Calentando pollas por vicio

No hay cosa que me guste mas que calentarle la polla a los tios y dejar que se la sacudan pensando en mi.
Que me gusta follar con desconocidos no es ningún secreto, de echo, 2 de cada 3 tios que me follan son completos desconocidos que no he visto en mi vida y con los que nunca he cruzado ni un simple “hola”.
En mis noches donde mi coño suplica macho salgo siempre a buscar rabo y siempre acabo siendo montada por alguien, pero esta vez me encuentro con alguien que me rompe la estadística y me deja con las ganas.
Hace un par de noches salí como siempre a dar una vuelta por los parques de la zona, con mis pantalones rotos por la parte del coño, esta vez estaba bastante caliente, asi que cualquier candidato me servía. después de como 40 minutos dando vueltas encontré a mi “víctima” Un chico de unos 30 y pico sacando a un perrito bastante feo y peludo en solitario, miré de un lado a otro y perfecto, el parque estaba vacío.
Mi truco favorito para calentar a un hombre es orinar delante de el fingiendo que no me doy cuenta que está ahi, dejando mi culo al descubierto, es un truco que nunca falla, de echo, ya tuve un folla amigo que siempre me pedía mear delante de el y muchas veces antes de que acabase se ponía tan cachondo que me la metía a lo loco mientras mi orina salpicaba por todas partes y salía a gran presión a cada pollazo, pero eso ya lo contaré en otra historia…
La cosa es que ahi estaba yo, a cuclillas, meando bien abierta de piernas mal escondida al lado de un matorral, y ahí estaba él, mirándome, dejando de liarse el cigarro que tenia en las manos e ignorando a su perro.Agarré un cleenex para limpiarme y al confirmar que seguía mirando y había caído en mi trampa me subí los pantalones y me senté dejando las piernas abiertas y exponiendo mi coño. Al ver que yo le miraba se giró rápido, supongo que por miedo a que yo le recriminase algo,pero de vez en cuando miraba de reojo y con disimulo, ni siquiera se alejaba, lo que me decía que me quería montar, ya ponia sentir palpitaciones en mi coño, lo que queria decir que ya estaba preparado para la guerra, así que simplemente llamé la atención del chico con un simple :”hola” y una sonrisa con cara de perra sumisa, nervioso y confundido me saludó y se acercó poco a poco mirando de lado a lado como asegurandose que no fuese una broma o no hubiese gente cerca…
No decía nada mas, solo miraba con los ojos bien abiertos como me acariciaba el coño mojadisimo …El chico la verdad es que era bastante feo, lo que aun me ponía mas cachonda, no me gusta follar con guapos, se preocupan mas por mirarse su propio cuerpo que el mio, los feos follan muy bien y lo disfrutan mas. Después de 4 o 5 minutos se animó a acercarse un poco mas y a sacarse la polla por la bragueta, la tenía ya tan dura que le salió disparada, se la tocaba suave y despacio, empezó a sonreírme nervioso, tenía una polla bastante decente y mucho pelo púbico, me abrí mas de piernas y le dije : “Quieres?”
Dicho esto empezó a sacudirse la polla violentamente y a asentir acercandose, respiraba muy fuerte por la boca y hacía ruido con el repique de sus huevos al sacudirsela, me incliné un poco de lado para agarrar un condón de la mochilita que suelo llevar mientras el seguía de rodillas delante mío pajeándose y jadeando, cuando me dispuse a abrir el condon para ponérselo yo misma sin previo aviso empezó a gemir acercó rápido su polla a mi coño y empezó a correrse a borbotones, salpicando mis muslos y derramándolo todo en mi coño… No supe que decir, me pilló de sorpresa totalmente, me dejó agarrarle la polla y esparcirme con ella su “regalo”, se reía con satisfacción y soplaba alucinado, le hice un gesto de quererle dar el condón para que se lo pusiera y le pedi: ” dame mas” .Agarró el condón e hizo algo que no esperaba para nada, me dijo :” No puedo mas, lo siento” Su polla ya estaba flacida, se guardó el condón y cuando me dí cuanta ya estaba de pie frente a mí con el rabo guardado, me preguntó si solia ir por allí y le contesté que no solia hacerlo, le dije que estaba muy caliente, no podía permitir que se fuese y me dejase así, me explico que era tarde y que tenia que trabajar, que le habia encantado y que si quería su numero para quedar, yo le dije que no, que lo que queria era que me follase en ese momento, no en otro, y como con “pena” se acercó diciendome : “que putita eres” arrastró con dos dedos su leche y me los metió dentro 4 veces. Eso es lo único que me llevé de el, 4 penetraciones de sus dedos impregnados de semen.
Se fué dejándome ahi caliente, y sorprendida, por primera vez a la que habían utilizado era a mi, fuí buscando a alguien cualquiera para follarmelo y si te he visto no me acuerdo y resulta que el tio feo lo hizo conmigo, peor aun, ni siquiera me la metió, me marcó con su semen y se fué.
Que hiciese eso me puso tan cachonda que me quedé un rato mas masturbándome y metiéndome los dedos como desesperada, quería que volviese, ahora era suya, estaba impregnada de el y le pertenecía, pero no lo hizo…
He vuelto las dos noches siguientes para encontrármelo sin suerte, y volveré a intentarlo de nuevo alguna vez mas, pero no para que me folle, si no para que vuelva a hacerme lo mismo, que me marque y me deje suplicándole rabo. La sensación de pertenecerle me encantó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.