izmir escort bursa escort izmir bayan escort istanbul escort antalya escort izmir escort bayan izmir escort bursa escort bursa escort kızlar istanbul escort bayan gaziantep escort istanbul escort istanbul escort kızlar

En una ciudad cualquiera

Una ciudad cualquiera

-Capítulo1-
En una ciudad cualquiera, es de noche, por las azoteas de los edificios se mueve una figura de mujer, esbelta, atlética, alta, cintura estrecha, pechos enormes, toda ella enfundada en un traje de látex negro muy ajustado, una cremallera recorre su escote donde casi se deja ver un tatuaje en forma de trébol de cuatro hojas. La mujer va en busca de su premio, las joyas en el ático de un edificio de lujo en el centro de la ciudad. Su traje ajustado es así no por necesidad, es así porque la gusta que al moverse el látex se marque en todo su cuerpo, sin ropa interior, notar como la tela roza su coño a cada paso, como sus pechos se mueven libremente a cada paso en un escote moldeado a medida de sus enormes tetas, le gusta como los pezones duros se la marcan en el traje, no es la primera vez que sale de un apuro por lo espectacular de su indumentaria.
Salta de azotea en azotea, de terraza en terraza, de repente se para, en una ventana ve a una pareja joven, él está de pie junto a la ventana, denudo, con los ojos cerrados mientras ella, también delgada esta agachada mamándosela, con las manos apartadas, apoyadas en sus propias rodillas que están clavadas en el suelo. Nuestra ladrona los mira, comienza a excitarse, se apoya con una mano en la barandilla de la azotea, con la otra comienza a frotarse el látex encima de su coño, saca la lengua mientras mira al adolescente, le gusta, le gusta se enorme polla que entra en la garganta de la chica, le gusta ver como el comienza a moverse, a agitar su cintura para metérsela mejor en la boca de la chica. Nuestra ladrona ya nota su traje mojado en su coño, nota sus enormes pechos enfundados en látex agitarse al son de sus movimientos.
De repente la ladrona ve que aparece otro chico, también joven y desnudo, se acerca a la pareja, ellos ni se fijan en él, el chico nuevo se acerca al otro chico, apoya su brazo en el hombro en su amigo. La chica alza su mirada, deja de mamársela al primer chico y se lanza a mamársela a su nuevo amigo mientras comienza a masturbar al primero. La ladrona sonríe mientras para de masturbarse, se apoya con las dos manos en la barandilla de la azotea y sigue viendo la escena como si fuera una película. La chica de la ventana comienza a alternar la mamada entre sus dos chicos mientras ellos se sujetan entre sí por la cintura, cadera junto a cadera, para estar más juntos y ayudar a su amiga en su trabajo. La adolescente se las mama sin parar, jugando a turnos con las puntas de sus pollas, sacando la lengua para luego metérsela a fondo primero a una polla y luego pasando a otra, siempre con los ojos cerrados, solo quiere comer.
De repente la ladrona deja de mirar la ventana, nota que alguien la mira, gira la cabeza y ve en una terraza cercana a otro adolescente, la estaba viendo a ella, nuestra chica ve que el chico se está masturbando viéndola, ella le sonríe, le guiña un ojo, el abre los ojos sorprendido de que ella le haya visto pero tan excitado que no pude parar de meneársela. Ella apoyada en la barandilla de la azotea se muerde un labio, con una mano comienza abajarse un poco la cremallera de su traje, deja ver su escote, también deja ver su tatuaje, sabe que a esa distancia no lo podrá ver. El chico comienza a masturbarse con más violencia, ella baja más la cremallera mientras mira al joven, sus pechos comienza a salir de su traje, cuelgan al aire de la noche, se agitan, comienza a golpear sus tetazas contra la barandilla, el trébol de cuatro hojas se agita en la noche. De repente la ladrona ve que al chico le dan espasmos, se está corriendo, ella ríe, ve como su semen sale a presión hacia fuera de la terraza cayendo hacia la calle, la leche salta en mitad de la noche mientras el chico cae exhausto junto a la barandilla de su terraza, nuestra chica ríe mientras vuelve a mirar a la otra ventana, ve como los chicos se están corriendo a la vez en la cara de su chica, la ladrona ve como la cara de la chica se cubre de leche de sus jóvenes amantes, ella con los ojos cerrados está en trance, el semen corre por su cara y gotea en sus pequeños pechos. Los tres se dejan caer en el suelo de la habitación. La ladrona sonriendo, con sus pechos todavía al aire y con la cabeza inclinada a un lado ve a los tres jóvenes en el suelo sin moverse, ve al otro chico también caído en la terraza cercana sin moverse….
-¡joder como está la noche! –murmura la ladrona mientras se abrocha la cremallera, deja la azotea y continua su camino hacia su premio.

