Jessica y la habitación roja

La detective Jessica B. llega al club de swingers, según su informante allí podrá encontrar a la japonesa de la que sospecha la víctima del robo que investiga. Al entrar llega a una recepción triste y con poca luz, en una mesa una mujer de mediana edad y poco atractiva mira una revista. Jessica saca su acreditación.
-Perdone, vengo de una agencia de detectives, estoy investigando un caso, necesito hablar con una de sus clientas.
-pues espera a que salga, dentro no se puede pasar sin ser cliente -murmura la recepcionista sin levantar la mirada
Jessica se enfada, saca un par de billetes grandes y los deja sobre la mesa
-mira que tengo prisa y es tarde -dice con impaciencia Jessica
La recepcionista levanta la mirada, mira a Jessica de arriba abajo, mira su cuerpo escultural, su larga coleta, sus labios carnosos, su cara de angelito, la recepcionista se muerde un labio, coge el dinero y se lo guarda.
-lo siento, no puede ser –dice la mujer volviendo a la revista
-¿perdona?
-si quieres puedes pasar como clienta
-¿qué?
-¡joder! eres sorda o que, que te desnudes y pases, pero aquí te tienes que dejas follar por cualquiera, ¿entendido?
-solo quiero hablar ¡joder! –dice Jessica que cree que va a explotar.
-tu misma
Jessica se enfada más,
-¡en fin! -piensa- entro rápido y llevo a la japonesa a un sitio a solas y listo.
Jessica comienza a quitarse la ropa delante de la recepcionista, la mira enfadada.
Completamente desnuda, su cuerpo escultural brilla en mitad de la recepción
Jessica tira su ropa encima de la mesa.
-¿así?
-¡joder que sí!, pasa guapa-dice la mujer mirando a la diosa que tiene delante
Jessica pasa al interior, contonea su cuerpo, sus caderas, mientras la recepcionista la sigue con la mirada.
-¡que se haga una paja viéndome la puta vieja!-piensa Jessica mientras se contonea al andar
Llega a un primer cuarto, ve como dos mujeres se besan mientras un joven con barba se masturba, ni se fijan en Jessica. Jessica continúa su camino, pasa por varios cuartos.
Por fin llega a una habitación pequeña, casi a oscuras y con las paredes cubiertas de azulejos rojos brillantes que resaltan en medio de la oscuridad.
Al entrar ve a una mujer de piel clara a cuatro patas, muy delgada, de pequeños pechos y culito plano está mamándosela a un tipo gordo, al lado de él la que parece su esposa le acaricia el pecho al hombre mientras le murmura cosas al oído. La joven de piel clara se saca la polla de la boca y mira al gordo, le lanza un beso y continua mamando su polla, Jessica ha podido ver que es asiática, debe ser la que busca.
-¿Asuka? -pregunta Jessica
La asiática abre los ojos y se saca otra vez la polla, mientras sigue masturbando al hombre gira la cabeza, mira a Jessica.
-¡mmmmm! ¿siii?-murmura la asiática
-¿puedo hablar un momento contigo?
-¡ja!, espera tu turno, este macho me tiene que dar algo en la cara ¿verdad guapo?-dice la chica mientras guiña un ojo al hombre
El hombre mira a la diosa asiática, no puede creer que una mujer así esté con él, Asuka vuelve a mamársela, no hace caso a Jessica. Jessica no se lo puede creer, normalmente la gente se la queda mirando alucinada pero esta tonta prefiere a ese gordo. Resignada se pone detrás de la japonesa, se agacha, se pone a cuatro patas también, agarra las nalgas de la chica y comienza a lamer su culo.
Asuka se saca la polla de la boca, sigue masturbando al gordo, gira su cabeza, sonríe mientras ve a Jessica perdida en su culo.
-¡joder! siii, ¡puta sigue! -grita Asuka
Jessica sigue lamiendo el culo, lo comienza ensalivar, abre las nalgas y escupe en su ojete, la chica grita de gusto.
-¡tú puta madre! –grita Asuka mientras sigue masturbando al hombre que mira la escena delante de él, mientras su esposa le abraza pero no mira a las jóvenes chicas, sabe que no se puede comparar a esas diosas.
