Doña Chela 2 BBWMX

El día de mi primera vez con una mujer fue el que les conté en mi relato anterior, fue algo que perduro en mi mente hasta estos días, y creo que me ah marcado para siempre, el haber estado con una mujer muy madura a mis 16 años, hizo que mi dedicación y devoción por las mujeres maduras se hiciera mas firme en mi.

Luego de ese día con Doña Chela, me dio como un poco de pena y creo que hasta le rehuía y no me asomaba mas por la azotea para mirarla lavar la ropa y evitaba que me enviaran a su casa, claro que eso fue solo un día o dos, por que pensé que quizás estuviera enojada conmigo, pero después que me paso esa cruda moral, comencé a buscar la manera de acercarme de nuevo a ella.

No iba a ser difícil encontrarla de nuevo, ya que ella era asidua visitante a mi casa y era mi vecina de al lado, durante las noches
siguientes me masturbe cuantas veces pude solo recordando la cogida que le di a Doña Chela.

Un día al salir de casa la encontré en la calle, y me saludo.

-Hola mijo buenos días como estas?
-Muy bien Doña Chela , conteste

Un saludo como si no hubiera pasado nada nunca, me sentí un poco decepcionado pero a la vez también me sentí mas tranquilo. Como ustedes saben yo estudiaba en esa época en una ciudad cercana a mi pueblo e iba durante los días de la semana a la ciudad y al fin de semana casi siempre el viernes por la noche me regresaba a mi pueblo. El viernes siguiente llegué a mi pueblo por la noche y como siempre bajándome del bus, me dirigí a casa con mi maleta al hombro, llegando a casa encontré que todo estaba apagado, toque en mi casa, entre, y no había nadie al parecer habían salido, en eso escuche tocar la puerta, al salir me encontré con Doña Chela.

-Mijo tus papas se fueron al rancho ahí te dejaron las llaves de un coche para que los alcances allá, (mi padre guardaba sus autos en una huerta propiedad de Doña Chela y Don Miguel),
-Gracias Doña Chela, ahora mismo me voy para el rancho aunque la verdad estoy bien cansado (yo no quería ir al rancho a aburrirme )

Entonces Doña Chela mirándome me dijo.

-Pues no vayas mijo, además ya es noche, por que no les llamas por teléfono y les dices que ya no te vas, que mejor los alcanzas mañana?
-Si Doña Chela, creo que eso haré les voy a llamar al rancho y mejor mañana me voy.

Doña Chela se despidió y se fue, dejándome solo la imagen de ella en la mente, sus mismos vestidos que le cubren todo el cuerpo, pero bajo ellos esas hermosas chiches tan grandes como dos sandias y esa dos nalgas mas grandes aun. La vi alejarse meneando su enorme cola, sabiendo quizás que yo la estaba mirando. Llame a mis padres les dije lo que pasaba y también que a la mañana siguiente estaría con ellos en el rancho. Colgué el teléfono y me puse a ver la televisión aburrido, no hallaba un pretexto para aparecerme por la casa de Doña Chela, o hacerla venir a mi casa e intentar algo con ella, además recordaba lo que me había advertido, que nunca mas se dejaría coger de nuevo.

No paso ni media hora cuando tocaron la puerta, salí a abrir y era uno de los hijos de Doña Chela, avisándome que su mama me mandaba hablar, me emocione e inmediatamente salí de la casa pensado que quizás ella me llamaba para lo que yo estaba deseando, cogérmela de nuevo.

Pero no era para eso, la encontré preocupada cuando llegue a su casa.

-Mijito quiero pedirle un favor, que vaya con Miguel y le diga que le acaba de llamar su hermano de México que se comunique con el
urgentemente, y no quiero mandar uno de los niños por que ya esta oscuro y me da miedo que les pase algo, me hace el favor mijito?
-Claro Doña Chela.

Así que salí de casa de Doña Chela y me fui al billar de Don Miguel, ahí lo encontré como siempre bebiendo su mezcal.

-Don Miguel, que manda decir Doña Chela que le hablo su hermano de México que es urgente que se comunique.