-Capítulo2-
Amanece en una ciudad cualquiera, en una oficina un detective se encuentra ocioso en su despacho mientras fuera su socia y amiga lee el periódico. Harry es un cuarentón solitario algo corpulento y con un poco de sobrepeso, Jessica es más joven, unos veintimuchos, de cuerpo atlético, se nota que se cuida en el gimnasio, labios sugerentes, lleva siempre su melena castaña recogida en una coleta, su amigo la llama muchas veces ¡jodida amazona!.
Harry como cada mañana se masturba frente al monitor de su ordenador, su socia y amiga lo sabe y no le m*****a, de repente el teléfono suena y Jessica lo coge.
Harry escucha el teléfono pero sigue masturbándose mirando la pantalla de su ordenador, con una pierna subida en la mesa no deja de mover su polla arriba y abajo mientras sus huevos cuelgan delante de la silla. De repente Jessica entra en su despacho sin avisar, Harry ni la mira, no para, Jessica no se inmuta y se dirige a él.
-Harry, tenemos trabajo –dice ella
-¿en serio? –responde él mientras sigue tocándose sin parar de mirar la pantalla
-Venga termina, tenemos que irnos al centro
-Ya me queda poco, ¡¡mmmmmmm!! ….. anda ayúdame un poco cielo
Jessica sonríe, se encoje de hombros, se da media vuelta, se desabrocha sus vaqueros y deja ver su precioso, redondeado y perfecto culo a Harry. El deja de mirar su monitor y mira a su amiga, mira su torneado culo, una de las cosas más bonitas que nunca ha visto, comienza a masturbarse más fuerte, Jessica gira su cabeza hacia atrás, le sonríe, le giña uno de sus preciosos ojos marrones, Harry se agita, de repente le da un espasmo y comienza a correrse, su semen salta con fuerza sobre su mesa, sobre el teclado, sobre el monitor, Harry gime con fuerza mientras cierra los ojos.
Jessica se incorpora, se sube sus pantalones y se dirige a la mesa de su amigo, él exhausto y con la polla aun fuera sigue mirando a Jessica y la sonríe.
-buen chico –dice ella mientras le acaricia la nuca a Harry, él mueve su cabeza.
-¡anda! ve al lavabo y aséate un poco que nos vamos- susurra Jessica
Harry no dice nada, acaricia la mano de su amiga en su cuello, se levanta y con la polla fuera va al lavabo de su despacho. Jessica agarra una caja de pañuelos de papel, se sienta un poco sobre el borde de la mesa y comienza a limpiar el semen de su amigo. Recoge un poco, se para, inclina la cabeza, se acaricia la mejilla con la otra mano, se acaricia el cuello, deja el pañuelo de papel, acerca su dedo al teclado del ordenador de Harry y recoge un poco de leche, se la acerca, la huele, la posa en su labios, mete la punta de su dedo húmedo en su boca, suspira, saca un poco la lengua, relame la punta del dedo, se lo mete en la boca, reparte el semen entre sus dientes, nota el semen dentro de su boca, saca el dedo, se relame, suspira. Jessica abre los ojos y ve más semen encima de la mesa, mira hacia el lavabo, no ve a Harry, mira otra vez a la mesa, baja su cabeza y comienza a lamerla, a lamer las gotas de semen que aún quedan en la mesa…..
-¡que rico, ostias! -murmura Jessica mientras se incorpora y se limpia con una mano la comisura de
los labios mientras oye sonar la cisterna del lavabo.
Harry sale del lavabo, Jessica se levanta de la mesa y delante de su amigo termina de limpiar el semen con un pañuelo de papel, luego lo tira a la papelera, Harry no dice nada y se abrocha la cremallera su pantalón delante de su amiga.
-¿nos vamos cielo? ¿de qué se trata? –pregunta él
-es de la aseguradora que llevamos nosotros, por lo visto han robado unas joyas a una clienta suya.
-¡Pffffff!….suena aburrido -murmura Harry
-Hay que pagar facturas querido -dice Jessica mientras agarra a Harry de la cintura y le da un beso en la
mejilla, vuelve a relamerse. Harry nota el olor de su propio semen en los labios de Jessica, sonríe.

-Capítulo 3-
En una ciudad cualquiera.
Harry y Jessica llegan al gran edificio de la aseguradora, suben a la planta 25, a la entrada ven a la secretaria de la directora, Harry en seguida nota que no es la habitual, la chica nueva apenas deja verse detrás del monitor donde parece trabajar.
-¡ehhhh! Hola, somos….-dice Harry hasta que la secretaria le interrumpe
-sí, ya, de la agencia de detectives, esperen por favor- murmura la secretaria mientras sigue trabajando detrás de su ordenador.
Harry y Jessica se miran, se encogen de hombros, deciden esperar de pie.
