La librería japonesa

Katsuo llega a la librería de su barrio, tiene examen en la universidad, necesita buscar un libro. Entra en el local de dos plantas, en la recepción solo está Akiko, la joven hija de la dueña. Akiko tiene 19 años igual que Katsuo, de corta melena morena, ojos color avellana, delgada, pechos pequeños pero firmes, a la chica le gusta vestir como una colegiala más joven, jugar a ser una l****a, con los hombros apoyados en la mesa de la recepción al pasar junto a ella Katsuo puede ver el cuerpo de la joven, ve la preciosa falda corta a cuadros que apenas la cubren sus muslos, marcando su bonita silueta, lleva una fina camisa blanca que dejan entrever unos preciosos pechos a los cuales no cubren ningún sujetador, los pezones de la chica se marcan en la sedosa prenda. Inclinada sobre la mesa su culo se realza, su falda se levanta un poco y marcan la raja de su perfecto y redondo trasero. Katsuo mira como Akiko juega con sus zapatos de charol en el suelo, se da cuenta que la chica lleva auriculares, está escuchando música, baila un poco mientras con un lápiz juega con sus labios mientras con la otra mano sujeta un libro.
-¡preciosa!-piensa Katsuo mientras entra en la tienda
Akiko se da cuenta que acaba de entrar alguien, se fija que es Katsuo un cliente habitual, el joven chico es moreno como ella, delgado como ella, le parece monísimo. Akiko lanza un suspiro mientras aparta su libro, aparta el lápiz de su boca y saca la punta de su lengua, acaricia sus labios, todo mientras pasa el chico delante de ella, él se la queda mirando, no se para, no se dicen nada, la chica abre mucho los ojos y parpadea rápidamente, los preciosos ojos color avellana de Akiko hipnotizan a Katsuo, pero él no se para.
El chico sube las escaleras a la segunda planta, tras pasar una estantería y saberse a refugio pone una mano en una balda y lanza un suspiro
-¡la madre que la pario!-murmura con los ojos cerrados.
Katsuo se repone y comienza a busca el libro que necesita, mientras Akiko se ha incorporado y se dirige a la puerta de la tienda, cogen el cartel de la puerta y lo gira, “cerrado” señala ahora, Akiko cierra la puerta y gira la llave…
En la 2ª planta el chico pasa de un pasillo a otro, al girar una esquina llega a una fila de estanterías, se dirige hacia el final de la misma, comienza a ojear el libro, de repente se da cuenta que al inicio del pasillo aparece Akiko, el joven mira la preciosa y delicada figura de la chica, puede ver la silueta de sus pezones marcarse en su delgada camisa, puede ver sus muslos marcarse a los lados de su preciosa falda a cuadros, puede ver su delgadas piernas moverse hacia él, los zapatos de charol le dan una aspectos muy sexy y provocador, su precioso pelo corto es encantador y sexy.
Akiko se acerca por el pasillo hacia Katsuo, pasa una de sus manos por una fila de libros, sus dedos acarician los lomos mientras se dirige insinuante hacia el chico. Katsuo aparta la mirada, coge un libro y hace que lo lee. Poco a poco nota como al chica se acerca, puede notar un leve olor a fresa, es el perfume de Akiko, a Katsuo le encanta.
De repente el joven chico nota a Akiko junto a él, el no aparta la vista del libro, la chica sigue avanzando, gira su cuerpo, se mete entre el chico y la estantería obligando al joven a apartarse un poco, de repente Katsuo nota como Akiko se inclina un poco al pasar delante de él, el culo de la chica roza la entrepierna del chico, Katsuo se sobresalta
-¡ah!-grita mientras se aparta
Akiko pasa de largo, se para junto a la estantería, hace que busca un libro, gira su cabeza, mira a Katsuo, la joven pone sus dos manos agarrando una estantería, encorva su figura, saca su trasero hacia afuera, la falda sube sola ligeramente, sus nalgas sin bragas salen un poco a la vista, la chica inclina un poco la cabeza, roza su mejilla contra uno de sus hombros, abre sus ojos mucho, parpadea rápidamente en dirección al chico, hace un gesto, le invita a que vaya.