Don Miguel me hizo algunas preguntas, pero yo le dije que no sabia mas así que me dio las gracias y me dijo:

-Pablin hágame el favor y me cuida el billar mientras voy a la centralita a llamar por teléfono.
-Claro Don Miguel

Volteo Don Miguel y me dijo:

-Y si quiere tomate una cerveza que al cabo mi compadre no esta en el pueblo y soltó la carcajada.

Así que la verdad si me tome una cerveza y no solo una, sino tres, la presión de el estudio hacia que necesitara desahogo, así que mientras cuidaba el billar ( cobrando a los que ocupaban las mesas y poniéndoles cervezas cuando las pidieran) me tomaba mi cerveza y jugaba un poco de billar. Un poco después, llega Don Miguel algo triste, diciéndome que su hermano había sufrido un accidente de transito donde la esposa de este había salido lastimada y que necesitaban ayuda. Y que pues se iba para México en ese mismo rato, así que me dijo.

-A ver Pablin, se quiere ganar unos pesos? ( mas que pregunta era orden ya que yo le había ayudado en el billar ya varias veces), pues se queda hasta las 9 que se cierra el billar, me los hecha a todos para afuera y le lleva el dinero y las llaves del billar a Chela. Se puede encargar?
-Si Don Miguel yo me encargo

La verdad el encargo me gustaba ya que me podía divertir con mis amigos del pueblo gratis. Así que sabiendo que Don Miguel ya no regresaría pues me tome otras cervezas hasta que dieron las 9, un poco mas tarde eche a todos para afuera y cerré el lugar, puse los candados y me fui a la casa. Me fui directo a mi casa, pero al buscar las llaves de mi casa recordé que cuando me mando llamar Doña Chela había salido tan rápido que las olvide por ahí dentro de casa

Así que me fui a la casa de Doña Chela.

-Doña Chela buenas noches, aquí le traigo las llaves del billar, me las encargo Don Miguel que se iba para México.
-Si gracias mijo, ahí déjelas, pero mire como viene?, se puso a tomar cerveza eh?, no le digo mijo que malas costumbres? Su madre se va a enojar mejor váyase a dormir para que amanezca bien.
-Si Doña Chela, ya me voy a dormir, pero antes, me permite brincarme la pared a mi casa?, es que me deje las llaves adentro de la casa y no puedo entrar.

Doña Chela se echo a reír, diciéndome.

-Hay mijito tan tonto, como se le ocurre dejarse las llaves olvidadas, mejor cuélgueselas como yo al cuello mire?, al tiempo que se palmeaba las chiches.
-Bueno si quiere brínquese la pared ándele, y luego se busca las llaves y se viene a cenar.

Eso me gusto mas, así que rápidamente me fui al fondo de la propiedad de Doña Chela, y usando mi agilidad juvenil, me brinque la barda entrando a mi casa, tomando las llaves y regresando de inmediato a casa de Doña Chela.

-Ya regrese Doña Chela…
-Si mijo pásele acá a la cocina, siéntese ándele ahora le doy de cenar.
-Gracia Doña Chela, dije sentándome en la pequeña mesa de la cocina

Yo miraba a Doña Chela de espalda mientras ella cocinaba, su gran nalgatorio moviéndose mientras ella iba de un lado a otro, el recuerdo de haber estado entre esas piernotas y la imaginación del olor de esa mujer al tener sus orgasmos, todo eso hizo que mi verga reaccionara inmediatamente, poniéndose dura y abultando bajo mi pantalón.

-A ver mijo, cene mientras yo acuesto a los chiquillos, ahora vengo para acompañarlo a terminar de cenar. Si necesita algo , ahí usted sabe donde están las cosas.

Diciendo esto, se retiro a acostar a sus hijos, yo me pare y abrí el refrigerador y encontré una cerveza así que me la lleve a la mesa y me la tome con mi cena. En unos minutos regreso Doña Chela, quitándose el delantal, se sentó frente a mi en la mesa, mirándome sonriendo de una manera normal, como si nunca hubiera pasado lo que paso entre nosotros. Continué cenado hasta que me
dijo ella.