Harry se mueve a un lado para ver mejor a la chica nueva, es una chica de unos 30, rubia con el pelo largo y liso, el flequillo recto, lleva unas enormes gafas de pastas, una blusa blanca que ocultan unos pechos enormes que cuelgan sin sostén, a través de la fina prenda Harry cree ver algo parecido aún tatuaje. Harry intenta ver más, solo alcanza a ver su cintura de avispa que da paso a una falda ajustada,
-¡una diosa nórdica! -piensa Harry.
Jessica se ha puesto junto a Harry y también mira con interés a la nueva, los dos se miran y sonríen, Jessica abre los ojos mirando a Harry y resopla, la secretaria la escucha y aparta la vista del monitor, de repente se levanta mientras sigue mirándolos, al levantarse deja ver su cuerpo escultural, Harry no se corta y la mira de arriba abajo, la secretaria no le hace caso solo mira a Jessica, se muerde el labio inferior mientras se dirige a la puerta del despacho de su jefa, abre la puerta y se queda esperando en la entrada, la jefa parece ocupada.
Harry mira a la rubia que espera de lado junto a la puerta del despacho de su jefa, mira su pelo perfecto, su cuerpo escultural, sus enormes pechos colgando, de repente Jessica le golpea la mano, Harry la mira enfadado, Jessica le hace un gesto hacia abajo, Harry agacha la mirada, ve con vergüenza que tiene una erección, Jessica se tapa la boca mientras ríe.
-ya han llegado -dice la secretaria hacia el interior del despacho pero mirando al suelo, nadie responde.
Espera unos segundos.
-pueden pasar- dice la secretaria a Harry y Jessica mientras se gira hacia ellos, de repente la secretaria se da cuenta de la erección de Harry, él no la oculta, ella hace un gesto de desdeño y vuelve hacia su mesa, Jessica sigue riendo, la secretaría sonríe a Jessica.
Harry y Jessica pasan al despacho, al fondo del mismo les espera otra mujer, esta de espaldas mirando hacia la calle por un enorme ventanal, de pie con las piernas abiertas. Es una pelirroja cuarentona, todo curvas, lleva un vestido de una sola pieza que le marca todas sus curvas incluido la raja de su bonito culo, el vestido termina en la rodillas dejando ver sus piernas cubiertas por unas medias negras que terminan en unos zapatos de tacón alto.
-Hola cielo- dice Harry
-Hola Harry- dice la mujer mientras se da la vuelta
-¡ah! Jessica también vienes tú- dice m*****a
-pues si Olivia, por ese vestido que te has puesto veo que solo esperabas a Harry -ríe Jessica
-pues….-comienza a decir Olivia hasta que se da cuenta de la erección de Harry
-¡Joder! ¿eso es por la puta nueva? –dice Olivia mirando a Harry
-puesssss……si, que quieres que te diga, ¿qué pasó con Verónica?
-un accidente de trabajo, nada de importancia pero estará unas semanas de baja, la agencia
de trabajo temporal me han mandado a esa zorra, tiene a todo el edificio como a ti
-chica, es que es espectacular- responde Harry
-¿y este vestido no? –dice Olivia mientras se pone una mano en la cintura y sonríe a Harry
Harry la mira de arriba abajo, conoce muy bien a Olivia, mira su cuerpo llenos de curvas, el vestido le marcan su enorme pechos, sus pezones ya está duros, sabe que se ha masturbado antes de entrar el, por eso esperaba la secretaria, ve el vestido mojado en su entrepierna, ella no se tapa, también hay confianza con Jessica.
-anda Jessica porque no nos dejas a solas un rato- susurra Olivia
-¡oye que soy socia!- se queja Jessica
-venga, ya te informara Harry luego, necesito aliviarme cariño
-¡pfff! valeeee – se queja Jessica mientras sale del despacho
La puerta se cierra, Olivia rodea la mesa y se pose delante de Harry, se apoya en la mesa, pone sus manos apoyadas hacia atrás en la mesa
-venga Harry
Harry se acerca a ella, pone sus manos en su cintura, acerca su polla dura al vestido mojado de su amiga, acerca sus labios a los labios de ella, se besan, ella no mueve las manos de la mesa, el frota su polla todavía en sus pantalones contra el coño de ella todavía tapado por el vestido, Harry sigue con las manos en la cintura de ella, ella le mete la lengua a Harry, juegan con la saliva, se puede escuchar, la saliva gotea de sus bocas, cae en el vestido de ella, Harry se separa, mira la saliva que ha caído en el vestido, en los pezones marcados de ella, se lanza a ellos, comienza a mamar los pezones, a mamar la tela mojada y ajustada del vestido.
-¡tú puta madre Harry! -grita ella mientras echa el cuello hacia atrás y aprieta fuerte las manos contra la mesa.
Harry nota que la tela en muy fina, aparta las manos de la cintura de ella, agarra la frágil tela del vestido, en la zona del escote, lo agarra, lo estira, lo rompe….
