Caliente mi suegra culona

Hace tiempo que conocí a mi suegra, casi al mes de andar con la que es ahora mi mujer, recuerdo que ella iba llegando en su carro y yo llegaba a recoger a mi novia, mi sorpresa fue cuando bajó una mujer como de unos 39 años, chaparrita y muy caderona con unos jeans pegados y una blusa pegada, comenzó a bajar unas bolsas del súper así que de inmediato me presenté, y ya saben empecé a ganar puntos y le ayudé a meter las bolsas; desde ese día supe que ese culo sería mio algún día.
Pasó el tiempo y yo iba muy seguido a casa de mi novia, y gozaba cada momento ahí viendo ese gran culo de mi suegra pero hasta ahí quedaba yo comencé a verlo sin malicia hasta que un día en el que estábamos en la cocina platicando, al agacharse mi suegra al cajón de el refrigerador se asomo una tanga que era más que diminuta, era un hilo dental negro que de verdad era delgadititititito así que subió sus puntos y comencé a verla con más lujuria cada día.

Con el tiempo, la convivencia y el amor a mi actual mujer dejé de ver a mi suegra tan lujuriosamente pero no del todo aprovechaba cada descuido para ver si se le asomaba la tanga nuevamente; pudiendo ver en varias ocasiones varios descuidos en su mayoría hilos y tangas de encaje, pues a ella le gusta vestir muy sexy y juvenil a su edad, así que comencé a buscar la manera de poder oler una pero era muy difícil ya que siempre había gente en su casa y era prácticamente imposible; para no hacer esto muy largo un día llegó el día en el que después de la boda nos iríamos por fin a nuestra casa recién adquirida, así que me ofrecí para ayudar a mi ahora esposa a empacar cosas, ya estando en plena mudanza comencé a llevar unas cajas a la habitación de mis suegros y de pronto cual fue mi sorpresa, era casi como ver oro puro, vi un cajón con muchas muchas tanguitas, muchas que de inmediato reconocí, pero oh oh todas limpias, me hubiera encantado una usada pero no. pues tenía la costumbre de lavarlas al bañarse, y esto lo sé por lo que contaré a continuación.

Resulta que los problemas con mi suegro comenzaron a ponerse pesados, pues el es el clásico hombre de familia que no le gusta trabajar y el dinero comenzaba a escasear, ya saben con esto todos los problemas que vinieron perdida de la casa, pérdida de todo entre ello mi suegra, la cual después de un pleito nos pidió quedarse unos días en nuestra casa, de inmediato dije que sí pues era el momento para tener la oportunidad de cogérmela, así que de inmediato me ofrecí para ir a recogerla, todo el camino traje la verga parada e imaginaba como la encontraría vestida y qué le diría para insinuarme mi cabeza daba vueltas y vueltas, al fin llegué por ella y al verla sentí esa sensación de cuando te baja a presión pues traía una falda a la rodilla de tela muy ligera color blanca, unas zapatillas doradas y una blusita blanca un poco escotada, de inmediato me bajé para abrirle la puerta y no perdía vista de un pequeño descuido pero nada yo estaba a reventar con sólo sentirla cerca sentí que me venía, mi nuca estaba fría le pregunte si quería un café o ir a la casa, (yo esperaba que dijera que a la casa) y así fue me dijo entre lagrimas no mejor vámonos a la casa, ya estaba hecho todo empecé con la terapia, ya saben a hablarle bonito, decirle que valía mucho que no merecía un hombre así que no era justo, en fin una sarta de pendejadas que los hombres decimos para chingarnos a otro y bajarle a la vieja ja así que ella se explayó y decía todo, de pronto me dijo es que el ya ni me toca desde hace años, inmediatamente mi foco prendió al rojo y dije este arroz ya se coció; triste, desilusionada y necesitada de un buen pedazo de carne que le baje el antojo.

el día transcurrió pero nada de nada, por más que mandaba mis señales ya saben, empecé a hablarle de tu y decirle ya saben las clásicas “eres hermosa no te mereces eso”, “debes gozar la vida” “sólo se vive una vez aprovecha lo que se te presente” “no te quedes con el antojo de nada” pero ella nada más no soltaba prenda, me acercaba y ella sólo seguía hablando, entonces empecé a confundirme dije en mis adentros ja “ah cabrón esta pendeja no está agarrando el p**o o se me anda haciendo pendeja” total que ya como a las 5 horas me dio un poco de hueva y me fui a hacer la reglamentaria chaqueta al baño.