De repente Jessica comienza a meter un dedo en el culo de la asiática, lubricada por su saliva comienza a meter su mano entera poco a poco, Asuka quiere gritar pero no puede, abre la boca de asombro mientras mira a los ojos al hombre y se relame.
-te dije que tengo que hablar contigo, a solas puta -dice Jessica mientras termina de meter su mano completa en el culo de la chica asiática.
El hombre no puede más, aparta la mano de la asiática y comienza a masturbarse en su cara, ella le mira, él no se puede creer que una mujer así le mire con deseo, no puede más y comienza a eyacular en la cara de la japonesa.
-aaaa….¡¡¡ aghhhh!!!! -gime el hombre mientras su mujer le abraza por detrás.
-¡¡asiiii!!, dale todo amor –murmura la esposa
El semen comienza a cubrir la cara de Asuka, gotea al suelo, Jessica mira el espectáculo sin sacar su mano del culo de la chica, Asuka se centra en disfrutar de la leche que inunda su cara, se relame. De repente la esposa se separa de su marido, se pone a cuatro patas, besa a Asuka, juega con la leche de su marido, besa a la asiática que la corresponde con cariño, se besan como si fueran novias, la diosa japonesa y la mujer cincuentona, el semen rebosa de sus labios, el hombre observa la escena, no se lo puede creer, adora a su mujer.
De repente en el cuarto aparece la recepcionista, desnuda, con un arnés con dildo puesto en su cintura
-¡te dije que cualquiera, cariño! -dice la recepcionista riendo.
Jessica todavía a cuatro patas y con su mano dentro de Asuka mira a la mujer
-¡No, espera!- grita asustada Jessica
Pero es tarde, la mujer se abalanza sobre ella, Jessica saca la mano del culo de Asuka, la asiática grita
-¡puta, aghhh! -grita Asuka
La mano de Jessica está lubrica de Asuka, intenta girarse pero la recepcionista ya está metiéndola el dildo a cuatro patas sobre ella.
-¡ahhhh siiiii!-gime Jessica que se somete
La recepcionista se folla a Jessica que hace que se resiste, pero la mujer nota que Jessica se deja.
La mujer monta a Jessica, lo hace con fuerza, su polla de plástico entra en Jessica, ella se estremece como si la follara un semental de revista, mientras el hombre que ya se ha corrido y está sin fuerzas mira la escena, su esposa y la japonesa con su leche en los labios se tumban de lado abrazadas mientras ven la montada, Jessica mira a Asuka mientras se la folla la recepcionista, Jessica disfruta como esa mujer vulgar se la folla sin miramientos, comienza a agitar su cuerpo al ritmo de la mujer vulgar.
-así buena chica -dice la recepcionista mientras ve el musculado cuerpo de Jessica moverse.
-¿te gusta? –sigue la recepcionista
Jessica no responde, está en trance
La mujer da un azote a las nalgas de Jessica, ella despierta del trance asustada
-¿qué si te gusta joder? –insiste la mujer
-¡si señora! -gime Jessica humillada, no se puede creer que le guste tanto
-¡claro que sí! –ríe la mujer vulgar
De repente la mujer grita en dirección a la entrada del cuarto
-¡chicos, chicas, zorra nueva venid!
-¡no espera! -dice Jessica con los ojos cerrados pero moviendo sus cuerpo perfecto para la mujer vulgar.
Poco a poco llega gente al cuarto, Jessica abre los ojos y ve como varios hombres ya se masturban junto a ella, como varias mujeres mayores se acarician sus pechos mirándola.
Jessica no lo entiende, ella, una mujer que siempre domina a los demás, que tiene a quien quiere, que sabe cómo todas y todos la admiran nada más verla, que sabe que hombres y mujeres fantasean con ella nada más conocerla, ahora se ve ahí a cuatro patas rodeada de gente vulgar, es la puta de esa gente, gente que nunca soñarían en tocar a mujeres como ella y Asuka, …..le gusta ¡joderrrr!!