-¡más, más…! – grita ella
Los preciosos pechos de ella salen al aire, Harry vuelve a mamarlos esta vez saboreando la piel, saboreando los pezones, mientras agarra la tela rota y sigue tirando hacia abajo, poco a poco el cuerpo lozano de su amiga se deja ver mientras el sigue mamando los pezones de su amiga, el vestido se termina de romper, la tela hacia los lados dejan ver un cuerpo rollizo y bonito.
Harry se aparta, comienza a desnudarse delante de ella, ella sigue con las manos en la mesa, jadea con la lengua fuera mientras mira a Harry desnudarse para ella, ve la polla de su amigo salir a la aire, agitarse, tal vez se la haya puesto dura la zorra de su secretaria pero ahora se agita por ella, le encanta poner cachondo a Harry.
Olivia sabe lo que le gusta a Harry, se mueve, se sube a la mesa, delante del enorme ventanal de su despacho, se pone a cuatro patas, no se quita el vestido roto, sabe que así le gusta a Harry, él la sigue y se sube a la mesa, se pone detrás de ella, acerca su polla al culo de ella, comienza a frotarlo, sin meterla, acaricia la cintura de ella, ella se estremece, Harry se agacha un poco, acerca su polla al coño de ella, acerca la punta, ella se vuelve a estremecerse.
-¡hazlo joder!-grita ella
Harry no se corta, mete de golpe su polla en el coño de Olivia, ella lanza un grito mientras sus enormes pechos de mueven de golpe, mientras su vestido roto se agita hacia los lados, Harry se la folla, se la folla, nota su polla meterse en el coño de su amiga, nota que ella se estremece, le acaricia su precioso cuerpo rollizo, se inclina un poco para alcanzar sus pechos que cuelgan, comienza a magrearlos, ella aguanta el peso de su amigo, aguanta las embestidas de su amigo, comienza a mover su cintura, Harry ya no embiste, no la saca, acompaña su polla al movimiento de su amiga, de repente pasa lo que Harry se temía, Olivia se corre demasiado pronto, nota sus convulsiones, ya no grita, solo gime, da espasmos, Harry la sujeta.
-¡Harryyyy!- gime Olivia mientras se corre.
-ya, ya, tranquila, tranquila bonita- la susurra Harry mientras comienza a acariciarle el pelo desde atrás.
Harry nota en su polla la corrida de ella, nota como ella se va calmando, pero él no se ha corrido, saca su polla del coño, el coño chorrea húmedo sobre la mesa, Harry se levanta un poco, acerca su polla al culo de ella, ella espera, no se mueve, esta exhausta, Harry se sube sobre su amiga, comienza a montarla, se la folla, ella baja su cabeza y la apoya en la mesa, Harry deja de acariciar el pelo de ella y lo agarra con fuerza, agarra con fuerza la preciosa melena pelirroja de su amiga mientras la da por culo, mientras disfruta de su culo, disfruta de amiga, ella se deja follar, si algo le gusta más a Olivia que correrse es notar que los hombres la desean. Olivia continua con la cara contra la mesa, su pelo agarrado por Harry, su saliva cae sobre la mesa, Harry agita su cuerpo sobre ella, la monta sin parar, de vez en cuando saca la polla y con la mano libre la da una azote en la nalga, ella ríe, la vuelve a dar otro azote, ella ríe más, deja caer más saliva sobre la mesa, esta medio ida, está en el cielo. De repente nota como Harry se convulsiona detrás de ella, nota como saca la polla de su culo, nota caer semen en su ojete.
-¡siii Harry! –gime casi inconsciente.
Harry se masturba en el culo de su amiga, se corre, ve su leche cubrir el culo de su amiga, agarra las nalgas y las junta, el semen rebosa y cae sobre la mesa, Harry se ríe y cae sobre el cuerpo de su amiga, su pecho sobre la preciosa espalda de ella, ella se termina de tumbar, los dos boca abajo, el sobre ella, los enormes pechos de ella aplastados contra la mesa, la polla de él todavía goteando aplastada contra las nalgas de ella, la mesa cubierta de saliva y semen, los dos riendo…
-y ahora…¿hablamos de negocios bonita? – susurra Harry a la oreja de Olivia………

-capítulo 4-
En una ciudad cualquiera
Harry llega al club de campo, quiere hablar con la clienta de la aseguradora, según su amiga Olivia la víctima del robo no quiere denunciar el robo por motivos personales, por eso reclaman sus servicios.
Al llegar se dirige a la zona de Hípica, al llegar ve a una mujer practicando montada sobre un caballo negro, da vueltas a un circulo sola. Harry la mira bien, sabe que es una millonaria finlandesa y poco más.
Al llegar la mujer le ve y para de cabalgar, desmonta y se dirige a Harry. Es una mujer muy alta, al quitarse el casco ve que tiene el pelo muy corto, es rubia, lleva unos pantalones de Hípica marrones claros que la marcan todo, al descabalgar Harry se ha fijado como sus nalgas se agitaban, como los pantalones le marcaban toda la raja del culo, al dirigirse a él ve como también le marcan el coño, no lleva ropa interior, tampoco para sus preciosos pechos caídos que los tapa solo con un polo ajustado.
