Como descubrí que soy cornudo parte 2

Mi esposa lo invitó almorzar y el acepto con todo gusto, sería cuando los niños estuvieron en el colegio antes de ir por ellos, Llego puntual al mediodía con su caja de herramientas y dentro de ella uno botella de vino, mi esposa no se vistió nada atrevida pero su cuerpo se luce bien con jeans, con vestido falda es imposible de no mirarla. Uso un vestido hasta la rodilla con un escote nada atrevido, no quería sentirse provocativa porque era un almuerzo de amigos y sólo disponían de un par de horas, ( después me confeso que estaba toda mojada con ganas de ser cojida) el habrio el vino mientras mi esposa servía los platillos comieron, platicaron, y entre risas vaciaron la botella, El la miró por un instante a los ojos y pudo ver el deseo ardiente de ser cojida de sentir su verga en ella, y sin decir ni una palabra más el la beso en los labios, ella intento poner un poco de resistencia pero su mano estaba debajo de su vestido acariciando su biscocho húmedo deseoso ya no puso más resistencia y se dejó llevar deseaba ser penetrada sentirse viva, Ella también empezó acariciar sobre su pantalón y sentir esa verga dura entre sus manos, el se puso de pie se desabrocho el pantalón dejándolo caer y por fin puedo mi esposa ver esa verga grande jugosa la tomo entre sus manos y empezó a chupar la verga, estaba tan caliente que estába teniendo su primer orgasmo sólo de mamar su verga, el la jalaba de la nuca para que se la tragara toda hasta la garganta no dejaba de mamar mientras se masturbaba acariciando su biscocho, mi esposa entretenida mandándole la verga y acariciando le los huevos y ella misma se la tragaba toda disfruta mamando la verga, el aprovecho para desvestirse completamente, la puso de pie y comenzó quitarle el vestido a mi esposa, ella sabía que era tiempo ser cojida, la colocó mirando hacia la pared y comenzó a cojeársela a penetrarla fuertemente mi esposa sentía la verga hasta el fondo de su biscocho, comenzaba gemir a sentir sus orgasmos, ella levantaba el culo hacía el para que entrara hasta lo más profundo,mi esposa se chorreaba en orgasmos mientras el seguía cogiendola con fuerza y le apretaba los pezones erectos, Mientras ella le decía ” así cógeme hazme tuya, lléname de leche ” al escuchar eso lo excitaba más y se la cojia con más fuerza, entonces mi esposa comenzó a gritarle “dame tu leche toda quiero toda tu leche ” Y el excitado gozando mi esposa le decía “te voy a dar toda la leche puta eso es lo que quieres” ” si es lo que quiero soy tu puta de dame la leche” le decía ella Y en ese momento el eyaculo disiparo toda su leche dentro de ella gimiendo y apretándole las tetas, mientras mi esposa paraba el culo para que le llegara hasta lo más profundo de su biscocho esa leche caliente abundante, moviendo el culo para recibir hasta la última gota de su leche, en ese momento se dio cuenta de que era tiempo de ir por los niños al colegio se cambió rápidamente y le pidió que hiciera el lo mismo para salir lo antes posible, él se retiró por donde vino y unos minutos después salió mi esposa. Con el bizcocho todo mojado lleno de leche, aún escurriéndole entre las piernas la leche de su amante iba ella limpiándose con los dedos en el auto y chupándoselos saboreando la leche que hace tiempo deseaba, imaginándose que rica cojida había tenido, mientras se masturbá teniendo otro orgasmo. CONTINUARÁ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.