-Oiga mijo, no vaya a agarrar el vicio de la borrachera, ya ve como es Miguel cuando se pone borracho,
-No Doña Chela yo solo me tomo una cerveza para el calor además no todos los que tomamos reaccionamos igual que Don Miguel.
-Si mijo pero usted tiene apenas 16 años, estas rejoven mijo para andar tomando, dicho esto me tomo de una mejilla y me dio un apretón.

Yo solo sonreí y le dije.

-Si Doña Chela pero yo no tomo así de seguido, solo de vez en cuando.

A lo que ella contesto poniéndose de pie de la mesa.

-Esta bien mijo, yo se que tu si comprendes lo que es un borracho, así que termine de cenar para lavar los trastos.
-Gracias Doña Chela y termine de cenar.

Cuando termine de cenar, me pare de la mesa, dispuesto a irme a mi casa,

-Bueno Doña Chela gracias por la cena estuvo muy rica, ya me voy a mi casa.
-Ta bien mijo, que bueno que le gusto la cena, pero que va a hacer a su casa?..si no hay nadie, mejor póngase a ver la tele un rato en mi cuarto ándele, yo ahorita voy para allá.

Sin decir nada me fui al cuarto de Doña Chela, esperanzado por sus palabras, de que esa noche me la iba a coger de nuevo. Llegue al cuarto de Doña Chela, me senté en el pequeño sofá, encendí la televisión y me dispuse a verla, después de un rato, escuche que llegaba Doña Chela, yo con el sopor de las cervezas tomadas me había quedado un poco dormido, así que me desperté cuando ella entro al cuarto.

Ella sonriendo entro y me dijo.

-Oiga mijo a ver hoy se va a quedar a dormir aquí, su casa es muy grande y solo no esta bien que se quede allá,

Yo asentí con la cabeza sin moverme de donde estaba, la vi entrar al cuartito aledaño y la escuche arreglar la cama, y desde ahí me llamo diciendo.

-A ver mijo su cama esta lista, ahora si ya vengase a acostar.
-Gracias Doña Chela, respondí yo.

Dirigiéndome al pequeño cuarto, entre y estaba ella de pie junto a la camita extendiendo las sabanas, le dio unas palmadas a la cama y
dijo.

-A ver mijo acuéstese, diciendo esto, salió del cuarto

Escuche como se movían cosas en el otro cuarto, de puntitas me asome por entre la cortina, y alcance a ver como Doña Chela, se sacaba el vestido, lo sacaba por sobre su cabeza, quedando solo en ese enorme brasier que a duras penas le contenía sus enormes chiches, y en un medio fondo que apenas le llegaba arriba de la rodillas, dibujándose sus enormes calzones y la forma de sus nalgas, se quito entonces el medio fondo, agachándose para recogerlo del piso, entonces vi de nuevo ese enorme culo, que se hizo mas grande cuando se empino a recoger el fondo del piso, vi sus nalgotas y alcance a ver la mata negra de pelos de su vagina, sus piernas gordas pero con una forma femenina inconfundible. Mi verga estaba ya mas dura y parada que nada, apenas contenida por mi boxer, entonces vi como se soltaba su brasier y con una agilidad sorprendente se lo quito dejado libres esas chiches que me habían dado de mamar aquella noche, ahora las veía en su esplendor grandes, y blancos con esas aureolas enormes oscuros y ese pezón como punta de dedo, gordito rico.

Doña Chela se puso la bata y se abrocho solo un par de botones, se dirigió al espejo y se soltó el pelo, se dio unas cepilladas y así
sin mas, apago la luz y se metió a su cama, yo desconsolado me regrese a mi cama a masturbarme y a dormir. No había pasado media hora cuando cuando sonó el teléfono, escuche cuando Doña Chela contestaba.

Hizo varias preguntas a la persona que le llamo luego colgó el teléfono, la escuche sollozar, así que desde mi cama le hable.

-Esta bien Doña Chela?, paso algo malo?
-Nada mijo, nada que urge que Miguel llegue a México, su cuñada se puso mas mala y su hermano lo necesita.

Yo le conteste.