-¡Puta pija! ¡debe tener locos a los empleados del club! -piensa Harry
-¡Hola! llámame Leslie –dice la mujer con acento extranjero mientras gira hacia las cuadras para dejar el
caballo.
Harry no dice nada, supone que Olivia la ha avisado, la sigue, mira su preciso culo agitarse para él, Harry se relame, nota su polla crecer.
Llegan a las cuadras, la mujer deja su caballo en su sitio, se gira hacia Harry, se quita sus guantes mientras mira a Harry de arriba abajo, ve su erección.
-¿y bien?-dice ella sonriendo.
-Soy el detective que envía la aseguradora, según me dicen no quiere que se sepa el robo.
-Pues no, no es bueno para mi imagen, no quiero que trascienda
-Está bien, dígame algo que me pueda ayudar
-Una japonesa
-¿Qué? –pregunta Harry mientras observa como los pezones de ella se la marcan en el polo
-Una japonesa, la conocí en un club de swingers, la llevé a mi apartamento, estaba bebida, abrí mi caja fuerte delante de ella y me puse mis joyas desnuda para follármela, la daba morbo decía, creo que tiene algo que ver.
-caray ¿un club de swingers?
-si ¿porque?
-bueno Leslie te veo y no creo que tengas problemas para encontrar a quien follar
La finlandesa ríe
-me gusta probar de todo y cuando la vi se me fue la cabeza
-está bien, dame detalles
-se llama Asuka o eso decía, también decía que iba todos los Martes a la una de la mad**gada
-vale –murmura Harry mientras sigue mirando los pezones marcándose en la ropa de Leslie
-ya veo que te pongo- ríe la finlandesa mientras mira la erección en los pantalones de Harry
-te m*****a
-no, como dije antes me gusta probar de todo, incluido un cuarentón gordo vicioso como tu
Harry no se siente insultado, nota que es lo que le pone, se acerca a ella, ella riendo retrocede hasta que su espalda da contra una columna de madera, Harry llega a ella, acerca su mano al cuello de ella, primero lo acaricia luego lo aprieta un poco mientras mira a la cara de la preciosa amazona, ella abre los labios y le enseña sus dientes, los aprieta, Harry también enseña los dientes, los dos gruñen, los dos ríen, ella abre la boca y saca su lengua, se la enseña a Harry, él la mira, inclina la cabeza para mirar hipnotizado su lengua, se lanza a ella, sus labios atrapan la punta de la lengua de ella, Leslie lanza un gemido mientras pone sus manos en los hombros de Harry. Harry se mete un poco la lengua de ella, sus labios saborean la lengua que ella no se mete en la boca.
De repente Harry se separa, ella suspira sin meterse la lengua, Harry se lanza al polo de ella, comienza a mamar los pezones de ella sin quitarle la ropa, ella gime y agarra la cabeza de Harry, se la aplasta contra su pecho
-más, más -murmura ella excitada
-¿esto es todo? necesito algo más fuerte –murmura ella con los ojos cerrados mientras sujeta con fuerza la cabeza de Harry
Harry se quita las manos de ella, se aparta, se incorpora, la mira, se vuelve a abalanzar sobre ella pero de repente se para, se da cuenta que hay alguien cerca, es uno de los mozos de cuadra, un joven de 18 años, se está masturbando cerca de ellos
-déjale, que disfrute, no es la primera vez -ríe ella
A Harry le da igual, se dirige a ella, la agarra la el polo y tira de el por el escote, la prenda se rompe y dos preciosos pechos grandes y caídos se agitan al aire
-¡cabrón!, que tengo que volver a casa -ríe Leslie
Harry la coge de la cintura, la da la vuelta y la aplasta contra la columna, ella se agarra a la columna y se echa su culo un poco hacia atrás. Harry acaricia los pantalones de ella, la tela ajustada le queda muy ajustada, Harry pasa un dedo por la tela, recorre la raja del culo, ella gime. Harry mete un poco un dedo, la tela se mete dentro de ella, ella gime más. El mozo se masturba más fuerte. De repente Harry agarra la tela y tira de ella, el pantalón también se rompe, deja ver el ojete de ella, Harry quiere más y rompe la tela dejando ver toda la raja del culo pero tapando el resto del culo de la amazona, le gusta ver como las nalgas se agitan en el pantalón.
Harry se desabrocha el pantalón, se lo baja dejando ver su polla erecta y sus nalgas, Leslie mira hacia atrás y se relame
-¡fóllame gordo! -grita Leslie
Harry se acerca, acerca su polla a la abertura del pantalón
-¡de golpe cabrón! -grita ella mientras cierra los ojos y aplasta su cara contra la columna
Harry embiste a la puta pija, su polla dura entra en el precioso culo de la millonaria.
