izmir escort bursa escort izmir bayan escort istanbul escort antalya escort izmir escort bayan izmir escort bursa escort bursa escort kızlar istanbul escort bayan gaziantep escort istanbul escort istanbul escort kızlar

Blanca la fiel viuda nalgona 2

Después de un sueño profundo, para reponer energías, se levanto y pudo darse cuenta por la ventana que ya era de noche, aun tenia esa sensación, se moría de ganas por volver a tenerla, así que se levanto y fue directamente hacia la sala, en donde se encontraba el centro de su deseo, pudo ver la tele encendida, avanzo un poco mas para ver esas enormes y abultadas nalgas.
Edgar: Blanquita, como se encuentra.
Blanca: pues estoy muy decepcionada, yo coloque esos anuncios y ve ya a que hora son y nadie a marcado, ademas he revisado la linea del teléfono varias veces, pero mañana hago mas anuncios y los voy a pegar en las escuelas, alguien debe de haber.
Edgar: Usted dijo que si nadie marcaba el día de hoy, yo me podría quedar, o no es eso lo que usted dijo.
Blanca: Pues si, pero tienes que entender que una mujer sola y un hombre que no es de su familia no es bien visto que vivan juntos.
Edgar: Bien entonces, en este momento me voy, espero que encuentre a alguien que le ayude.
Blanca: No espera, necesito que me ayudes por lo menos hoy.
No podía creer lo que le había dicho, estaba que ya no se contenía, pero si quería que ella fuera solamente suya tenia que tener la cabeza fría, así que no dijo nada y fue por todas sus cosas, en unos momentos el ya estaba cerca de la puerta.
Blanca: No espera, espera, no voy a poner ningún anuncio, puedes quedarte el tiempo que se te antoje.
Edgar: Lo siento, usted no me da garantía de nada, lo mejor es que me vaya.
Blanca: ¿Garantía?
Edgar: Si vera usted si esta diciendo la verdad póngalo por escrito y lo firmamos los 2.
Blanca: esta bien, esta bien, ve a dejar tus cosas y ahorita que bajes lo vemos.
Así fue como el plan ya estaba funcionando, la había obligado a decidir, no mas bien la obligo a tomar la decisión que el quería, ahora no podría retractarse. cuando bajo vio una hoja de libreta en la mesa con algunas palabras, la tomo y la leyó.
Yo Blanca Torres, le permito al joven —— que podrá vivir en esta casa el tiempo que desee.
Edgar: Esto no sirve blanca, haber deme un momento.
Subio y con su laptop comenzo a escribir.

Fecha: XX – XXX- XXXX
Yo Blanca Torres, en pleno uso de mis facultades, le permito al joven —————– la estancia en este hogar con la dirección de xxx xxx xxx por un tiempo indeterminado, no menor a un año y hacer uso de todo lo que se encuentra en este hogar (instalaciones, utensilios, alimentos, productos,incluso de mi persona para satisfacer sus necesidades fisiológicas) , sin costo alguno, aceptando y acatando sus ordenes,ya que a partir de este momento el pasara a ser el hombre de la casa y propietario de cada una de las cosas que se encuentran y habitan en ella, se le entregara una copia con todas las llaves de este hogar, pudiendo dar uso a cualquier estancia y/o modificación de que crea pertinente.
Debido a mis condiciones de salud yo le he pedido y supplicado que todas las noche entre a mi habitación a cualquier hora, para que realize las acciones pertinentes con mi persona deacuerdo a las nesesidades que surgan y que han quedado implicitamente especificadas, como se ha especificado este contrato tiene una caducidad de 1 año o mas, en caso de requerir ser renovado, no existtira ningun impedimento para el mismo, asi que yo Blanca Torres así lo deseo y no me negare a firmar la renovación del mismo que se encuentre en un plazo no mayor al vencimiento del mismo.
Firma Firma

Salio por un momento y lo imprimió en la papelería, regreso a la casa y se lo entrego a Blanca.
Blanca: pero mas de un año, no te parece mucho.
