de la mujer que le mama su polla, baja una de sus manos al cuello de la mujer, acaricia su nuca, nota como la mujer se estremece mientras sigue mamando, el chico mete la mano por debajo de la camiseta de ella, estira la prenda y acaricia uno de sus hombros
-¡está en forma!-piensa
Saca la mano de la prenda, la acerca al brazo de ella, acaricia el brazalete de capitana que cubre un abultado bíceps. La mujer se saca la polla de la boca, el joven suelta su cabeza, ella sube la mirada , le mira, gira la cabeza hacia su brazo que el chico sigue acariciando, ella ríe, sube su brazo, marca músculos para el joven, marca su bíceps, mientras con la otra mano comienza masturbar al joven, mira al chico.
El chico lanza un gemido mientras nota la mano agarrar su polla, mientras acaricia el bíceps de la mujer que la mira con una sonrisa maliciosa, el joven se muerde el labio inferior mientras suelta el brazo de la mujer, se inclina, abalanza su mano contra la camiseta de ella, la agarra uno de sus enormes pechos.
-¡eh!-grita ella mientras aparta la mano del chico
Pero el joven insiste, vuelve a manosear el pecho de la capitana, esta vez ella se deja, ríe mientras gira la mirada y mira a sus compañeras, sigue meneándosela al chico mientras el manosea su camiseta, manosea su pecho duro, su tetaza.
-¡joder como está, ostias!-piensa el joven mientras disfruta del pecho de la mujer
De repente la capitana suelta la polla, se aparta del joven, se pone de pie.
-¡siguienteeee!-grita ella.
El joven agitado y ansioso ve como una de la mujeres, una treintañera rubia con el pelo largo, rubio y ondulado se pone delante de él, se pone de rodillas, mira al joven, se gira, se pone a cuatro patas, levanta una mano, la mueve hacia atrás, agarra sus pantalones cortos, se los baja un poco, vuelve a poner su mano en el césped, a cuatro patas espera el joven.
Ante el joven se ofrece un culo grande y redondeado, unos pantalones cortos se estiran casi en las rodillas, él se acerca, se agacha, pone una mano en la cintura de ella, la acaricia, nota que la mujer se excita, con la otra mano agarra su polla y la acerca al culo de la mujer, mete su glande en la raja, comienza a penetrarla mientras ahora coloca las dos manos en la cintura de ella.
-¡fóllala, fóllala, fóllala!-comienzan a gritar todas la mujeres
Ellas permanecen en pie, incluida la capitana, incluida la jovencita nº3 que sonríe y esconde su cara detrás del balón, sus labios cubiertos de saliva lo besan.
El chico comienza a follar el culo de la rubia de pelo ondulado, ¡la folla, la folla!, saca su polla y la vuelve a meter, ve como los pechos de ellas cuelgan y se agitan dentro de la camiseta, ve como esta echa la cabeza hacia atrás, la mujer cierra los ojos, se relame los labios, comienza a gemir fuerte para que sus amigas la oigan.
El culo del chico se agita con las embestidas, la jugadora nº10, una joven morena de pelo corto se da cuenta, se acerca al chico, se pone de rodillas a su lado, agarra una de las nalgas del chico, este gira la cabeza, posa su mira en la nueva invitada mientras sigue montándose a la rubia de pelo ondulado. El joven sonríe a la chica de pelo corto, baja su mirada, mira unos pequeños y precios pechos marcarse en la camiseta amarilla de la chica, sube la mirada, la mira, hace un gesto, ella comprende, con la mano libre la joven se sube un poco la camiseta, deja ver un pequeño y redondeado pecho, se lo acerca al chico, el comienza a mamar.
El joven mama un precioso pecho, nota el pezón duro, nota su nalga manoseada por la joven del pelo corto, nota su polla penetrar el culo de la rubia de pelo ondulado, está en el cielo. De repente, sin parar de mamar la teta, lanza una embestida al culo de la rubia, el pelo ondulado de la mujer se agita, la mujer lanza un grito.
-¡siii!-grita la rubia mientras saca su lengua como si estuviese en celo
-¡más más más!-grita
-¡más más más!-gritan sus amigas
El joven sin mirarla vuelve a embestirla, saca su polla del culo y la vuelve a meter de golpe, las enormes nalgas de la rubia se agitan, ella se estremece de gusto, él sigue mamando la teta que le ofrece la joven morena de pelo corto.
De repente la rubia se aparta, la polla de él sale al aire, el deja de mamar el pecho de la morena, lanza un grito al aire mientras se desploma al césped.