-Don Miguel no debe tardar en llegar a México Doña Chela se fue desde hace mas de dos horas.
-Si mijo pero me preocupa, dijo Doña Chela con la vos entrecortada.

En eso vi que la cortina se abría y entraba Doña Chela, con su bata blanca la vi acercarse y sollozando se sentó en la orilla de mi cama.

-Hay mijo, no se que vaya a pasar, me da mucho pendiente la verdad, pobre de mi cuñada

Yo me senté en la cama y poniéndole una mano en la pierna sobre la bata, le dije

-No se apure Doña Chela ya vera que todo se arregla,

No tenia mas que decirle, no sabia como mas consolarla.

-Si mijo yo se que si que todo se arregla, pero mientras uno acá en este pueblo sin saber nada.
-No se preocupe Doña Chela ya vera que si pasa algo la llaman por teléfono..

Ella sonriendo un poco me miro y me dijo.

-Si verdad mijo?, bueno mejor nos dormimos a ver si mañana todo esta mejor verdad mijo?
-Si Doña Chela, ya vera que mañana todo esta mejor.

En eso Doña Chela hizo ademán de levantarse de mi cama, y yo no quite mi mano de su pierna, entonces me miro y me dijo.

-Oiga mijo y si me quedo aquí con usted no le m*****a?
-No Doña Chela, como me va a m*****ar, acuéstese aquí, le dije levantando la manta y señalándole el lugar junto a mi.

Ella sonrió y acomodándose se acostó junto de mi, cubriéndose con la manta.

-Oiga mijo, usted también ya acuéstese.Me dijo jalándome del brazo

Me acosté junto a ella, que estaba ahora acostada de lado de frente a mi, me acosté de costado también pero de frente a ella yo la sentía respirar un poco agitado y aprovechando lo que acababa de pasar, me acerque y le di un beso en la boca diciéndole

-No se apure Doña Chela, todo se va a arreglar.

Ella sonrió y me dijo, si mijo yo se que se va a arreglar. Se quedo en silencio un momento y luego me dijo.

-Oiga mijo, de verdad no le m*****a que me acueste aquí con usted?
-No Doña Chela no me m*****a
-A bueno mijo esta bien.
-Oiga mijo, y quiere que me quite la bata? O es que ahora no me quiere meter mano?

Diciendo esto levanto la cobija y desabotonando la bata se la abrió mostrándome sus chiches, yo sin mas, me apodere de una y comencé a besarle con fuerza, de inmediato at**** con mi boca su pezón y lo comencé a lamer y a succionar, haciéndolo crecer de inmediato, Doña Chela solo gemía despacio y me abrazaba, de inmediato levanto su pierna y me la echo encima de las mías juntando su cuerpo con el mío y haciendo movimientos de empujón con su cola, como pidiendo que se la cogieran.

-Hay mijito, como tenia ganas que me mamara las chiches de nuevo, y yo pensé que no quería mamármelas mas

Yo apenas podía contestar, así que sacándome la chiche de la boca le dije.

-Pero Doña Chela, sus chiches me encantan.
-Entonces mijo, por que ya no vino después de ese día?
-Doña Chela, es que usted me dijo que ya no me iba dejar que me la cogiera
-No mijo ya no quiero que me coja por que eso es pecado, pero si quiere meterme mano pues esta bien, eso si lo dejo hacerme.

Deslice mi mano directo a sus nalgas, metiendola por debajo del enorme calzón, sintiendo la forma de esa enorme masa de carne algo flácida pero aun con una forma excitante, manosee su cola cuanto quise, recorriendo con mi mano su tremenda nalga dejando que mis dedos se metieran entre sus dos nalgas, mientras seguía empecinado mamando de su pezón sentía los brazos de Doña Chela apretándome contra ella y dejándome manosearla.

Su pierna me tenia rodeado y la subía y la bajaba a lo largo de mi pierna, mientras yo seguía mamando su chiche y manoseando su nalga.

-Mijo, quíteme los calzones por que con tanto jaloneo me los va a romper.