Edgar: Si no le parece, puede seguir buscando a alguien mas.
Blanca: pasar a ser el hombre de la casa y hacer uso de mi persona para satisfacer necesidades fisiológicas, como que eso no se escucha muy bien.
Edgar: Si vera entre las necesidades fisiológica se encuentran comer, a lo cual usted prepara la comida, dormir y entendera que como hombre requiero que alguien me cocine y respecto a ser el hombre de la casa, pues yo no veo a otro hombre
Blanca: a entonces como yo soy la unica mujer yo paso a ser la mujer de la casa
Edgar: me agrada que lo haya pensado de esa manera
Blanca: mmm ok si se refiere a eso por mi no hay problema, pero ser el dueño, eso si que no
Edgar: veamos si a usted le ocurre algo y tiene que ir al hospital por su medicación, con esto yo podria disponer de usted y llevarla al hospital y asegurarme de que reciba la atención nesesaria y las modificaciónes se refieren a que si usted requiere que yo este mas cerca pueda colocar una cama enfrente a la suya, mober muebles que usted no pueda, incluso en el caso de que usted no se pueda vestir, yo le ayude.
Blanca pues sí, tienes razon
Blanca firmo el documento, pero quedo con una cara de duda, a lo cual Edgar le entrego 4 copias mas y se las entrego para que las firmara, ella sin pensarlo las firmo sin problema ya sabiendo lo que tenian, se las retiro rapidamente todas y cada una una vez firmadas y las guardo muy bien en el que ahora seria su cuarto, una vez visto lo que abia logrado sonrio y miro el contrato del cual habia sacado solo una copia y los otros 2 documentos tenian otro contenido el cual Blanca desconocia completamente, bajo nuevamente a ver a Blanca.
Edgar : No se preocupe Blanquita no se va arrepentir, la voy a cuidar muy bien en las noches, tenga por seguro que voy a entrara su habitación y me asegurare de dejarla bien tapada.
Blanca: ¿que?
Edgar: Si, que voy a cuidar que no se vaya a resfriar.
Blanca: ah esta bien.
Blanca: Aun no me creo que nadie haya marcado y con lo que me costo ese anuncio.
Edgar: Ya nadie lee el periódico Blanquita.
Blanca: Bueno sera mejor que me vaya a dormir, como me recomendó el doctor.
Edgar: Si, claro, quiere que la acompañe.
Blanca: mejor cierra bien y apaga todo, en lo que yo me preparo.
Blanca subió las escaleras con un vaso de agua, — sabia que es lo que pasaría después, lo que pasaría en los siguientes días, no podía estar mas contento, asegurar un año con esa hembra de nalgas regordetas y ademas estaba hecha a su medida, de recordarlo su pene comenzó a crecer, pero debía ser prudente, aunque las ansias lo devoraban, espero en la escalera y subió lentamente, se acerco a su puerta y miro que ya se encontraba acostada con la luz apagada, estaba muriendo de calentura, pero no quería arruinarlo, fue a su cuarto, por las lamparas y la cámara que bien le había servido la ultima vez, se desnudo y antes de quitarse la ropa interior pudo ver que estaba sucia, tenia pegotes de semen y se encontraba pegada a su pene por los fluidos ya secos, estaba tan ansioso que ni recordó bañarse en el día, aun tenia el recuerdo fresco de lo ocurrido con Blanca, así que no le negaría el placer de asear esa parte de su cuerpo, aunque el sentía un poco de m*****ia por el contacto con su ropa interior,así que decidio dejarsela puesta hasta llegar con Blanca.
Una vez en su cuarto pudo verla tapada solo con una ligera sabana, la cual la cubria hasta el cuello, en el cuarto se escuchaban sus leves ronquidos, pero en esta ocación el sabia que estaba completamente indefensa.
Edgar: Buenos noches Blanquita, vine a cuidarla como usted me lo suplico
Blanca: aghhhhh
Edgar:No se preocupe, que voy a pasar toda la noche con usted y sus enormes nalgas.
