izmir escort bursa escort izmir bayan escort istanbul escort antalya escort izmir escort bayan izmir escort bursa escort bursa escort kızlar istanbul escort bayan gaziantep escort istanbul escort istanbul escort kızlar

La gordita caliente

Me llamo Juan tengo 24 años, estoy terminando mis estudios
universitarios. Debido a que soy un deportista de alto rendimiento, siempre he
tenido suerte con las chicas, por lo que siempre había escogido con quien salir
y nunca me llamaron las chicas gorditas aunque algunos de mis amigos me decían
que tirar con una gordita era muy delicioso.

Hace 2 años quede a cargo de la casa de un primo el cual tuvo
que mudarse a otra ciudad por cosas del trabajo, luego de deliberar con la
familia decidieron darme la responsabilidad de asumir el control y a que por ser
una ciudad universitaria, el alquiler de habitaciones es muy lucrativo, por lo
cual mi primo tomo la decisión de hacerlo y dejarme a cargo de todo. Ya había
pasado casi un año y solo se le alquilaba a hombres pero un día uno de los
chicos se retiro de la U y viajo a su ciudad de origen, no sin antes
recomendarme una amiga para dicha habitación, lo cual acepte aunque al principio
recibí recriminación de mi familia pero al pasar el tiempo decidieron que las
chicas eran mas responsables que los hombres por lo cual se alquilo a varias de
ellas.

Fue así como llego Paula, una chica baja (1.50 mt), gordita
aunque con un rostro muy lindo, tenia 20 años y viviría sola en esta ciudad
mientras terminara sus estudios. Siempre pensé tener un enredo con alguna de las
chicas, ya que había dos muy guapas, pero nunca me imagine tener algo con Paula.

A medida que pasaba el tiempo nos hicimos muy amigos,
pasábamos varias horas charlando y contando nuestras aventuras en la vida, fue
así como creció un cariño entre los dos. Un día mientras estaba en el patio de
lavado llego ella y comenzamos a conversar, llevaba una playera blanca y un
short. La conversación era muy amena de un momento a otro comenzamos a jugar con
agua, y luego de mojarla pude notar sus enormes tetas me llamaron mucho la
atención y pude notar que ella se había dado cuenta de aquello.

Ese día salí con mi novia a bailar pero no podía dejar de
pensar en aquella escena, era tanto que al acostarme con mi chica me imaginaba
esas grandes tetas en mi boca. Pasaron unos días y me comento que había
terminado con su novio por que la había engañado, pero que no quería perderlo y
que lo perdonaría solo cuando se sintiera bien pero que no sabia que hacer para
lograrlo, me pregunto que le dolería mas a un chico, le dije que como hombre me
dolería que mi chica estuviera con otro, se quedo pensando y se despidió y fue a
su cuarto, los días siguientes fueron como siempre, muchas bromas juegos y mas.

Llego un fin de semana el cual discutí con mi novia por lo
cual no Salí a ningún lado, ella me contó que la había venido a visitar un tío y
que la acompañara a comer con el, cosa a lo cual me negué por mi estado de
animo, al día siguiente me sorprendí al verla de nuevo con su novio, al final la
tarde paso como siempre.

Llego la noche y la vi. Con intención de salir cuando paso a
mi lado le dije “que linda estas, no me invitas” me respondió que yo no aceptaba
invitaciones, “bueno entonces me traes algo”, se despidió y se fue.

Esa noche ya que por ser sábado no había nadie en la casa,
aproveche para ver una peli porno que me habían prestado y salio una chica con
unas tetas riquísimas, por momentos las compare con las de Paula cosa que me
excitó mucho, al poco tiempo sonó mi móvil y era ella, me pregunto que hacia le
dije que ya me había acostado, me contó que estaba en un bar cerca de mi casa
que cualquier cosa la buscara, que solo estaba con el tío ya que su novio se
había ausentado. Después de meditarlo decidí que mejor me quedaba en cama.

A eso de las 00:30 horas escuche la puerta de la casa, al
poco instante tocaron en mi habitación, me levante me coloque un short y sali a
ver quien era, era Paula que me esperaba sentada en la sala. Me acerque la
salude y comencé a hablar con ella, me contó lo que había echo esa noche, pude
notar por su forma de hablar que había bebido bastante.

En un instante determinado me dijo que tenia mucho calor, a
lo cual la contradije diciéndole que la noche estaba bien fresca, que hacia mi
lado había buena ventilación, me dijo que se acercaría para comprobarlo, justo
cuando pasaba frente a mi silla se acerco y me beso el cuello, cosa que me
sorprendió mucho y no dije nada, ella seguía besándome y pasaba su lengua,
decidí besarla y comenzar a acariciarla, pensé en detenerme ya que no era mi
tipo de chica, pero decidí que era hora de saborear esas tetas que me habían
gustado mucho.

