Esposa peluquera y cristiana

comienzo mi relato:

Mas que relatar, es compartir mis experiencias de mis fantasias sobre mi mujer.
Ella es de estatura mediana, pelo tipo melena castaño, un buen culo pero
sobre todo unas tetas grandes. No por nada cuando chico la m*****aban con
ser tetona.

Ella es peluquera, le gusta su rubro. Desde niña creció en una familia cristiana, asi
que adopto esa fé. No voy a especificar cual. Cuando nos casamos, nunca hubo tabú
con el sexo, pero como el matrimonio es sagrado ni por asomo la idea de swinger
ni nada parecido. Como siempre la veia atender a clientes, hombres y mujeres por igual,
empezo a gustarme la idea de verla enrollada con unos de sus clientes.

En su rubro, hay un monton de clientes hombres que le llevan regalos, pidiendole su numero
de celular y cosas por el estilo. Nunca me desagrado ese aspecto porque
ella misma se encargaba de rechazarlos a todos, de verdad a TODOS. Por ende
mi fantasía se desvanecía.

Asi que pensando en como poder lograr verla algunas vez follando con otro tipo, me
frustaba porque sabía que no resultaría. Me fascina imaginarme ella tiendo sexo con
un desconocido y ella pensando que no la vería… me calentaba enormemente. En el sexo
todo bien, no me quejo de nada pero tenía ese deseo.

Mi mejor amigo sabía ese cuento mío, cuando venía para mi casa un par de veces lo
dejaba solo en la casa con la excusa que yo saldría a comprar cosas. Ni él ni ella sabían
que yo hacia eso por excitación, apenas salía se me ponía la verga dura con solo
pensar que se la podían follar.

Un día vi en un programa de televisión un caso de un hombre que le fueron infiel
en Brasil. Volvi a pensar y decidí que nos vamos de vacacciones a Brasil. A ella le
gusto la idea.

Antes de seguir, en el metro de chile a ciertas horas se va muy lleno por ende
han reclamado muchas mujeres por los arrimones. Una vez que salimos a proposito
hice que nos subieramos a un carro lleno con la esperanza que algún tipo se
aprovechara, pero donde es atractiva parece que los intimido a todos.
Esta vida injusta XD.

Para hacer corto el relato, cuando estabamos de vacaciones, y ella se ponia su bikini para
la playa los garotos de allá estan tan acostumbrados al parecer en ver a mujeres
despanpanantes que mi esposa no era mucha novedad. Todo mal para mí.
Pero de los pocos que se quedaban mirandola me calentaba mucho, poniendome
siempre la verga dura.

En uno de esos días tuve un insight, una idea, ella no tiene problema
en tomar tragos. La idea era esta, celebrar nuestro matrimonio en casa
tomando unos tragos y despuer salir a un restaurant-pub donde seguir la
noche. Pero con tragos en el cuerpo, era más facil llevarla a un lugar de baile
donde las noches son mas calientes

Esa noche tomo, como nos divertiamos tomo más de la cuenta. No estaba borracha,
pero si muy alegre. Fuimos a ese pub que no voy a dar nombre. Se bailaba funk y
reggeton, donde las mujeres con poca ropa, y los garotos con zungas que se le marcaba
notoramiente la verga.

Seguimos tomando yo inventando pretextos, y el que me resulto fue el que menos pensé.
Estabamos de vacaciones, salirse de lo habitual de ves en cuando no hay drama.
Ella estuvo de acuerdo. Tomo hasta quedar bien mareada. Cuando note eso la saque a bailar,
estuve unos siete minutos y la deje con la excusa de ir al baño. Me fui a sentar y ella ni se dió cuenta.

Para mi sorpresa, a diferencia de los hombres de mi país, no tienen vergüenza, asi que un garoto
se puso a bailar con ella. Todo sensual el baile, el garoto me imagino que por experiencia
bailaba mientras de a poco de apegaba a ella. Eso para mi me tenía la verga dura como la
primera vez que folle con ella.