-¡Hijo puta! siiiiiiiiii-grita ella
Harry saca la polla y vuelve a meterla de golpe, ella vuelve a gritar en mitad de las cuadras, Harry continua sacándola y metiéndola con fuerza, agarra con una mano la preciosa y delgada cintura de ella y con la otra mano comienza a manosear los pechos que cuelgan, los magrea, ¡son tremendos! piensa Harry.
Ella comienza a mover su cuerpo al ritmo de Harry, los dos cuerpo se agitan, de repente ella abre los ojos, mira el muchacho que se masturba cerca de ellos.
-ven aquí chico -le dice ella
El muchacho se acerca, ella se aparta de la columna, todavía con la polla de Harry follándola
-desnúdate del todo -dice ella
El obedece, se desnuda mientras Harry sigue embistiéndola. El muchacho es moreno, al quitarse deja ver un cuerpo delgado, se le marcan los pectorales, es todo lo contrario a Harry, a ella le encantan los dos, el joven acerca su polla a la Leslie, ella posa sus manos en el cuerpo del muchacho para apoyarse, comienza a mamársela mientras acaricia el pecho del chico, Harry deja de embestir y comienza follarla suavemente
-¡ay señora! -gime el muchacho
Ella sigue mamándosela, su boca llega a sus huevos para retroceder hasta la punta de la polla del joven mientras sigue notando la polla de Harry meterse y salir de su precioso culo, nota como Harry le magrea sus pezones duros, se siente en la gloria, nota como los dos machos se vuelven locos por ella
De vez en cuando ella se saca la polla de la boca
-te gusta chaval -ríe ella mientras le masturba y vuelve a metérsela en la boca, vuelve a sacársela…
-siiii señora, la quiero -dice el muchacho con los ojos cerrados
Harry y Leslie comienzan a reír, Leslie deja de reír mira al chico y se lanza a mamársela de nuevo, esta vez sujetando el precioso culo del joven, el muchacho aparta una de las manos de su culo y la sube a su pecho, le gusta que ella le acaricie todo el cuerpo. Harry saca su polla del culo de la finlandesa, comienza a masturbarse
-vamos chico, abre los ojos, y córrete a la vez que yo -le dice Harry al muchacho
El chico abre los ojos, Leslie se saca la polla de su boca, se ríe, mira al chico a los ojos, el chico mira a la señora, comienza a masturbarse delante de la cara ella
De repente Harry comienza a correrse, su semen comienza a caer en el culo de la millonaria, mientras el muchacho no aguanta más y comienza a correrse en la cara de la puta pija.
Ella se ríe mientras su cara se cubre de semen, agita su cara mientras nota como Harry extiende con sus manos su semen en su trasero, en sus pantalones y en su raja de culo, nota como Harry mete un poco de leche en su culo. Harry está exhausto, ella se incorpora y se abraza al muchacho, el muchacho la abraza, la dice que la quiere, que la adora, ella se ríe, Harry también……..
-yo también te quiero cariño-le dice la millonaria mientras sonríe a Harry. El joven está en el cielo.

-capítulo 5-
Jessica llega al club de swingers, según Harry allí podrá encontrar a la japonesa de la que sospecha la víctima del robo. Al entrar llega a una recepción triste y con poca luz, en una mesa una mujer de mediana edad y poco atractiva mira una revista. Jessica saca su acreditación.
-Perdone, vengo de una agencia de detectives, estoy investigando un caso, necesito hablar con una de sus clientas.
-pues espera a que salga, dentro no se puede m*****ar -murmura la recepcionista sin levantar la mirada
Jessica se enfada, saca un par de billetes grandes y los deja sobre la mesa
-mira que tengo prisa y es tarde -dice con impaciencia Jessica
La recepcionista levanta la mirada, mira a Jessica de arriba abajo, mira su cuerpo escultural, se muerde un labio, coge el dinero y se lo guarda.
-lo siento, no puede ser –dice la mujer volviendo a la revista
-¿perdona?
-si quieres puedes pasar como clienta
-¿qué?
-¡joder! eres sorda o que, que te desnudes y pases, pero aquí te tienes que dejas follar por
cualquiera, ¿entendido?
-solo quiero hablar ¡joder! –dice Jessica que cree que va a explotar.
-tu misma
Jessica se enfada más,
-¡en fin! -piensa- entro rápido y llevo a la japonesa a un sitio a solas y listo.
Jessica comienza a quitarse la ropa delante de la recepcionista, la mira enfadada, desnuda, su cuerpo escultura en mitad de la recepción, tira su ropa encima de la mesa.
-¿así?
-¡joder que sí!, pasa guapa-dice la mujer mirando a la diosa que tiene delante
Jessica pasa al interior, contonea su cuerpo, sus caderas, mientras la recepcionista la sigue con la mirada.