Al poco rato volví a prenderme y al llegar a la sala lo primero que veo es un culo sentado de lado en el sillón sin las zapatillas , como lo oyen mi suegra estaba ahí con un “descuido” su falda levantada y dejaba ver una tanga amarilla diminuta entonces me puse bien tieso de nuevo y me senté a hacerme pendejo para seguir viendo ella se movía y no sé si se hacia pendeja o de verdad no se daba cuenta que traía una nalga afuera, entonces empecé a ver que era medio calienta huevos y tenía unas nalgas deliciosas super aguadas y celulíticas así que retomé fuerzas y mi plan; de pronto se paró al baño y aproveché para tomar una zapatilla y olerla (me encanta eso) mi pene empezó a sacar líquido seminal como loco, de pronto vi que tenía una taza de café así que me saque la verga y le pasé la verga por todos lados embarrándola, al regresar me dijo huy y ni ropa me traje, yo de inmediato le dije no te preocupes ahorita compramos algo “superman al res**te, como chingados no” me dijo que no que no me haría gastar ya saben el clásico “no suegrita, todo para que se sienta cómoda” así que le dije que iba rápido al cajero y regresaba por ella; pero ni madre no iba al cajero me fui a comprar ropita pues no me iba arriesgar a que se comprara unos calzonzotes de abuela por estar ahí, al contrario la quería sexy y cómoda ja así que entré a un malla y le escogí la ropa más chiquita que encontré al pagar me dije “¿oye pendejo con qué crees que va a dormir?” ya me imaginaba a mi vieja dándole un pants y no ni madre yo la quería ahí sexy y muy puta, así que me valió madre gastar lo que fuera, regresé y compré un camisón de esos brillositos y flojitos blanco con florecitas rosas un poco cortito, no mamen ya me hacía yo oliendo esos calzoncitos con una mano en la verga o mejor aún quitándoselos con los dientes y viéndola pasearse en camisoncito uff anduve bien tieso todo ese tiempo entonces regresé a la casa en chinga fantaseando que me modelaría o alguna mamada así pero ya saben que regularmente la fantasía de los pinches calientes como yo, difiere mucho de la realidad ja.

Total que llegué a la casa en chinga y le dije que me disculpara que la veía muy decaída así que mejor la dejé descansar y que le había comprado un poco de ropa y productos de aseo, que esperaba no le incomodara; ella al contrario, me dijo que era muy lindo así que abrió al bolsa y miró dentro sin hacer comentario alguno, transcurrió el resto del día normal y nada de nada, ella se apendejó en la tele y yo en jalármela todo el día ja.

Empecé a cuestionarme que chingados había hecho mal por que esta peneja no se aventaba a mis brazos pidiendo una buen a pitiza ja dieron las 8 y llegó mi vieja todo el plan estaba frustrado ya no tocaría siquiera esas nalgas pero bueno al menos me consolaba que la vería vestir ese pequeño camisón, así que cenamos y ella comentó que yo era “tan lindo” y yo por dentro decía (lindo es mi pene en tu boca perra); platicamos un ratito y nos fuimos a dormir, esa noche la pasé pensando en como se vería con el camisón o con las tanguitas y de pronto un rayo cayó del cielo iluminando toda mi lujuria, dije ahuevo. por que no cogérsela dormida.

La noche comenzó a pasar y mi vieja ya dormida con cualquier movimiento que yo hacía se despertaba y dije no mames ahora si de verdad estoy jodido. y se me ocurrió darles unas pastillas para dormir así las dos dormirían sin problema alguno y mi verga entraría de igual manera en todos sus orificios ja Obvio esa noche era imposible todo, en primera por que no tenía pastillas para eso y en segunda por que no las iba a levantar para cenar así que esperé al otro día fantaseando toda esa noche con lo que haría, mi lujuriosa cabeza empezó a trabajar y pensé en meterle la verga a una por el culo y luego regresar a metérsela en la boca a otra y viceversa, pensé en meterles cosas por el culo en chupar los pies de mi suegra, huy en fin todo depravación esa noche hasta que quedé dormido.

Al día siguiente dejé a mi esposa en su trabajo y regresé a duchárme a la casa, me asomé discretamente al cuarto en el que mi Suegra dormía y todo era normal sólo tenía una pierna destapada hasta la rodilla pero bueno con eso yo ya estaba bien listo para una chaqueta ja, me duché y se me ocurrió tomarme el día en el trabajo, empecé a idear que si mi suegra estaba dormida podía vestirla como sea o hacerle lo que fuera así que primero fui a comprar unas medias blancas y una minifalda de cuadritos, todo un atuendo de putita para ponérselo y poder metérsela a mi gusto, pasé con mi doctor para decirle que no podía dormir que si me mandaba unas pastillas para dormir que no importaba que me conbrará más por la consulta, guiñándole el ojo, él de inmediato comprendió el mensaje y me dijo “ah claro ya se lo que necesitas”, le pedí que me diera las más fuertes. Ya tenía la ropa, la pastilla, a mi suegra en casa ahora sólo esperaría a la cena para ponerles la pastilla y cumplir mi fantasía, ahora la cuestión era cómo dárselas empecé a pensar que tal vez mi suegra tenía alguna parecida en su pastillero y la podía cambiar, pero al fijarme no habrá nada parecido así que se me ocurrió que podía triturarla y ponérselas en algún platillo, se me ocurrió un pan, así que le marqué a mi esposa para ver cual se le antojaba y a mi suegra igual le pregunté, compré el pan y llegué a la casa a moler las pastillas y a ponérselas a los panes. total que para cuando llegó mi esposa yo ya estaba listo con su pan preparado y su leche je