La recepcionista saca su polla de plástico de Jessica, un hombre delgado y poco atractivo la releva, comienza a montar a Jessica, ella mira hacia atrás y ve al hombre, le hace un gesto de asentir, el hombre que no se lo puede creer, se la folla, mete su pequeña polla en el culo perfecto de Jessica, el hombre se inclina y comienza a magrear el cuerpo de gimnasio de ella, no se puede creer que este con una mujer tan hermosa, adora ese cuerpo tan bonito, fantasea que es su novia, se siente un hombre…..
Delante de Jessica otro hombre, un joven también poco atractivo acerca su polla a la preciosa y carnosa boca de Jessica, ella se gira y le mira, cierra los ojos y comienza mamar, el joven grita.
-¡Diosss! siiii
El hombre delgado que folla el culo de la diosa también grita.
-¡joder sii! –grita mientas embiste a Jessica
Otros tres hombres de mediana edad se colocan a los lados, se masturban, no aguantan a esperar a su turno, comienza a eyacular en los costados de Jessica, su semen cae sobre su espalda, sobre sus nalgas, sobre su precioso pelo, uno de ellos quita la goma que sujeta la coleta de Jessica, su pelo se suelta y cae a un lado, esta preciosa, el hombre tira la goma y eyacula en el pelo de ella, ella sigue mamando, poniendo culo, el semen recorre todo su cuerpo y gotea al suelo.
Una mujer joven y con gafas se acerca y comienza a lamer el semen que han vertido en la espalda de Jessica, otra mujer de mediana edad y tetona se acerca, se agacha y comienza a mamar los duros pezones de Jessica a los cuales también llega el semen de los machos, se incorpora y acerca sus labios a la chica de gafas, se besan sobre la espalda de Jessica. El hombre que monta a Jessica saca su polla del culo y comienza a correrse en las nalgas de ella, el joven al que Jessica mama su polla se aparta, saca la polla de su preciosa boca, acerca su cara a la cara de Jessica, la besa en la mejilla, la besa en la frente.
-¡te quiero!-le dice el desconocido
Jessica, medio ida, en éxtasis total, mira a los ojos al joven
-yo también te quiero, amor-le susurra al desconocido
El joven entra en éxtasis también, sueña que es verdad, que esa diosa le quiere, comienza a masturbarse con fuerza delante de la cara de Jessica, comienza a correrse en la cara de ella, ella exhausta deja que se corra, nota todo su cuerpo cubriéndose de semen de todos esos desconocidos, cree que no puede más pero otro un joven delgado pero de cuerpo escultural se pone delante de ella, cree que se va a masturbar delante de su cara pero se gira, se agacha y pone su culo en la cara de Jessica, su culo es redondo y perfecto, medio ida Jessica comienza a lamer el ojete del hombre, el hombre excitado comienza a gemir en voz muy alta, Jessica se excita y pone sus dos manos en el culo del macho, se sujeta en él, lo abre más, mete su lengua todo lo que puede, el hombre a cuatro patas se masturba, comienza a eyacular en el suelo, Jessica continua comiendo su culo hasta que el hombre se cae a un lado, Jessica cae también hacia un lado, al suelo.
La cara de Jessica cae sobre la corrida del hombre al que acaba de comer el culo, a su costado la chica de gafas y la tetona están tumbadas junto a ella, el resto de machos y Asuka también están tumbados en el suelo, la recepcionista ha vuelto a su puesto. El suelo del cuarto está cubierto de semen, la habitación huele a sexo, a machos, a putas en celo…. Jessica se siente en el cielo.
La gente comienza a levantarse, mareada, a medida que se levantan se dirigen a Jessica y la dan un beso en la mejilla, con gesto dulce, es su rito para dar la gracias por el cariño recibido, la última es Asuka, besa a Jessica y se dispone a irse. Jessica tumbada en el suelo, con la mejilla en un charco de semen, con más semen cubriendo todo su cuerpo, su culo ardiendo de gusto, sus pezones goteando semen, su preciosa melena cubierta de color blanco, extiende su mano todavía lubricada de sacarla del culo de la asiática, agarra el tobillo de Asuka…
-te dije que tenía que hablar contigo……

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.