Entrevista a un supuesto Hetero

Entrevistador: Comenzaremos la entrevista a este joven, que parece un hetero a primera vista. Dinos, ¿que edad tienes?

Joven: tengo 29 años.

Entrevistador: Perfecto, una buena edad. Según muchos estudios a esa edad ya se han afianzado las preferencias sexuales. Parece un chico heterosexual… ¿ha estado alguna vez con un hombre o un transexual?
Joven: Sí, inicié mi vida homosexual con un transexual, llevado por la motivación de una mistress, quien me sedujo a realizarlo
Joven: antes de eso, había tenido sexo solo con mujeres, pero había experimetad con mi cuerpo de manera homosexual.

Entrevistador: No es del todo sorprendente. Muchos hombres supuetamente heterosexuales fantasean con una transexual. ¿Ha contratado transexuales en más de una ocasión? ¿Ha variado de profesional?

Joven: Si, he fantaseado mucho con transexuales, y he contratado a más de una transexual en distintas ocasiones. He variado de profesionales de manera seguida.

Entrevistador: ¿Como contactó con la última transexual con la que ha estado?

Joven: La mistress quien me inició años atrás suele contar con dos transexuales de su agrado, y es ella quien las contacta directamente y me tiene como sorpresa con quién me tocará el acto sexual. Suele vendarme los ojos para no saber quien es, y si es un hombre o un transexual.

Entrevistador: Entonces además disfrutas se cierto grado de sumisión.

Joven: sí, en los actos sexuales, suelo obedecer lo que me digan que haga. suelo estar a disposición del transexual u hombre que esté dominándome.
Joven: obedezco en lo que me pida. Si desea que baile lo hago, si desea que me incline, lo hago

Entrevistador: Describemos como empezó su último contacto, sin especificar si fuera un hombre o un transexual.

Joven: no había tenido sexo ni me había masturbado desde hacía tres semanas. Estaba muy excitado por una conversación que tuve por un chat. Así que decidí llamar a la mistress para una sesión. Al llegar al ecuentro, me dirigió a la habitación, sin decirme quién estaba escondido detrás de la puerta del baño.

Entrevistador: Físicamente, ¿Como era la mistress? ¿Como estaba vestida?

Joven: ella es una mujer alta, de piernas muy largas, busto grande, y cadera grande.
Joven: Cuando me vio vestida de mujer, me pidió taparme los ojos con una mascara, para que no pudiera ver. Me dirigió hacia un lado de la habitación, y me indicó que me quedara parada sin moverme.
Joven: que vendría alguien a castigarme por haberme ido de la escuela temprano.
Joven: al rato llego alguien, quien lo primero que hizo fue susurrarme al oído que era una niña muy malcriada, y que merecía un castigo. mientras tanto, sus manos fueron directamente a mis tetas, sobre el sostén que llevaba puesto.
Joven: metio delicadamente sus dedos por dentro del sostén, hasta llegar a mis pezones. cada vez se pegaba más a mi por detrás, haciéndome sentir un bulto contra mis nalgas.
Joven: al tocar mis pezones, me salio un gemido sin poder controlarlo, mientras que me pene estaba duro y mojado, mojando la ropa interior hasta por fuera.
Joven: se acercó luego por delante, abriéndome el sostén, y dejando libre mi pezón izquierdo, el cual comenzó a lamer delicadamente en círculos, y luego lengua por lengua.
Joven: tomo con la otra mano el otro pezón y comenzó a darle vueltas con las llemas de los dedos y lamia el otro.
Joven: yo gemia sin querer, pero no podía evitarlo
Joven: bajo una mano y sintió mi pene mojado, y toco mi leche con los dedos, y lo subio sin darme cuenta para que sintiera el olor y la humedad en mi boca….
Joven: mis manos y cuerpo estaban a su disposición. no movía mis manos, solo los dejaba perpleja abajo, hasta que me cogió mi mano para dirigirla hacia su pene, el cual era gordo y empezaba a ponerse dura.
Joven: me movió mis manos adelante y atrás, para que lo masturbara, lo cual accedí,
Joven: de repente, sentí que me volteó, y me empujo ligeramente hacia adelante. Mi cuerpo cayo sobre una cama, boca abajo, con mi culo a su disposición. retiró a un lado lo poco que me cubría mi hueco, y enseguida se lanzó a lamer mi culo sin compasión.. sentía la lengua recorrer todo mi hueco, mis huevos, y sin poder negar ni un solo lamido.. solo gemía. Aunque le pedía que parara porque sentía mucha vergüenza, seguía.
Joven: me dio vuelta y se dirigió sobre mí, y me puso algo sobre la boca… era su pene, duro, gordo, que introdujo sin pedírmelo a la boca. Yo me negué por un instante, pero finalmente abri la boca y comencé a lamerlo, suavemente, e intenté que sintiera mi lengua subir y bajar

Entrevistador: Parece ser que disfrutas en gran medida sin llegar a ser penetrado.