Diciendo esto, ella misma hizo el movimiento de levantar su cuerpo, quitándose los calzones, quedando entonces solo en la bata, pero
completamente desnuda frente a mi, mirar esa mujer tan madura, con esos senos impresionantes colgando a los lados de su cuerpo, esa barriguita que me excitaba y bajo la cual comenzaba esa enorme mata de pelos negros enredados que era el
camino a su enorme panocha.

Acto seguido se abrazo a mi de nuevo, repegandome todo su cuerpo, y dejándome manosearla, mi mano iba directo a sus nalgas, le levante la pierna para subírmela a mi costado, y así poder tocar toda su pierna desde la ante rodilla, su muslo y su nalgota, mis dedos se extendían y al pasar justo por su panochita ahí me detuve, deslizando mi mano, hasta tocar sus pelitos,

Comencé a mover mis dedos sobre su panocha, que inmediatamente se puso a palpitar y a humedecerse, mis dedos se deslizaban entre los labios vaginales de Doña Chela, mis dedos llegaban a la entrada de esa hermosa vagina, donde encontré una humedad incomparable, cremosa, tibia, donde remoje mis dedos, al mismo tiempo seguía mamando esas enormes chiches, succionando de su pezón y mordiéndolo

Doña Chela solo me apretaba contra su cuerpo, cuando comenzó a bajar su mano entre nuestros cuerpos, directo a mi verga.

-Mijito, por que no se quita los calzones también?

Diciendo eso intentaba ella misma bajármelos con torpeza, así que arrodillándome en la cama, yo mismo me los baje, dejando que mi verga saliera frente a esa mujer que tendida en la cama me observaba

-Mijo, pero mire como se le pone de dura, diciendo esto al momento de atraparla con su mano, sentí el roce de esa mano rasposita de tanto trabajo duro en casa, con delicadeza pero con fuerza..comenzó a masturbarme, bajando la piel de mi verga, dejando salir la cabeza de mi verga.

Así arrodillado como estaba solo mirándola, me dejaba que Doña Chela me masturbara, así que metiendo mi mano entre sus piernas, seguí tocándola, ella cedió inmediatamente a la orden que le dio mi mano de abrir las piernas, dejándome ver desde mi posición como se le abría humead y colorada del interior. Podía ver mis dedos deslizándose entre esos hermosos labios vaginales coronados por esos pelos negros encrespados. El olor que emanaba de esa vagina era intenso, y eso hacia que me excitara aun mas.

Doña Chela fue abriendo mas y mas sus piernas mientras seguía jalándome la verga cada vez con mas prisa.

-Hay mijito, que bonita esta su verga, esta tan suave, por que no me deja sentirla de nuevo un ratito en mi pepa eh? Así por encimita mijo sin metermela si?
-Si Doña Chela eso quiero que me deje metersela de nuevo, me urge, mire nomás como me tiene con la verga parada.
-No mijo no.. no me la meta, nomás pásemela por encima de mi pepa, ándele pásemela

Levanto sus piernas y de un movimiento ella misma me acomodo entre sus piernas, y tomando de nuevo mi verga, me jalo para ponerla sobre su panochita.

-Hay mijito pues le voy a dejar que me la ponga de nuevo en la entrada para que se le moje, pero no me la meta eh mijo?
-Si Doña Chela, así me deja pasársela por su panocha?
-Si mijo así pásamela así aaaaaghhhh.. diciendo esto, comencé a pasar la punta de mi verga por entre los labios vaginales, hasta el clítoris, recorriendo con mi verga sus labios

Al llegar a la entrada de esa hermosa vagina, comencé a mojar la punta de mi verga en ese charco de líquidos que tenia ahí, apretando la cabeza de mi verga por los bordes de su entrada.

-Doña chela, me deja meterle un pedacito si?
-Mmmm , no mijo no me meta nada, nomás pásela por encima.. así papito así como la esta pasando ahora

Intente meterle la puntita de la verga, pero ella al sentir la embestida me puso la mano en el pecho, empujándome

-Oiga mijo, no sea malo, no me la vaya a meter, usted lo que quiere es cogerme verdad mijo?