Se coloca a cuatro patas entre las mujeres, la morena y la rubia se ponen en pie y se unen al círculo. El joven mira a la chica joven del balón, ella escondida tras el balón que besa le mira también, la hace un gesto, ella comprende, se acerca al chico, se mueve a la parte trasera, el culo del chico se ofrece a ella, ella se pone de rodillas, con una mano coloca y sujeta el balón encima del culo de él, con la otra mano sujeta una nalga del chico, la aparta un poco, acerca su boca al culo del él, saca su legua, la acerca al ojete de él, su lengua comienza lamer la abertura del culo él, el joven se estremece.
El chico nota la punta de la lengua de la ninfa lamer su ojete, nota la larga melena acariciar sus nalgas, llena de saliva la lengua se mete en el cuerpo él, el agita su culo, nota como la ninfa juega en su culo mientras su polla se agita sola, cuelga a la vista del resto de mujeres. El chico mueve su cuerpo mientras la lengua de la chica saborea el culo de él.
La joven saca la lengua, el chico lanza un gemido, ella saca su cara de entre las nalgas de él, deja caer el balón que rueda hacia el chico, él lo coge con una mano, lo sujeta y se apoya en el mientras sigue a cuatro patas.
La joven ninfa situada todavía detrás del chico mete su mano entre las pierna del él, golpea la piernas hacia afuera, quiere que las abra más, el cede, la joven se agacha, pone su espalda en el césped, se agita y comienza a deslizarse bajo la piernas del joven.
Ante ella cuelga la polla del chico, la joven sube sus manos y agarra las nalgas del él, las acaricia, él se excita aún más. Comienza mamar la polla del chico, él se agacha un poco y comienza meter y sacarla de la boca de la chica que se ofrece bajo ella.
-¡métesela, métesela, métesela!-gritan las amigas
El joven agita su cuerpo para metérsela en la boca de la joven ninfa, mientras sigue aferrándose con los brazos al balón, mientras notas como la chica le agarra con fuerza su culo, nota como se lo araña, mientras lo mueve para meter su rabo en la boca de la joven que yace tumbada bajo el.
De repente la chica aparta una mano del culo del el, aparta la polla del joven, sale de entre sus piernas, se incorpora y se une a sus amigas que forman un corro alrededor del joven.
-¡ya está!-dice la ninfa a sus amigas.
El joven aparta el balón, se gira y se pone boca arriba, abre sus piernas, comienza a masturbarse.
-¡córrete, córrete, córrete!-comienzan a gritar las mujeres
El chico entra en trance, se masturba, se masturba, se acaricia su pecho mientras mira a las mujeres, todas vestidas con sus uniforme, todas con sus pechos marcándose en las camiseta, todas con los pezones duros marcándose, todas con sus preciosos pantalones cortos marcando sus precios cuerpo, la medias hasta sus rodillas las hacen más sexy aún.
El joven mira a la musculada capitana, mira a la ninfa que ha vuelto coger el balón y lo abraza, a la mujer de melena ondulada y culo enorme, a la belleza de pelo moreno y corto, todas le mira, miran como se masturba, miran su cuerpo joven, miran sus pectorales, le desean.
-¡córrete, córrete, córrete! –insisten la mujeres
De repente el chico no puede más, el semen comienza a salir.
¡Si, si, si, si!-gritan al unísono las mujeres
La leche sale disparada, cae al césped, el joven mueve la polla y el semen comienza a caer en su cuerpo, cae al pecho, el semen comienza a cubrir el cuerpo del chico, su piel brilla, la mujeres se lanza a él.
Todas la mujeres se ponen de rodillas junto al chico, se inclinan comienza a lamerle el semen en la piel, lo saborean, alguna se besan entre sí y comparten la leche del joven, un comienza a lamer con la lengua la punta de la polla de él, otra se mete los huevos de el en su boca, otra juega con el semen y lo extiende más por su pectoral, otra acaricia el pelo del joven, lo agarra, besa al joven, el sube la cabeza.
-¡qué bueno estás cabrón!-susurra la mujer al chico
Sus lenguas juegan mientras ella tira con fuerza del pelo de él, lo suelta, saca su lengua de la boca de él, la cabeza del chico cae al césped.
El joven nota todas las lenguas recorrer su cuerpo, recorrer su semen, comer sus huevos, lamer su polla, lamer sus pectorales. El chico se pone las manos en su nuca, disfruta del momento.
De repente los aspersores del campo comienza a funcionar, el agua comienza a bañar al chico y a las mujeres, ellas saltan a un lado, se ponen en pie, se ríen, el chico no se mueve, ve el espectáculo, nota como su cuerpo se empapa, ve como el agua también cubre las prendas de la mujeres, sus pelos, la ropa mojada marca aún más a las hembras, ellas ríen joviales, el pelo mojado las hace parecer diosas, el joven con las manos en la nuca, tumbado desnudo en el césped se siente en el cielo, huele el césped mojado.
-¡soy la puta ostia!-grita al cielo
Las mujeres ríen, comienza a aplaudir al joven……………

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.