Comencé a acariciar sus senos ella se acostó en el suelo y yo
la besaba profundamente, ante la posibilidad que alguien llegara, la conduje
hacia mi habitación, ella me besaba sentía como aceleraba su respiración,
comencé a desnudarla, primero su blusa, luego su pantalón, pude observar sus
enormes senos, le quite el sujetador y me abalance a ellos, le lamía las tetas
como un niño, ella solo jadeaba de la excitación, le acaricie su coño sobre su
tanguita, pude notar lo húmeda que estaba, (estaba mojadísima), decidí
desnudarla por completo, ella se levanto y de un jalón me quito mi bóxer, mi
verga salto Paula la miro me miro a la cara y me dijo que quería ser mía, se
recostó en la cama me acerque a su cuevita y la acaricie, le introduje un dedo
mientras le chupaba los senos, ella alejo mi mano de su coño, solo jadeaba, me
coloque sobre ella y la penetre de golpe. Mi verga se introdujo fácilmente
debido a lo húmeda que estaba la concha de Paula, comencé con el mete saca, ella
jadeaba como loca, no podía creer que me estuviera cojiendo a la gordita, se
sentía delicioso sentía que su coño quemaba mi verga. Coloque sus piernas sobre
mis hombros y se lo introduje hasta el fondo, ella se aferro fuerte a mis brazos
y sentía como se venia, lo que ocasiono que acelerara el ritmo y que eyaculara
sobre su estomago, ya que no había utilizado preservativo y por su estado de
alicoramiento no podía confiar en ella.

A Paula no le gusto que hubiera terminado afuera pero se
limito a secarse con la blusa y me beso, comencé de nuevo a besar sus tetas, me
sentía en la gloria chuparle los senos a Paula, mi verga ya estaba a mil
nuevamente, ella se subió sobre mi y comenzó a cabalgarla se movía de una forma
salvaje, no podía creer que aquella chiquilla tuviera esos movimientos, yo
comencé a acariciar sus nalgas, pase mi dedo cerca de su culito, cosa que a ella
le fastidio pero seguía sobre mi verga moviéndose como una puta, volví a lo
mismo y ella nuevamente lo retiro diciéndome que no le gustaba por ahí, en mi
mente comencé a maquinar la forma de cojerla por su gordo culo pero cada acercamiento
era en vano, de un momento a otro se vino por segunda vez y cayo rendida sobre
mi, mi excitación seguía y ella no quería continuar por lo que un poco enojado
decidí hacerme aun lado, luego de unos minutos la llame para que fuera a su
habitación, para que nadie la descubriera en mi habitación, ya que mis padres y
mi novia solían venir muy temprano a dar un vistazo a la casa y a visitarme.

Por mas que la movía no quería levantarse lo cual decidí
levantarla yo mismo, cuando estaba en esa labor en un instante la boca de Paula
quedo sobre mi bóxer justo sobre mi pene, lo cual me excitó nuevamente haciendo
que mi verga se levantara, libere mi verga y la coloque sobre sus labios, ella
abrió la boca y la lamía suavemente, yo le introduje media verga en su boca y
aunque al principio se quejo luego la mamaba de una manera no muy agradable, ya
que me hacia un poco de presión con sus dientes, mi verga aumentaba de tamaño y
ella seguía con su labor, la saque un poco la coloque en sus tetas y me masturbe
con ellas, cuando sentí que me venia se la introduje nuevamente en su boca,
Paula paso su lengua sobre mi verga cuando sintió mis chorros en su boca, para
mi sorpresa cerro un poco la boca y no dejo que nada se escapara tragándoselo
por completo, luego se recostó nuevamente esta ves dándome la espalda.

Aquella imagen me había dejado sorprendido, nunca ninguna
chica se había tragado mi semen, luego de volver en si mi pene había crecido un
poco por aquel recuerdo, le insistí nuevamente en llevarla a su cuarto pero no
respondía, cuando me acerque a ella note como se notaba su gran coño desde atrás
y recordé sus palabras acerca del sexo anal, acomode una almohada bajo su
vientre ella no se movía, le unte un lubricante que tenia en mi closet le
acerque mi verga a su ano acariciando lentamente, luego de pensarlo un poco
hice un poco de presión sobre sus nalgas, mi verga intentaba entrar y ella solo
se movió y nada mas, luego agregue un poco mas de lubricante y empuje un poco
mas logrando que la punta de mi verga penetrara un poco, ella de inmediato abrió
los ojos y me decía repetidamente que no que por ahí no, yo me dejaba caer
lentamente pero en un movimiento suyo hizo que la penetrara la mitad de mi verga
lo cual le dolió mucho solo decía “noo por ahí nooo”, “sacala que me duele”,
“ahí uhhaaa”, me duele mucho y no me gusta”, cosa que me éxito aun mas y la
penetre hasta el fondo, la cogia fuertemente de sus caderas y la penetraba hasta
el fondo, creo que se le quito sus tragos del dolor, al poco tiempo sentí como
se movía y gemía. Le dije al oído que me gustaban sus tetas y su gran coño, y
que tenía un culo muy rico, ella solo gemía, estallé dentro de su culo
llenándola de leche, ella me decía que no se lo sacara aun, que había sido su
primera vez por detrás y que quería sentir mi verga como desfallecía en su
ultrajado anito.

Luego de esto como a las 5:00 AM la acompañe asta su
habitación, luego que amaneció hablamos de lo ocurrido, me dijo que lo hizo con
la intención de cobrarle a su novio y que me escogió a mi porque era una persona
muy buena con ella y que sabia que me gustaban sus tetas, pero que lo disfruto
mas de lo debido y que esta pensando dejar a su novio por que espera que lo
nuestro siga aunque le duele un poco su anito, a lo cual le conteste con un poco
de sonrisa en mi cara que lo había disfrutado mucho, que yo también quiero que
esto siga pero que no es necesario terminar nuestras relaciones, y así lo hemos
hecho desde aquel día, solo esperamos que todos estén dormidos y que mi novia o
su novio se vayan y nos entregamos asta el amanecer, me dice que su culo solo es
mío y que no dejara que nadie mas la penetre por hay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.