Joven: cuando la tuvo dura, no pensó más, y me dio vuelta para metérmela
Joven: sí, me excita y me da vergüenza

Entrevistador: Que es lo que más le gusta de tener un pene en la boca… Parece que lo disfruta

Joven: pensar lo excitado que está la otra persona viendo como me meto un miembro en la boca y viéndome hacerlo con placer.

Entrevistador: Disfrutas plenamente solo otorgando placer, sin obtener placer a cambio.

Joven: disfruto ambos,
Joven: disfruto mucho dar placer y que me lo den

Entrevistador: Le importaría describirnos su “tecnica” al hacer una mamada. En especial durante esa sesión que tuvo

Joven: cojo con la mano la base del pene, y lamo por la parte lisa del pene, hasta meter en toda la boca el pene. presiono con la lengua hacia el pene cada vez que entra y sale, de modo que sienta apretada la mamada.
Joven: suave, con mucha humedad.

Entrevistador: Como continuó la sesión después de la mamada que le realizaba a su compañero o compañera (creo que aun tenía los ojos tapados)

Joven: sí, tuve los ojos vendados toda la sesión. nunca pude ver quién era.
Joven: luego de la mamada, me dio vuelta, para intentar penetrarme.. no pudo a la primera, ya que era enorme y me hizo doler al penetrarme.
Joven: pero insistió , y me lo metio suavemente.
Joven: fue cabalgándome mientras yo no dejaba de gemir.
Joven: le pedi que quería sentarme sobre ella, y yo moverme. Y así accedió.
Joven: me sente sobre su polla, y fui moviéndome lentamente, poco a poco, mientras que sentía que mi polla no aguantaba mas….
Joven: el dolor se juntaba con el placer,
Joven: me cogió mi pene y lo puso contra su cuerpo, mientras yo me movía de arriba abajo, y delante hacia atrás…
Joven: y de repente… no pude mas.. se me escapó un chorro enorme de semen, la cual la tomó con sus dedos y la acercó a mi boca sin yo darme cuenta.
Joven: me lo metió a la boca, y me dijo que lo lamiera… mientras me decía lo puta que era, y que en adelante, cada vez que oliera o sintiera leche en mi boca, me iba a excitar sin poder controlarlo…
Joven: me dijo que había sido una puta muy buena, obediente y que le encantaba mi culo y mis tetas… que eran unas de las mas sensibles que había lamido
Joven: yo quedé exhausta, tirada sobre la cama, con semen en la boca, en el cuerpo, y con el culo latiendo.
Joven: mis pezones estaban con un poco de semen, que utilizó para lubricarlos y tocármelos mientras montaba su enorme pene…
Joven: me sentía ultrajada, con el pene latiendo, recién exprimidos, y con una sensación de violación.. y morbo a la vez.

Entrevistador: Guau… que sorpresa. Y parecía usted un hombre heterosexual. Creo que disfruta mucho más con un hombre que con una mujer

Joven: ese día me di con la sopresa que no fuimos las dos personas en la habitación. luego escuche voces que delataron que habían habido por lo menos dos a tres personas mas, las que estuvieron solo viendo todo sin que yo supiera.
Joven: pues es verdad, me he dado cuenta que sólo pensar una situación con un hombre o transexual, cualquiera que sea, me excita demasiado. en cambio, con una mujer no siento ese descontrol.

Entrevistador: Espero que no le m*****e, pero creo que es una autentica zorra, jiji. ¿Ha estado alguna vez con una mujer con strap-on?

Joven: Tuve una enamorada que descubrió mi excitación en los pezones, y le gustaba excitarme lamiéndolos… y fue pasando el tiempo, y sin planearlo, toco una vez debajo de mis huevos, y gemí sin querer. Al escuchar mi placer, no dudó en jugar poco a poco allí, hasta que un día fue más allá, y me lamió justo mi huevo. Eso fue el orgasmo más fuerte que tuve con ella.
Joven: no perdió el tiempo, y se dedicó luego a jugar en esa zona, porque veía que me retorcía de placer sin poder aguantarlo más.. nunca me había visto así, ni siquiera cuando me lamía la polla.
Joven: así que posteriormente me fue probando con sus dedos, primero uno, luego dos… hasta que comenzó a introducirme lo que encontraba en el lugar

Entrevistador: ¿Como se sintió al saber que había m’as gente que había estado observando como era usada?

Joven: me sentí usada.. con vergüenza… con miedo a que me reconocieran,

Entrevistador: Podrían haber estado tomando fotos, ¿no cree?

Joven: No quiero ni pensarlo, porque no conozco a estas personas.
Joven: según la mistress, solo eran personas que miraban, a la vez que se masturbaban mientras disfrutaban viendo.
Joven: gozaron, al punto que se vinieron varias veces durante toda la sesión..

Entrevistador: Sin saberlo fuistes la estrella de un show porno

Joven: sí, eso creo.

Entrevistador: bien, muchas gracias por la entrevista. Para acabar, ¿como se siente al recordar esa experiencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.