Katsuo hipnotizado deja en la estantería el libro que tenía en las manos, mira a Akiko, mira la hermosa figura que se ofrece a él, mira su silueta, sus pezones marcados, sus nalgas casi a la vista, la dulce cara de la chica, el sueño de cualquier chico. El joven se gira hacia ella, comienza a desabrocharse el cinturón, se desabrocha el pantalón…
-¡si, si, Katsuo!-dice excitada ella
Katsuo se desnuda completamente, en mitad de la 2ª planta de la librería se muestra ante una excitada Akiko que le mira con admiración. El joven se acerca, se pone detrás de ella, agarra la punta de la falda, tira un poco de ella hacia abajo, la tela se estira y se mete en la raja del culo de ella, Akiko nota la tela meterse en ella. Katsuo suelta la tela, de golpe la falda se levanta un poco, puede ver un poco su precioso culo, Katsuo desnudo se pone de rodillas, acerca su mejilla al culo de la chica que le mira de reojo, el chico levanta la falda, las nalgas de la chica se ofrecen ante él, posa sus labios en una de las nalgas, besa la piel, la polla del joven comienza a crecer. El chico saca un poco la lengua, la acerca al culo de la chica, ella lanza un suspiro, nota como la lengua del chico acaricia su piel, como poco a poco se acerca a la raja de su culo, como el chico abre sus nalgas, como mete su rostro entre ellas, la lengua comienza a meterse en su agujero, nota la saliva dentro de ella, se agarra más fuerte a la estantería…
El joven sigue sujetando las nalgas, su cara entre las nalgas de ella.
-¡está en el cielo!-piensa
Sigue lamiendo el ojete de Akiko, nota la excitación de la joven, como abre y cierra su ojete para él, puede oler el coño excitado de ella. El chico saca su lengua de ella, acaricia las nalgas, posa otra vez su mejilla en el trasero de la joven, estaría ahí todo el Día.
Una mano se desliza por una de las piernas de ella, Katsuo acaricia la pierna de la joven, nota como tiembla, ella está en celo por él.
El joven se incorpora, mira a Akiko, ve que ella le mira con la mirada perdida, ve que de los preciosos labios de la joven cae un hilillo de saliva, la chica está babeando de gusto, es como si estuviera en éxtasis. Katsuo acerca su polla al culo de la joven, con una mano agarra su cintura con la otra juega con la falda a cuadros, comienza a frotar su rabo contra el culo de la joven, no se la mete, ella agita su cintura
-¡ay Katsuo si, si!-gime ella mientras se le cae saliva de la boca.
La polla continua frotándose contra la joven, Katsuo se inclina su cuerpo sobre la preciosa silueta de la ninfa asiática, acerca una mano hacia los botones de la camisa de ella, con un gesto tira de la camisa y varios botones salen por el aire, los preciosos pechos de la joven salen al aire mientras la camisa rota se aparta a un lado, Katsuo coge uno de los pechos.
-¡si, si, cógelo! ¿te gusta Katsuo?-gime ella.
-sí, Akiko, es precioso-dice él mientras con la otra mano coge su polla y la acerca al ojete de ella, comienza a penetrarla.
-¡ah, ah, ah!-gime ella mientras con sus precioso ojos avellana mira a Katsuo.
El agacha la cabeza, se concentra mientras folla a la preciosa joven, mientras agarra su pecho duro, su cuerpo sobre ella, sus huevos rebotan contra la joven
-¡Akiko, Akiko!-gime Katsuo con los ojos cerrados
-¡Katsuo,Katsuo, si!-gime ella
El cuerpo de ella se agita, acompaña a la follada de Katsuo
-¡que hembra!-piensa el joven.
De repente Akiko, se para, se aparta, la polla de Katsuo sale de su cuerpo, él se agita, ella se gira, se lanza a abrazar al chico, comienza a besarle. Él excitado también la abraza, su polla se aplasta contra la falda a cuadros que ha vuelto a caer sola. Los jóvenes se besa, ella deja salir mucha saliva, sus labios comienzan a brillar, ella saca su lengua, el comienza a lamerla fuera, lame su punta, la lame entera, ella abre los ojos, el también, los dos se miran mientras el saborea la lengua de ella. Mira los ojos de ella, tan llenos de vida
-¡son tan bonitos!-piensa él
-¡que guapo es Katsuo!-piensa ella
El sigue mamando la lengua de ella, ella le abraza, él la abraza, ella sube una mano y acaricia la nuca de él, él sube una mano y acaricia el precioso pelo de ella, ella sonríe mientras el sigue comiéndole la lengua.
Separan sus rostros, se miran, vuelven a besarse, la saliva comienza a salir de las dos bocas, cae al suelo, los labios se cubren de líquido, ella comienza echar su saliva en las mejillas de él, Katsuo nota su cara cubrirse de la saliva de Akiko, cierra sus ojos, deja hacer a Akiko mientras nota como ella le acaricia el cuello. Akiko besa al chico, le cubre de saliva la cara, se acerca a una de sus orejas, mete su lengua en su oído
-¡ay Akiko, si!-gime el joven mientras ella penetra su oído con la lengua húmeda.
