El secreto de mi hermana

Mi hermana y yo eramos muy unidos, tanto que nunca nos veian separados el uno del otro, hasta que un dia todo cambio.
Era fin de semana, nos estabamos arreglando para irnos el fin de semana con nuestra abuela, ya estando ahi, miramos tele en la tarde y en la noche la abuela nos llamo para cenar, terminando de cenar, nos fuimos al cuarto, la casa de mi abuela solo tenia 2 cuartos, con lo que mi hermana y yo dormiamos en el mismo cuarto, esa noche nos pusimos a platicar hasta que en un momento de silencio ella me pregunto algo que me había dejado sin habla.
-¿Porqué ya no te has tocado ultimamente?
Yo no supe que decir, a si que ella dijo.
-Hace tiempo que no te he visto hacerlo.
No lo podía creer, mi hermana me habia estado espiando cuando yo me hacía una chaqueta.
-¿Se siente rico?
Yo con un sonido extraño, dije que si, luego ella me pregunto algo que no había esperado.
-¿Te podrias tocar para mi?
Yo anodadado le dije.
-Eres mi hermana, no puedo hacer eso
Ella se me quedaba mirando, rogandome con esos ojitos tan lindos que ella tiene, hasta que yo le dije.
-Pero no digas nada ok?
-Lo juro.-dijo ella.
Me baje el cierre y baje mis boxers, ella miraba detenidamente, lo saque y empece, no lo podia creer, mi propia hermana me estaba viendo hacerme una chaqueta, luego ella pregunto.
-¿Se siente rico?
Yo gozando de lo lindo pero a la vez nervioso porque nos cacharan le dije que si, me pare para que ella lo notara mejor, cerre los ojos y me imagine como ella me lo chupaba, que se deleitaba con mis bolas y engullia mi miembro tal como en una pelicula porno, luego abri los ojos y no pude creer lo que estaba pasando, mi hermana se puso mi verga en su boca, pero creo que noto lo que habia hecho y se fue a la cama.
No pude dormir esa noche, todo me dio vueltas, mi hermana habia puesto mi verga en su boca por un instante, me hubiera gustado que continuara, pero en fin, al siguiente dia nos desviamos las miradas, no hablamos en todo el dia hasta el atardecer cuando nuestra abuela nos dijo que le ayudaramos en la limpieza, acabada la limpieza nos fuimos a ver tele, nos quedamos viendo hasta noche cuando nuestra abuela nos regaño y pidio que nos fueramos al cuarto ya, ya en el cuarto los dos nos fuimos directamente a dormir, pero yo no podia, todavia seguia pensando en lo de anoche, asi que empece a jalarmela, imagine como ella se despertaba y cojiamos como locos, como se tragaba mi verga, como se comia toda mi leche, abri los ojos y ella se me quedaba viendo, no se cuanto, pero se que ella estaba fingiendo dormir, en eso ella me beso, me quede atonito, empezo a besarme y a bajar poco a poco, agarro mi miembro con sus manos suaves, me sentia en las nubes, mi hermana me estaba dando una puñeta, acariciaba la cabeza, jugaba con mis bolas, que bien se sentia aquello, pero creo que ya no pudo mas, al meterlo en su boca, pude sentir su lengua juguetear, lo hacia inocentemente, me miraba a veces con esos ojitos cafes claros, se deleitaba con el, lo lamia de arriba abajo, no resistimos las ganas, ella se quito la ropa y me dejo ver su cuerpo, esos senos redonditos, no tan grandes ni pequeños, regreso a mi verga y empezo a lamer los jugos que salian de ella, luego se acosto y yo encima de ella empece a rozar mi pene en su panochita, sentia la humedad de su ser, sentia como me pedia que entrara en ella, asi que lo hice, lentamente, ella me abrazo para resistir el dolor, mientras que yo estaba fascinado por la sensacion de estar dentro de ella, finalmente ella pidio que empezara a moverme, lentamente le fui haciendo el amor, eramos mas unidos que nunca, desde esa noche todo cambiaria, ella y yo cojimos casi toda la noche, me vine en sus hermosos pechos.
Al dia siguiente tuvimos que regresar a casa, ya no dormiriamos juntos, pero ella y yo nos despertabamos a media noche para ir a nuestros cuartos y cojer hasta el amanecer, a veces nuestros padres salen a pasear y cojemos en su recamara, a veces ella se mete en la ducha cuando yo estoy, a veces cuando nuestra madre no nos ve ella empieza a darme unas ricas mamadas, dia y noche no paramos, nos amamos y asi sera por siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.