Espiamos a mi madre

Buen día

Les voy a redactar la historia de como el morbo por ver a mi madre desnuda cada vez era mas fuerte.

Primeramente, yo vivo en Sonora, México. Mi madre esta muy bien cuidada para sus 48 años de edad, ella mide 1.59, cabello castaño, ojos de color marrón y unas ricas tetas que todos mis amigos se ponen a babear con ellas. Desde mi niñez recuerdo haber visto a mi madre múltiples ocasiones desnuda, pero en aquel entonces era un inocente niño, incluso la miraba alimentar a mi hermano. Pero todos esos recuerdo me pasaron de noche.
Fue hasta hace apenas 3 años mi morbo por verla desnuda despertó, cuando miraba a mis amigos perderse en sus tetas cuando iban a jugar a mi casa. Yo siempre podía ver sus pezones resaltar en su blusa, ya que al dormir no usa bra y así anda por la casa. Incluso a veces ella usaba blusas desgastadas donde a través del sol se podía ver un poco del color de sus areolas, y pensar en eso me calentaba. Así que mejor decidí grabarla para poder masturbarme esos días donde el morbo me ganará.
Me tomé mi tiempo para saber a que hora se bañaba mi madre y una vez obtenido el patrón iba al baño antes que ella a “Orinar” pero en realidad iba para poner mi celular en silencio y colocarlo debajo del lavamanos con la grabación del vídeo corriendo, me salía para que mi madre entrara y tomara su ducha diaria.. Debo de admitir que la primera vez estaba temblando de miedo de que me fuera a descubrir, incluso pensé en explicaciones que decirle si en dado caso eso sucediera, lo bueno que jamas paso, le saque seis vídeos y ella ni en cuenta.
Y los vídeos me ayudaron de mucho para desahogarme de las ganas que le tenia en ciertos momentos; pero lo verdaderamente morboso apenas comienza, ya que en mi celular no tengo vista miniatura de los archivos que quiero mandar por Whatsapp, ya que en aquel entonces era de los viejos y se guardan por un numero de consecutivo, y mientras hablaba con un amigo del barrio le envió el vídeo de mi madre.. Y yo asustado desconecte el Wi-Fi para que según yo se cancelara el vídeo que le había pasado, pero sin darme cuenta tenia los datos activado y lo peor tuvo que pasar, le llego el vídeo de mi madre desnuda en el baño. Aún recuerdo sus palabras exactamente: “Cabrón, te diste cuenta que le tenía ganas a tu mama o por qué el vídeo?” Y yo para no quedar como un pervertido le dije: “No mames, cuando vas a la casa te la comes con la mirada.. Te hice el paro con este vídeo pero tu no digas nada, y después te enviaré más”. Y como buena mascota obedeció, en la tarde fue a la casa a supuesta mente jugar… Pero esta vez miraba disimuladamente a mi madre en todo memento que fuera posible, y yo le pregunte que ya no hace falta mirarla tanto que tiene el vídeo de ella desnuda, y me dijo que le gustaba mucho verla.
Entonces desde ese día comencé con la profesión de grabar a mi madre cuando me fuera posible y se los enviaba a el y a otro amigo que le encantaba mirar a mi madre. Obvio nadie dice nada a nadie, esto es un secreto entre los amigos del barrio.

Una vez conseguí un calzón a escondidas de mi madre para oler un poco de su esencia junto con mis compañeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.