El sexo de las Hadas

Había sido una encerrona de mi amigo y su novia. Habían acordado encontrarse como si no estuvieran saliendo, y ella traería a una amiga para mi. Consistía en hacer ver que ella le gustaba a mi amigo y se enrollaban y la amiga quedaba para mi.

Así pasamos la tarde juntos, con ellos dos haciendo ver que se estaban conociendo y gustandose, y yo conociendo a la otra chica.

La verdad es que no podía quejarme. Una chica monisima, de nariz repingona, caderas anchas, buen pecho y pelo corto y muy voluminoso.

Por algún motivo, cuando se empezó hacer de noche, acabamos en su casa, viendo peliculas de terror. Sus padres no estaban, y podíamos disponer de su casa para nosotros. Acabaamos los 4 en un sofá muy apretados. La chica en realidad tenia pánico a las películas de terror, y se estaba tapando la cara constantemente. Mi amigo y su novia no tardaron mucho en comenzar en darse el lote.

– Vosotros, hay habitaciones libres.- les dijo.- Marranos!!!

Ya estaban casi en pelotas y ninguno de nosotros dos quería asistir a su acto sexual. No lo dudaron, se levantaron, y se metieron en una habitación, de las que no tardaría en salir algún gemido.

– No me manchéis nada.- Les dijo divertida. – Voy a quitar esto, y poner algo mejor.

Sacó el DVD y puso otro de color rosa. Era un Anime de fantasía, con caballeros y preciosas hadas con poca ropa. Para entonces ya habíamos cogido mucha confianza, y nos habiamos dado el primer beso. Pero cuando comenzaron a aparecer imágenes subidas de tono, imagine que aquello acabaria de otra manera.

Era una película Hentai, de fantasía y de las duras. El protagonista, al poco de empezar, se follaba a un hada jovencisima, en lo que parecía un rito de iniciación. Se pasaron como 5min de pelicula en todo un proceso lento en el que le comia el coño. Para luego follar lo que parecieron 5 polvos con sus 5 eyaculaciones, en una autentica prueba de resistencia. Para luego probar la resistencia a no correrse cuando la hada le hacia una felación mágica.

Para entonces estabamos muy calientes, y ya le acariciaba los pechos.

Aprobeché mi oportunidad, cuando otra Hada le hizo pasar por el mismo proceso de aprendizaje y cuando comenzó a comerle coño le solté.

– Si quieres, te hago lo mismo.

– No creo que puedas.

– Como que no? Puedo comerlo igual de bien.

Ella comenzó a reírse, mientras se subía la falda y dejaba al descubierto sus blancos muslos. Luego cogió el mando, se lo puso entre las pierna, si lo apreto contra su coño, dejando al descubierto sus blancas bragitas. Me estaba volviendo loco, podía intuir un coño carnoso al que le gustaba la marcha.

– No lo digo por eso. Es por que no creo que seas capaz de hacer esto.- Empezó a avanzar la cinta. – Yo no soy un Hada, soy una princesa.

Mientras avanzaba la película, se veían escenas, en el que el protagonista, tenia sexo con otras hadas. Con cada una hacia algo diferente, pero con todas tenia sexo oral, la cosa se puso muy caliente, cuando con dos tubo sexo anal. Fue solo un momento, pero se vio claramente. Ella me mantuvo alejado mientras llegaba donde quería, mientras me enseñaba ese carnoso coño siendo apretado con el mando.

Llego por fin a la escena que parecía final, donde el protagonista se encontraba a solas con la princesa, a solas en una habitación dorada. Tras un dialogo muy corto, el tio se deslizó entre sus piernas, y comenzó a comerselo. Ella, en respuesta, comenzó a brillar con una luz dorada, como si esa luz fuera sus orgasmos.

Lo imite. Metí mi cabeza entre sus muslos, y empecé a morder el coño por encima de las bragitas. Erá fantástico, era grande carnoso, y muy húmedo.

En el video, el protagonista metía la lengua dentro de la princesa, que cada vez brillaba más. Yo le fui quitando las bragitas, para hacer lo mismo, meter mi lengua dentro.

La verdad es que era una película muy larga, llevaba un rato muy largo comiéndoselo, la chica estaba cada vez mas cómoda, disfrutando de lo que le hacia. Yo miraba de reojo la pelicula, para ver si pasaban a otra cosa más divertida para mi, pero lo único que veía, era la luz dorada cada vez más intensa. La chica se diría que también brillaba gracias a los orgasmos que le provocaba yo.

En un momento dado, empezó a sonar una música, miré y eran los creditos del final. La pelicula había terminado, la chica también. En la parte más excitante de mi trabajo, mientras ella oprimia mi cabeza contra su coño y me chafaba con sus muslos blancos, mientras se corría una y otra vez, la pelicula habia terminado. Me aparté de ella.

– Eso es todo? – Le pregunté.

– Si.- Dijo ella sonriendo, mientras recuperaba el aliento.- Tenia que comérselo para deshacer el hechizo. Por eso brillaba.

– Me has tomado el pelo.

Ella no podía dejar de reírse, pero al mismo tiempo, se estaba quitando la ropa. Cogió el mando, y retrocedió la película.

– No lo has visto, estabas demasiado entretenido, pero cuando he avanzado la película, ha salido una escena en la que la primera hada le da el poder de deshacer el hechizo.

– ¿Y como se lo dá?

Me sentó en el sofá, y se metió mi poya en la boca.

– Tiene que correrse tres veces con esa hada después de un ritual. – dijo sacandosela.- Tres veces, dentro de ella en cada uno de los orificios.

Volvió a metersela en la boca…

– Exactamente me refería a que no serias capaz de hacer esto conmigo. Lo otro era solo para divertirme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.