Todo muy normal ellas cenaban y yo me hacía el cansado en la recámara mientras buscaba los calzoncitos sucios de mi suegra o ver cuales traía puestos. pero oh decepción pues me di cuenta que los había lavado al bañarse, ni hablar al rato tendría mi premio. al regresar, las dos bostezaban sin parar así que les sugerí irnos a dormir por que ya era tarde, ja ellas de inmediato dijeron que sí mi esposa nos dio las buenas noches y en cuestión de 5 minutos estaba acostada roncando; mi suegra acomodaba cosas en el cuarto y yo ya la quería BIEN DORMIDA así que le dije que si no quería una pastilla naturista para relajarse por que la veía muy acelerada ( ja si como no), me dijo que no, pero le dije que se la tomará y que al otro día me decía si le había funcionado total que se la di sin problema y se la tomo. me fui al baño y al regresar ella ya estaba con todo apagado tapada y dormida, esperé como 30 minutos más mientras sacaba todo lo que había comprado, así esperaría a que hicieran bien efecto las pastillas, me acosté un rato más para estar bien seguro que no despertarían, primero le puse una mano a mi esposa en el ojo, y ella ni en cuenta prendí y apagué la luz y nada ella estaba ida, si ella estaba así con una mi suegra andaba pero en la luna así que me salí de la cama en silencio y caminé lentamente a la habitación en la que mi suegra dormía empecé a meter mi mano lentamente por las cobijas y temía por tocarla pues que tal si de pronto despertaba o que se yo, pero después de el primer contacto de mi mano con su muslo ya no había miedo ni pena empecé a sobarme la verga y la voltearla lentamente pues yo quería su culo, me costó un poco pues lo hice lo más lento que pude para evitar que se diera cuenta, metí mi cabeza bajo las cobijas y empecé a chupar sus piernas hasta bajar a sus pies y chuparlos como un enfermo ja, me animé por fin a llegar a sus nalgas le puse un dedo entre ellas y lo olí fue el mejor aroma que he olido de un culo hasta ahora, jalé su tanga a un lado y con una mano abrí más esas nalgas y metí mi lengua, de pronto recordé que mi mujer estaba dormida también así que se me ocurrió regresar con ella meterle la verga en la boca y ya que se la dejara babeada, regresar a meterla al culo de mi suegra, pero antes, la vestí como putita, como pude le metí las medias, medió le puse la faldita y zapatillas y le dejé la tanga de las que le había comprado a medios muslos con el culito parado esperándome, fui a lubricar mi pene en la boca de mi mujer y regresé lo metí poco a poco hasta que estuvo adentro entre esas nalgas que eran mi perdición, de verdad que tan sólo de recordarlo ahora me excito, acabé como rayo dentro de su culo me levanté y me puse a pensar en lo que había hecho, increíblemente como en 3 minutos yo ya quería metérselo de nuevo pero primero fui y se lo metí a mi mujer por el culo como 5 minutos, después regresé con mi otra putita (mi suegra) y le metí los dedos por todos lados me dí cuenta que estaba depilada así que me comí su vagina como 10 minutos mientras mis dedos jugaban en su culo, me la cogí así como 5 horas por todos lados acabé en su culo, en su vagina, en su boca, en sus pies, la vestí la desvestí le hice todo hasta que me cansé, cuando ya estaba cansado tomé una toallita húmeda y le limpié el culo pero el semen no dejaba de escurrir, me preocupé pues que tal si se daba cuenta así que fui por una jeringa y se la metí por el ano para poder extraer todo mi semen de su culo cuando ya no escurría le puse su camisón nuevamente le dí un besito en la pompi y en la boca, le dí las gracias y me fui a dormir, me dormí como en 1 minuto con una enorme satisfacción; al día siguiente todo amaneció normal, otro día en el que fui a dejar a mi mujer a su trabajo regresé y mi suegra seguía dormida, y no me esperé a que despertara pero si me masturbe como dos veces viéndola desde la puerta, al hablarle en la tarde le pregunté que cómo había dormido y me agradeció por la pastilla me dijo que si le daba otra ja, y le dije que yo encantado. ahora mi plan era acostarla junto a mi mujer y ponerles la cara de una en el culo de otra, pero ya no pude por que al otro día mi suegro fue a pedirle que la disculpara y se regresara, pero un día de estos será estoy seguro.

espero les haya gustado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.