Yo, comprendiendo en realidad lo que estaba pasando, le seguí la corriente al darme cuenta que ella ansiaba que me la cogiera pero quería justificarse pensando que no era infiel. Así que sin metersela seguí jugándo en la entrada la vagina de Doña Chela, y ella jadeando con la cara toda traspirada me miraba como suplicando, me tendí sobre ella y sin mas, le deje ir toda la verga hasta el fondo, mi verga se deslizo suavemente dentro de esa enorme cueva, hasta que mis testículos estaban pegando con las nalgas.
-Mijito, ya me metió la verga, mijo sáquemela, sáquemela , sa…que…..me…la…mijoo …saaaaaaaa quee me laaaaa….saqueeee… me
laaaaaaa…

En ese instante ella se apretó contra mi, sus piernas me apretaron por sobre mis nalgas con sus talones y sentí como su vagina se
contraía y la lluvia de ese orgasmo tan intenso que sabe tener Doña Chela.

-Arghhhh…. mijooooo ….. yaaaaaaa … me mojoooooo … me mojoooo…

Inundo de inmediato su panochita de líquidos que escurrían por entre los dos cuerpos, sentía claramente las contracciones que las paredes vaginales ejercían sobre mi verga levantaba el vientre conmigo encima, el orgasmo duro interminables segundos, solo se escuchaba el ronco gemido de Doña Chela y sus manos como tenazas que me jalaban a la altura de la cintura yo quede encima de ella aun con mi verga metida en su panocha y seguía con mis movimientos ahora mas rápidos,

-Si mijooo si así muévase, muévase mas ándele termine adentro ande lléname de moquitos, ándele termine papi ándele.

Diciendo esto me acariciaba mi cara con ambas manos y me daba besos en mi cara transpirada.Mis movimientos se hicieron mas rápidos y entonces sentí el clímax, mi verga arrojando mi semen dentro de Doña Chela, seguí con mis movimientos, dejando hasta lo ultimo de mi dentro de esa mujer quede exhausto tendido sobre ese enorme cuerpo, recargando mi cara en sus chiches y sintiendo que mi pené disminuía su tamaño dentro de la pepa de Doña Chela, ninguno de los decía nada en ese momento. Yo solo sentía los líquidos salir de la pepa de esta mujer y mojado mis testículos.

-Hay mijito, mire como la final me cogió de nuevo, pero esta bien mijo, total a Don Miguel ya no se le antoja nada de mi.
-A poco Don Miguel ya no se la coge Doña Chela?, le dije eso mientras me recostaba a su lado

Quedando los dos boca arriba desnudos, sudados ella subió su pierna sobre la mía y su mano tomo mi verga
flácida y así jugando con ella, me contesto.

-No mijo, Don Miguel ya no me usa, y desde ese día que usted me metió mano, pues se me calentó de nuevo la pepa mijo, y aunque no quería dejarme coger, pues al final usted termina cogiéndome

En ese momento también yo había extendido mi brazo y le estaba metiendo mano a Doña Chela en su pepa.

-Oiga mijo dígame la verdad, por que ya no regreso después de ese día eh? Yo pensé que no le gustaba dedearme
-Doña Chela, no vine por que usted dijo que no quería coger mas. además siempre esta Don Miguel aquí.
-No mijo no quería coger, pero si quería que me metiera mano, pero bueno ahora ya sabe mijito, cuando quiera meterme mano, usted nomás venga para acá que acá tiene esta mujer para usted solo, quiere? además de Miguel no se apure ya veremos como le hacemos para que no se de cuente de que usted me esta cogiendo mijo.
-Si Doña Chela si quiero, cuando yo quiera me va a dar las nalgas?
-Si mijo cuando quiera que le de las nalgas, nomás venga y arrímese y meta mano, que desde el primer día que me cogió este cuerpo nomás es para usted.

A partir de ese día, no desaprovechaba cada que podía para ir a meterle mano a Doña Chela, me la cogí en todas partes hasta en mi casa, y conforme fui conociendo mas acerca del sexo, fui iniciándola ahora yo en otros tipos de sexo, oral y anal. Pero esas partes las contare después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.