Llega a un primer cuarto, ve como dos mujeres se besan mientras un joven con barba se masturba, ni se fijan en Jessica. Jessica continúa su camino, pasa por varios cuartos. Por fin llega a un cuarto pequeño, ve una mujer de piel clara a cuatro patas, está mamándosela a un tipo gordo, al lado de él la que parece su esposa le acaricia el pecho mientras le murmura cosas al oído. La joven de piel clara se saca la polla de la boca y mira al gordo, le lanza un beso y continua mamando su polla, Jessica ha podido ver que es asiática, debe ser la que busca.
-¿Asuka? -pregunta Jessica
La asiática abre los ojos y se saca otra vez la polla, mientras sigue masturbando al hombre gira la cabeza, mira a Jessica.
-mmmmm ¿siii?
-¿puedo hablar un momento contigo?
-¡ja!, espera tu turno, este macho me tiene que dar algo en la cara ¿verdad guapo?-dice la chica mientras guiña un ojo al hombre
El hombre mira a la diosa asiática, no puede creer que una mujer así esté con él, Asuka vuelve a mamársela, no hace caso a Jessica. Jessica no se lo puede creer, normalmente la gente se la queda mirando alucinada pero esta zorra prefiere a ese gordo. Resignada se pone detrás de la japonesa, se agacha, se pone a cuatro patas también, agarra las nalgas de la chica y comienza a lamer su culo.
Asuka se saca la polla de la boca, sigue masturbando al gordo, gira su cabeza, sonríe mientras ve a Jessica perdida en su culo.
-¡joder! siii, ¡puta sigue! -grita en el cuarto
Jessica sigue lamiendo el culo, lo comienza ensalivar, abre las nalgas y escupe en su ojete, la chica grita de gusto.
-¡tú puta madre! –grita Asuka mientras sigue masturbando al hombre que mira la escena delante de él, mientras su esposa le abraza pero no mira a las jóvenes chicas, sabe que no se puede comparar a esas diosas.
De repente Jessica comienza a meter un dedo en el culo de la asiática, lubricada por su saliva comienza a meter su mano entera poco a poco, Asuka quiere gritar pero no puede, abre la boca de asombro mientras mira a los ojos al hombre y se relame.
-te dije que tengo que hablar contigo, a solas puta -dice Jessica mientras termina de meter su mano completa en el culo de la chica asiática.
El hombre no puede más, aparta la mano de la chica y comienza a masturbarse en su cara, ella le mira, él no se puede creer que una mujer así le mire con deseo, no puede más y comienza a eyacular en la cara de la japonesa.
-aaaa….¡¡¡ aghhhh!!!! -gime el hombre mientras su mujer le abraza por detrás.
-¡¡asiiii!!, dale todo amor –murmura la esposa
El semen comienza a cubrir la cara de Asuka, gotea al suelo, Jessica mira el espectáculo sin sacar su mano del culo de la chica, Asuka se centra en disfrutar de la leche que inunda su cara, se relame. De repente la esposa se separa de su marido, se pone a cuatro patas, besa a Asuka, juega con la leche de su marido, besa a la asiática que la corresponde con cariño, se besan como si fueran novias, la diosa japonesa y la mujer cincuentona, el semen rebosa de sus labios, el hombre observa la escena, no se lo puede creer, adora a su mujer.
De repente en el cuarto aparece la recepcionista, desnuda, con un arnés con dildo puesto en su cintura
-te dije que cualquiera, cariño -dice la recepcionista riendo.
Jessica todavía a cuatro patas y con su mano dentro de Asuka mira a la mujer
-¡No, espera!- grita asustada Jessica
Pero es tarde, la mujer se abalanza sobre ella, Jessica saca la mano del culo de Asuka, la asiática grita
-¡puta, aghhh! -grita Asuka
La mano de Jessica está lubrica de Asuka, intenta girarse pero la recepcionista ya está metiéndola el dildo a cuatro patas sobre ella, se folla a Jessica que hace que se resiste, pero la mujer nota que Jessica se deja.
La mujer monta a Jessica, lo hace con fuerza, su polla de plástico entra en Jessica, ella se estremece como si la follara un semental de revista, mientras el hombre que ya se ha corrido y está sin fuerzas mira la escena, su esposa y la japonesa con su leche en los labios se tumban de lado abrazadas mientras ven la montada, Jessica mira a Asuka mientras se la folla la recepcionista, Jessica disfruta como esa mujer vulgar se la folla sin miramientos, comienza a agitar su cuerpo al ritmo de la mujer vulgar.
-así buena chica -dice la recepcionista
-¿te gusta? –sigue la recepcionista
Jessica no responde, está en trance
La mujer da un azote a las nalgas de Jessica, ella despierta del trance asustada
-¿qué si te gusta joder? –insiste la mujer
-siiiiiiii -gime Jessica humillada, no se puede creer que le guste tanto,
-claro que si –ríe la mujer vulgar
De repente la mujer grita en dirección a la entrada del cuarto
-¡chicos, chicas, zorra nueva venid!