La saliva cubre su oído, el joven nota la lengua de ella mientras el sigue frotándose contra la falda a cuadros de ella, mientras mete sus dedos entre los mechones del pelo de ella. Ella aparta su rostro, mira a Katsuo, parpadea rápidamente, a katsuo le encanta, esta preciosa, sus ojos rasgados le miran, la saliva cae de los labios de ella, nota el olor a fresa de ella.
-¡que duce!-piensa él.
Akiko acerca una mano al pecho de él, acaricia su torso, mira a Katsuo mientras nota como él se sigue frotando la polla contra su falda.
-¡hazlo!-le dice ella a él
Él la mira, baja una mano, aparta la falda de ella, acerca su polla al coño de ella, comienza a follársela.
-¡ah, Katsuo!-grita ella mientras Katsuo la aplasta contra la estantería llena de libros.
-¡Akiko, Akiko, te quiero!-gime el chico mientras la mira, mientras la folla.
Ella cierra los ojos, con una mano en el pecho del joven, con la otra mano en uno de sus pechos, se lo magrea de gusto.
-¡si Katsuo, sí, yo también te quiero!-gime ella con los ojos cerrados
La saliva de ella sigue saliendo, en celo, con los ojos cerrados, acariciándose un pecho, acariciando el torso del chico. Katsuo se la folla, se la folla, agarrándola por la cintura, nota la tela de la falda rozar su piel, nota la camisa agitarse con cada embestida, el desnudo, ella todavía a vestida.
-¡Akiko, Akiko, Akiko!-repite él sin cesar.
Los libros comienza a caer de las estanterías, los jóvenes no paran, sus cuerpos se agitan, una pierna de ella se levanta y rodea el cuerpo de él, sus pechos se agitan libres, el comienza a mamar uno de ellos.
-¡si, si, comételo, es tuyo!-dice ella
El mama su pecho, duro, su preciso pezón, su polla sigue entrando y saliendo de Akiko.
Akiko coge la cabeza de Katsuo, la aparta de su pecho.
-dime que soy guapa-dice ella
-eres muy guapa-dice el
-dime que soy la mejor-insiste ella mientras tira del pelo de Katsuo.
-eres las mejor
-dime que te masturbas pensando en mi
-¡si, si Akiko!
-¡no!, ¡dímelo dímelo!-insiste ella
-me masturbo pensando en ti, todos los días-balbucea el mientras sigue follándosela
-¡soy la mejor, soy la mejor!-gime ella con los ojos cerrados
-¡si, si, si!-dice él
-todos los chicos me deseáis, ¡todos, todos!-grita ella
-¡sí, sí, todos, todos, todos te deseamos!-grita él
-¡lo sé, lo sé, mis amigas son tontas, son tontas!-gime extasiada ella.
-¡solo tú, solo tú!-gime él
-¡soy tan bonita, soy tan bonita!
-¡si, si, por dios!
-quiero todo el semen para mí, ¡todo!, ¡de todos!-grita ella en medio de la librería desierta.
Katsuo no puede más, saca la polla de Akiko, se parta, agarra la cabeza de ella, la invita a agacharse, ella medio ida, accede.
Akiko se pone de rodillas, Katsuo se masturba en su cara, Akiko mira el bonito cuerpo de él, mira cómo se masturba ante ella, se siente alagada. El mira el rostro dulce ella, ve la saliva caer, ve como babea, ve como le sonríe, su semen comienza a salir.
Katsuo se corre, se corre, su leche comienza a salir disparado al rostro de Akiko, ella primero se sobresalta, luego cierra los ojos, nota el semen cubrir su cara, nota como unas gotas caen a sus pechos, abre los ojos, ve caer más semen a su falda a cuadros, a sus zapatos de charol, al suelo, a los libros caídos. Abre más los ojos, mira hacia arriba, mira a Katsuo medio ido, mira la polla del joven, el semen cubre su tronco, Akiko mira a Katsuo, parpadea rápidamente, Akiko se mete la polla recién corrida en su boca. Katsuo lanza un gemido de dolor.
Akiko mama la polla, la nota lubricada por la corrida, nota como Katsuo se queja de dolor, Akiko cierra los ojos, disfruta del miembro en su boca, del semen en su boca, se siente mujer, nota la polla entrar y salir.
Akiko se saca la polla de la boca, Katsuo cae al suelo, ella le acompaña, los dos caídos entre los libros, ella le mira a él, con sus precioso ojos rasgados color avellana, se relame para él, el semen de Katsuo todavía en sus labios, él se siente deseado.
Los dos se abrazan, no dicen nada, el desnudo, ella todavía vestida, con la camisa rota, con sus zapatos de charol cubiertos de gotas de semen, moviéndose entre los libros caídos……………….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.