Procedio a quitar esa estorbosa sabana, esta vez tenia ropa muy ligera para dormir, asi que sin ningun esfuerzo la despojo de las mismas, hasta dejarla completamente desnuda, una vez conseguido esto coloco su camara apuntando a la cabezera de la cama y la encendio.
Con el pene palpitando se acerco a su rostro.
Edgar: como lo practicamos anoche, tendras que dejarlo limpio y reluciente.
Se despojo de su ropa interior y abrio la boca de Blanca lo mas que le permitian sus dedos, subio a la cama colocando una rodilla a cada extremo de sus hombros, con los testiculos en su barbilla y el pene recargado en su nariz, separo su prepucio y con el dedo indice se limpio esa capa blanquesina que lo recubria y procedio a introducir el dedo en ambas fosas nasales de Blanca, lo mas profundo posible, girandolo y limpiandolo, una vez retiro su dedo prosedio a limpiarlo en esa boca la cual al encontrarse completamente abierta no encontro inconveniente alguno.
Procedio a introducir su pene completamente hasta chocar con los testiculos, una vez mas sentia esa calides, tomandola de la cabeza comenzo a girar su pelvis, entrando y saliendo lentamente, una vez acoplado a esa sensación procedio a sujetar la cabeza de Blanca con la alhohada completamente pegada a la cabezera y sostenida por su entrepierna, se encontraba aferrada, con mayor facilidad coloco ambas manos en la cabezera y agiliso sus embestidas, podia escuchar ese crugir una y otra vez, podia mirar claramente como su cabeza se azotaba con cada embestida, importandole poco continuo embestiendo cada vez mas fuerte y profundo, una vez sintio que terminaria se detubo completamente, en lo mas profundo de su boca, elevando la cabeza de Blanca y retardando su eyaculación, espero en esta posición hasta sentirse recuperado, continuo sacando y meiendo su pene una vez mas, sin importarle nada mas que su propio placer, cotinuo acelerando y en momentos dando fuertes golpes a su garganta sin piedad, no tardo mucho tiempo en sentir nuevamente que su semen saldria, levanto su pelvis lo mas que pudo y cargandolo de ambas orejas y bufando fuertemente se mantubo descargando su semen en su garganta, manteniendose en esta posición por unos minutos mas para segurarse que no se desperdiciara ni una gota.
Sin duda alguna sintio una exitación como nunca, su corazon estaba completamente acelerado y tenia un cansancio despues de tan dura tarea, sabiendo que tendria muchas oportunidades como esta quiso disfrutar el momento, se separo y bajo de la cama, tomo su lampara de bolsillo y la coloco a unos centimetros de la boca de blanca, la encendio y pudo ver un poco de bello pubico, y unos ligeros pegotes de semen, acerco su camara dando acercamientos en cada parte de la misma y la apago completamente, totalmente fatigado, la jalo de ambos pies dejandolos fuera de la cama y con las piernas completamente abiertas, con su cabeza en el centro de la misma, queria seguir con esa faena, pero dadas las condiciones solo procedio a colocar su alarma a las 3:00 am.
Subio a la cama y coloco su pene ahora flacido y bien lubricado nuevamente lo mas profundo posible de esa boca que le habia proporcionado tanto placer, extaciado coloco su cabeza entre las piernas abiertas, separando sus labios, se tapo con la sabana y comenzo a saborear esos labios, introduciendo su lengua lo mas profundo posible, hasta quedar completamente dormido.
Pudo escuchar el sonido de la alarma sonar, asi que la apago, retirando la sabana nuevamente, par poder ver su rostro, a lo cual solo pudo ver la barbilla y du nariz cubierta por sus testiculos completamente babeados, nuevamente su pene reacciono creciendo dentro de la boca de blanca una vez mas, repegando fuertemente su entrepierna contra su cara, manteniendo su cabeza completamente hundida en el colchon, sentia como el glande rozaba con la garganta, queria llegar lo mas hondo posible, manteniendo el contacto de sus piernas directamente con el colchon, la cabeza de blanca completamente sumergida, mientras el se mantenia jadeando, orgulloso mirando practicamente hacia el techo.