-¡no espera! -dice Jessica con los ojos cerrados pero moviendo sus cuerpo perfecto para la mujer vulgar.
Poco a poco llega gente al cuarto, Jessica abre los ojos y ve como varios hombres se masturban junto a ella, como varias mujeres mayores se acarician sus pechos mirándola.
Jessica no lo entiende, ella, una mujer que siempre domina a los demás, que tiene a quien quiere, que sabe cómo todas y todos la admiran nada más verla, que sabe que hombres y mujeres fantasean con ella nada más conocerla, ahora se ve ahí a cuatro patas rodeada de gente vulgar, es la puta de esa gente, gente que nunca soñarían en tocar a mujeres como ella y Asuka, …..le gusta ¡joderrrr!!
La recepcionista saca su polla de plástico de Jessica, un hombre delgado y poco atractivo la releva, comienza a montar a Jessica, ella mira hacia atrás y ve al hombre, le hace un gesto de asentir, el hombre que no se lo puede creer se la folla, mete su pequeña polla en el culo perfecto de Jessica, el hombre se inclina y comienza a magrear el cuerpo de gimnasio de ella, no se puede creer que este con una mujer tan hermosa, adora ese cuerpo tan bonito, fantasea que es su novia, se siente un hombre…..
Delante de Jessica otro hombre, un joven también poco atractivo acerca su polla a la preciosa y carnosa boca de Jessica, ella se gira y le mira, cierra los ojos y comienza mamar, el joven grita.
-¡Diosss! siiii
El hombre delgado que folla el culo de la diosa también grita.
-¡joder sii! –grita mientas embiste a Jessica
Otros tres hombres de mediana edad se colocan a los lados, se masturban, no aguantan a esperar a su turno, comienza a eyacular en los costados de Jessica, su semen cae sobre su espalda, sobre sus nalgas, sobre su precioso pelo, uno de ellos quita la goma que sujeta la coleta de Jessica, su pelo se suelta y cae a un lado, esta preciosa, el hombre tira la goma y eyacula en el pelo de ella, ella sigue mamando, poniendo culo, el semen recorre todo su cuerpo y gotea al suelo.
Una mujer joven y con gafas se acerca y comienza a lamer el semen que han vertido en la espalda de Jessica, otra mujer de mediana edad y tetona se acerca, se agacha y comienza a mamar los duros pezones de Jessica a los cuales también llega el semen de los machos, se incorpora y acerca sus labios a la chica de gafas, se besan sobre la espalda de Jessica. El hombre que monta a Jessica saca su polla del culo y comienza a correrse en las nalgas de ella, el joven al que Jessica mama su polla se aparta, saca la polla de su preciosa boca, acerca su cara a la cara de Jessica, la besa en la mejilla, la besa en la frente.
-¡te quiero!-le dice el desconocido
Jessica, medio ida, en éxtasis total, mira a los ojos al joven
-yo también te quiero, amor-le susurra al desconocido
El joven entra en éxtasis también, sueña que es verdad, que esa diosa le quiere, comienza a masturbarse con fuerza delante de la cara de Jessica, comienza a correrse en la cara de ella, ella exhausta deja que se corra, nota todo su cuerpo cubriéndose de semen de todos esos desconocidos, cree que no puede más pero otro hombre mayor pero de cuerpo escultural se pone delante de ella, cree que se va a masturbar delante de su cara pero se gira, se agacha y pone su culo en la cara de Jessica, su culo es redondo y perfecto, medio ida Jessica comienza a lamer el ojete del hombre, el hombre excitado comienza a gemir en voz muy alta, Jessica se excita y pone sus dos manos en el culo del macho, se sujeta en él, lo abre más, mete su lengua todo lo que puede, el hombre a cuatro patas se masturba, comienza a eyacular en el suelo, Jessica continua comiendo su culo hasta que el hombre se cae a un lado, Jessica cae también hacia un lado, al suelo, su cara cae sobre la corrida del hombre al que acaba de comer el culo, a su costado la chica de gafas y la tetona están tumbadas junto a ella, el resto de machos y Asuka también están tumbados en el suelo, la recepcionista ha vuelto a su puesto. El suelo del cuarto está cubierto de semen, la habitación huele a sexo, a machos, a putas en celo…. Jessica se siente en el cielo.
La gente comienza a levantarse, mareada, a medida que se levantan se dirigen a Jessica y la dan un beso en la mejilla, con gesto dulce, es su rito para dar la gracias por el cariño recibido, la última es Asuka, besa a Jessica y se dispone a irse. Jessica tumbada en el suelo, con la mejilla en un charco de semen, con más semen cubriendo todo su cuerpo, su culo ardiendo de gusto, sus pezones goteando de leche, su preciosa melena cubierta de color blanco, extiende su mano todavía lubricada de sacarla del culo de la asiática, agarra el tobillo de Asuka…
-te dije que tenía que hablar contigo…………..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.