Para mí sorpresa se acerco un a garoto de ojo creo que tenía unos 19 años y comienzan a bailar los
tres. Ella se incomodo a pesar de lo tomada que estaba, pero el garoto joven la asujetaba por la
cintura, mientras al ritmo del reggeton le daba sus arrimones al culo de ella que tenia unos pantalones
negros pitillo donde se notaba su buen culo. En la mesa mientras veía esa escena, disimuladamente me
masturbaba mirando esos arrimones.

Pasaron unos cinco minutos asi, mientras los dos garotos la asujetaba para que no se fuera mientras
bailaban. Pienso que la cara de mi mujer era que se estaba excitando pero se queria ir de allí,
y estaba en ese conflicto mental. Mientras de repente me fijo que el garoto más maduro trata de forma
disimulada tocarle las tetas mientras ella le asujetaba la mano y se la bajaba. Mientras el garoto joven
no paraba de darle arrimones a esas nalgas, literalmente le frotaba su verga contra su culo. Mientras ella
trataba de moverse para que no le dieran esos arrimones, mientras la cancion decia perreo duro, el garoto
maduro volvía a tocarle las tetas. Yo no paraba de masturbarme, estaba excitadísimo.

El garoto joven se cambio con otro garoto bailarín, y este empezo hacer lo mismo mientras apoyaba su
cabeza en el hombro, me imagino con el fin de robarle unos besos. Ademáa este acariciaba sus nalgas,
ella le sujetaba la mano y trataba de impedírselo. Pero mientras ella hacía eso, el garoto maduro subía sus manos para ya tocarle sus tetas, aunque ya era manoseo directo. El otro garoto joven empieza a besarle
el cuello mientras ella trababa de asujetar aquellas manos que la manoseaban, pero producto creo yo de
su excitación inclina más su culo como un reflejo de recibir bien esos arrimones.

Yo producto de la enorme excitación no me fije que había unos garoto que me veían como me masturbaba
pero medio asustado me di cuenta que era una tontera, estabamos en brasil. El garoto joven que estaba en
boxer, o como se llamen, asujetando la cintura de mi mujer le daba arrimones como si ya se la estuviera
follando pero con ropa. Mientras el otro no paraba de besarle el cuello mientras le manoseaba sus tetas.

Se acerco al baile el garoto joven, el primero que mencioné, ya tres tipos con mi mujer pero este era muy osado. Como ella trataba de irse pero sin voluntad fuerte, la dominaban firme. El primer garoto
joven le daba arrimones al muslo de ella con la verga afuera. Yo estaba viendo eso masturbandome
ya sin pudo y con la verga afuera, me viera quien me viera. Pero ella toco su verga con su mano, y ahí
termino todo. Ese fue el punto más incomodo y de fue de la pista baile.

Fue a mi mesa mientas me tapaba la verga con una chaqueta con que fui. Se sentó media costernada,
me dijo: “porque te demoraste tanto” yo le dije: “no, pasó super poco tiempo”. Ella me creyó, pero con dudas.

Al llegar a la casa que arrendabamos fui otra vez al baño a terminar de masturbarme recordando aquellos arrimones que le daban a su culo. Terminé, y fui a acostarme y se notaba que estaba excitada ya que
quería hacer el amor, pero simulé que tenia sueño.

Al terminar mis vacaciones, tres semanas en la cual hicimos el amor la ultima noche
por que no paraba de masturbarme en las noches recordando esas manos en sus tetas.
Le conté a mi mejor amigo, y me dio una idea pero tengo que ir tanteandola por que es muy díficil.
Me dijo que no follará con ella, que me hiciera el dormido, que inventará excusas
cosa de que ella buscará en otros lados sexo. Mi amigo por la confianza que nos tenemos,
me dijo que con mi permiso si se daba, el deseaba follarsela ya que siempre le gusto.

Voy a ver si resulta o no

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.