Edgar: aghh aghhr aghh
Su excitación era tal que le parecia sentir que estaba mamandolo a voluntad, podia imaginar esa lengua rodeando el tronco, como si se tratase de un caramelo, lo unico que se podia escuchar en el cuarto eran los fuertes ronquidos de Blanca en ese momento.
Blanca: Bluught Bluggght waaaaghht
Edgar: Aghh Aghhh
Cuando sintio que no podia mas solto chorro tras chorro de semen lo mas profundo que podia.
Blanca: Blooow gluuup cwluuagh
Totalmente fatigado, pudo notar como su pelvis no soportaba mas y era empujada y la cabeza de blanca salia del colchon, aunque se percato de algo que le erizo todos los bellos del cuerpo, cuando estaba a punto de separarse vio que las piernas de Blanca se estaban agitando, como si estubiera pedaleando una bicicleta.
Comprendio su gran error y no se le ocurrio mas que tomar la sabana cubriendo ambos cuerpos, por un costado giro su cuerpo dejandose caer de golpe al suelo, rapidamente se metio debajo de la cama.
Aun con la respiración agitada intento calmarse y hacer el menor ruido posible.
Blanca:couugh cooogg juaaghht
Se podia escuchar como la cama rechinaba, y pudo ver como un monton de baba con pegotes blancos y bellos ondulados caia al suelo.
Blanca: guaghh ptfff ptff
Nuevamente escupitajos acompañaron al primero, pudo ver que la cama se movia en varias ocaciones, escucho un cajon abrir y cerrar y nuevamente movimientos ocasionados por blanca, pasaron unos minuos, pero para el fue una eternidad, espero unos 15 minutos debajo de la cama sin escuchar absolutamente nada, no hubo gritos, no llamo a la policia, vaya ni siquiera se m*****o en buscarlo y armarle tremendo escandalo, aun palido del susto lentamente salio del cuarto agachado y con las piernas temblorosas.
llego a su cuarto y se sento en la cama, se puso a pensar en lo que habia pasado y se dijo a si mismo.
Edgar: Haber si o grito y no paso nada, talvez ni siquiera se dio cuenta, debe haber pensado que ronco muy fuerte y se levanto, pero entonces por que movia las piernas, no no, es imposible que no se haya dado cuenta, tocio, escupio, nesesito saber que es, con la prisa ya ni recogi nada, que suerte que no se levanto de la cama, lo unico que pudo haber visto es mi camara, ¡La camara!, ya debe estar durmiendo, asi que puedo recoger todo lo que deje y fingir que nada paso hasta que se me ocurra algo mejor.
Lentamente se acerco al cuarto y vio un bulto en la cama, era Blanca, la cual se encontraba cubierta completamente con la sabana, totalmente enrollada, como si la hubiera metido debajo de su cuerpo, en ese momento fue lo que menos le importo y empezo a recoger todas y cada una de las cosas que dejo, su ropa, lamparas, su camara y los saco de hay, tambien vio la ropa de blanca en el suelo regada, asi que aun le faltaba mucho por hacer, pero primero era guardar todo rastro de lo que paso esa noche.
Una vez en su cuarto sintiendose mas seguro, miro la camara y aun continuaba prendida, detuvo el video y lo descargo a su PC, una vez descargado lo adelanto hasta la parte en la que Blanca comenzo a moverse, veia como el se encontraba perdido viendo hacia arriba empujando fuertemente y para su sorpresa lo que se movia no fueron solo las piernas, pudo ver como sus manos que se encontraban aplastadas por sus rodillas se movian de arriba hacia abajo, despues las piernas se movian dando patadas y en el video se escuchaban sus jadeos acompañados de gritos ahogados de Blanca, se pudo ver a si mismo tirandose de la cama y el fuerte sonido de la caida.
Hasta hay sabia lo ocurrido, lo que paso despues lo mantenia temblando de miedo, pudo ver como la mano de blanca avento la manta hacia un lado para levantar su torso de golpe, como si se tratase de una pesadilla, en el video se veia claramente como levantaba su cabeza completamente despeinada, con la cara llena de babas y bellos, intendo respirar y tociendo al mismo tiempo, vio como se hizo a un lado y escupio lo mas que pudo, se mantubo escupiendo un rato y tomaba aire desesperadamente,en la camara se podia ver los gestos de la misma intentando respirar y al mismo tiempo con los ojos abriendo y cerrando, como si le pesara mantenerlos abiertos, cuando estuboa punto de cerrarlos completamente los abrio de golpe, se giro hacia la izquierda y miro que no habia nada, miro con cara de sorpresa y vio que estaba muy atras, pero el tocador siempre a estado pegado a la pared, se miro a si misma y vio que es ella la que estaba con los pies colgando dentro de la sabana, se acerco a la cabecera, abrio un cajon y tomo al parecer una blusa, se seco la cara completamente, cuando se seco el cuello, su cara de sorpresa fue aun mayor, no tenia su ropa de dormir, levanto la sabana y se vio a si misma completamente desnuda,una vez mas vio a su tocador para dejar la blusa y su mirada se quedo fija, hay estaba, un boxer completamente sucio, unas lagrimas cayeron de sus ojos y con la blusa en mano se encogio con llantos ahogados, tomo la sabana y se enredo completamente, como si se tratase de una proteccion para que nadie se le acerque, despues vio una calama total y pudo verse a si mismo recogiendo las cosas, por un momento vio que la sabana se abrio, era Blanca la cual a escondidas con sus ojos llenos de lagrimas lo veia y nuevamente se volvio a cubrir para no ser descubierta.
Edgar: maldita sea, lo sabe, lo sabe todo, debo de hacer algo, bien la puedo chantajear con los papeles que me firmo, es mas puedo hecharla de aqui, con la carta poder que me firmo sin saberlo yo puedo dejarla en la calle, no no, aun asi si me acusa de abus0 no podre hacer nada, bueno lo primero es dejar todo como estaba.
Ya sabiendo que habia sido descubierto, entro a la recamara de Blanca y lo primero que hizo fue tomar su boxer y con el limpiar los escupitajos que habia en el suelo, una vez hecho esto lo avento afuera del cuarto y junto toda la ropa de Blanca, la puso a un costado de la cama y procedio a destaparla, sintio una gran resistencia, la sabana estaba siendo jalada, pero eso ya no importaba, jalo con mas fuerza y cuando la pudo jalar un poco esta se solto de golpe cayendo al suelo, miro a Blanca que estaba hay desnuda con los ojos llenos de lagrimas, cerrados completamente, se podian ver esas arrugas que uno hace al cerrarlos con fuerza, sus manos una en cada extremo apretando el colchon con las uñas, para el era obvio lo que pasaba, pero debia continuar, asi que tomo ambas piernas y con fuerza metio el calzon, despues procigio con el pantalon de dormir y una ligera bata, para lo cual ya no tenian resistencia los brazos de Blanca, la miro vestida y se acerco a darle un beso en los labios, despues la cubrio con la sabana, dejo la ventana abierta para que se ventilara la habitación miro la bolsa de Blanca y busco en ella, hasta que encontro lo que queria, su juego de llaves,una vez con ellas, quito el cable del telefono, y cerro muy bien con ambos cerrojos la puerta principal, una vez hecho esto se dirigio a su cuarto y puso su alarma antes de las 8:00 am para poder levantarla.
Se recosto en su habitación para dormir lo poco que quedaba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Bienvenidos al sitio oficial de historias sexuales! Durante más de dos décadas, hemos sido los líderes en historias porno hardcore anal cuentos de sexo. Con un amor por todas las cosas culo, sexrelatos.com te trae la mejor anal lesbiana, grandes tetas Milf relatos, follando culo interracial, hardcore películas de doble penetración, inserciones extremas, y mucho más.